Destacado

Rusia 2019: Palacio de Catalina en SP

Nuestro cuarto día en San Petersburgo, y tercer día que hemos contratado con Peter Guide, para conocer los monumentos más importantes de la ciudad de la mano de una guía de la zona.
En esta visita debemos salir del centro de la ciudad, por ese motivo una vez más tenemos un coche a nuestra disposición para realizar las dos visitas del día. Mientras salimos de la ciudad, Anastasia nos va relatando varios puntos históricos de la ciudad y las costumbres de sus habitantes. Al mismo tiempo vamos comprobando lo grande que es San Petersburgo, y el legado de Stalin en algunos de sus edificios.


    Palacio de Catalina
Como hemos comentado vamos a realizar dos visitas, esta entrada se va a centrar en el Palacio de Catalina la Grande. El palacio esta en la ciudad de Pushkin, a unos 25 kilómetros de la ciudad de San Petersburgo. En lo que Anastasia va a por las entradas, podemos ver lo inmenso que es el complejo, esta formado por varios palacios y así como parques, declarados Patrimonio de la Humanidad.
Un poco de historia: Este palacio de verano  fue mandado a construir en 1717, cuando Catalina I de Rusia contrató al arquitecto alemán Johann-Friedrich Braunstein para construirlo. Luego la emperatriz Isabel remodeló el palacio a su gusto en 1752 haciéndolo más lujoso y utilizando más de 100 kilos de oro para dorar la fachada y las estatuas del tejado. Pero la fama del palacio llegó con Catalina II de Rusia (Catalina la Grande), la cual censuró la reformas y la imprudente extravagancia de la emperatriz Isabel. La emperatriz Catalina II contrató un arquitecto escocés, que renovó el palacio al estilo neopalladiano.
Vamos a comenzar con las visitas del interior. Antes de comenzar con la visita del interior tenemos que decir que el palacio fue saqueado por los soldados nazis durante la Segunda Guerra Mundial, muchos de los trabajadores del palacio escondieron sus objetos de gran valor en los jardines y una vez terminada la guerra pudieron recuperarlos. En la imagen inferior podemos ver la impresionante Escalinata de Honor adornada con jarrones japoneses y chinos. 
Llegamos al Gran Salón Dorado, una vez que subimos las escaleras llegamos a este impresionante salón.  Donde podemos comprobar su gran belleza, nos esperan una gran estancia rodeada de ventanas, espejos, marcos de oro, candelabros y un hermoso techo con grandes pinturas. Este salón fue la  inspiración del salón de baile de la película de Anastasia. A veces en las fotos como en el vídeo no se puede disfrutar de la maravillosa belleza de un lugar, este salón tiene mucha elegancia y deja fascinados a sus visitantes.
La siguiente sala es la Antecámara, da justo al salón de baile y contiene unas enormes estufas azules y blancas, hechas no sólo con cerámica de Holanda, sino por maestros ceramistas que fueron llevados hasta Pushkin para enseñar a los artesanos rusos.
Llegamos a la Enfilada Dorada, aquí comienza la visita de la zona norte del palacio. Una vez que pasamos de nuevo por la escalera, llegamos a un gran pasillo, la Enfilada Dorada como ya hemos comentado, es una sucesión de marcos dorados que da paso a una variedad de habitaciones, diferenciadas por su color: el comedor oficial, el comedor verde, la habitación azul, la habitación de las flores, sala de juegos, sala de los retratos o la habitación de porcelana azul.
Toda la visita esta controlada por el personal del Palacio, así como la aglomeración de visitantes por salas, todo señalado y para no estropear el suelo, nos hemos tenido que poner unas fundas a los zapatos. Ahora estamos en el Comedor, con sus sillas doradas, la cerámica de la vajilla relucía hasta límites insospechados, todo un lujo para la época.
La Sala de Juegos con una bonita mesa que contiene un hermoso tablero de ajedrez, casi todas estas habitaciones solamente se diferencia por su color y la decoración de los objetos, pero siempre esta presente el dorado.
Aunque el palacio era usado por los zares en verano, podemos ver como en todas las salas había estufas y en algunas chimeneas. Dos imágenes más abajo podemos ver un instrumento musical, el clavicordio. Este instrumento es un teclado de cuerdas, muy usado en dicha época por su gran sonido para conciertos en salas pequeñas.
Llegamos a la famosa Sala Ámbar, miles de diminutos paneles de ámbar cubren la totalidad de las paredes en tonos naranjas, rojos y amarillos, lo que permite una impresionante decoración, fue conocida como la "octava maravilla del mundo". Sin embargo, su fama no se debe sólo a esto, lo que actualmente vemos ha sido una restauración de hace unos años, en 2004 se inauguró la nueva sala, costeada principalmente con fondos alemanes, ya que fueron los que saquearon la habitación durante la Segunda Guerra Mundial. La majestuosa sala fue construida para Pedro el Grande en 1700 y estaba llena de joyas preciosas, oro y ámbar antes de ser saqueada por los nazis en 1941. Aunque los tesoros originales de la sala han estado perdidos durante muchos años, unos cazadores de tesoros dicen haber encontrado un búnker donde dicen que pueden estar escondidos dichos tesoros de la sala. En Internet podemos encontrar más hipótesis sobre la desaparición de la Sala de Ámbar. Dentro de la sala no se puede sacar foto, la foto inferior es desde otra sala.
La Sala de Ámbar
Fue un regalo del rey Federico Guillermo I de Prusia al zar ruso Pedro el Grande en 1716. Estaba compuesto por seis toneladas de resina ámbar y tardó diez años en completarse y los paneles fueron construidos con más de 100.000 piezas de ámbar que se encastraban perfectamente como un rompecabezas. En 1755, se trasladó al Palacio de Catalina, al sur de San Petersburgo. En 1941, los nazis rodearon la ciudad, que fue conocida como Leningrado durante la era soviética y saquearon la habitación y tomaron los preciosos contenidos de la ciudad prusiana del Castillo Koenigsberg. Los tesoros de la sala no se han visto desde 1945, aunque hubo piezas originales que sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial. En el año 2000 Alemania devolvió a Rusia dos piezas de decoración: un mosaico florentino y una cómoda rococó. 

En la sala inferior una vez más podemos ver una estufa, siempre la cerámica esta presente, y las paredes decoradas con pinturas donde el motivo principal son ramas, siempre esta presente la decoración dorada y por supuesto no podría faltar unos bonitos retratos, y un gran lienzo de Catalina, también nos debemos fijar en sus bonitos muebles.
Otra bonita sala de color verde, con una decoración más sencilla donde no existe la presencia del color dorado, donde podemos comprobar una vez más su vajilla de cerámica, la chimenea y la decoración que rodea dicha habitación.
Otra sala donde debemos destacar su parquet, en este palacio tanto el suelo, como lasa paredes y por sus puestos los techos están decorados con mucho gusto y material de la época de primera calidad. Una vez que terminamos la visita del interior del Palacio de Catalina la Grande, ahora toca la visita de sus impresionantes jardines.

    Jardines del Palacio de Catalina
El Palacio de Catalina la Grande esta rodeado por un inmenso jardín. Dicho jardín tiene dos partes bien diferenciadas: el más antiguo jardín tradicional de tipo parterre, a la francesa, y el posterior jardín paisajístico, de tipo inglés.
El jardín tradicional, adornado con diversas estatuas de mármol, fue proyectado en 1720 por maestros jardineros holandeses. Contiene varios lagos que recogen el agua del río Vangazi, entre ellos el lago superior. También podemos encontrar varios bonitos edificios. Paseamos por la Galería Cameron, donde tenemos unas bonitas vistas del jardín (fotos inferiores). 
El jardín paisajístico, a la inglesa se extiende al sur del anterior y su construcción se desarrolló entre los años 1760-1780, proyectado por el arquitecto Vasili Neyelov en torno a un gran estanque de forma irregular. Al fondo del lago podemos ver los baños turcos y la columna Chesma.
En la imagen inferior tenemos otro edificio que podemos encontrar en el jardín del Palacio de Catalina, es el HermitageUn bonito edificio de color celeste, blanco y dorado, donde solía haber un comedor, donde pudimos ver desde el exterior unos artilugios que permitían subir y bajar las mesas.
Luego nos dejamos lleva por sus senderos y vamos pasando por lugares con una gran belleza, esta hemos encontrado una ardilla.
Terminamos la visita y volvemos a la zona de aparcamientos, en el camino podemos ver la gran cola que hay para entrar en el palacio, por este motivo siempre es aconsejable madrugar para ser uno de los primeros en llegar y así evitar aglomeraciones de turistas. Ahora toca coger el coche para ir hacia la próxima visita, pero antes vamos a almorzar. Nos leemos.

Peter Guide. Como bien saben los que nos siguen la mayoría de nuestros viajes solemos contactar con guías locales que nos permitan conocer el país o la ciudad de una forma más directa y de primera mano por guías especializados, ya sabemos que estas pensando que este método es más caro, pero al final ahorras tiempo y conoces mejor la historia de los países y ciudades, te vas con una idea más clara de lo que has visto. Para San Petersburgo contactamos con la guía turística Ekaterina, de Peter Guide. Nuestra guía durante la estancia en la ciudad fue Anastasia. Ha sido una gran profesional y gracias a ella hemos conocido buena parte de la historia de San Petersburgo y de Rusia, como podrán comprobar en las siguientes entradas. En estos últimos meses han habilitado un canal en Youtube donde pueden seguir las noticias y la actualidad del turismo en la ciudad de San Petersburgo, el canal se llama: San Petersburgo 2020 en español.
 miércoles, 11 de septiembre de 2019

No hay comentarios