22/7/17

Después de la visita de la hacienda ponemos rumbo hacia uno de los cenotes más remoto de la península, o eso nos pareció a nosotros. A 60 kilómetros de Mérida encontramos un cenote poco visitado por los turistas, ya para llegar tiene que ser en coche, porque el transporte público lo más cercano que te deja es a 8 kilómetros, en el pueblo de Abalá.


El último tramo de la carretera es de tierra, estrecha y con barro por las últimas lluvias, al final llegamos al cenote Kankirixche. Los tres lugareños que se encontraba en el lugar, trabajadores de una zona cercana y al mismo tiempo guardianes del cenote, se quedan algo sorprendidos por nuestra visita, pero con una sonrisa nos indica la entrada y nos comenta que el precio es de 20MXN$ por persona. Hablamos de la zona y nos invitan al refrigerio que se estaban tomando, le comentamos que no, queremos sacar unas fotos y seguir ruta, ya que no espera un día algo duro, vida de turistas.



Lo bonito del cenote es que semiabierto, y lo podemos ver en una totalidad desde arriba, y no tenemos que bajar mucho para acceder, unos 15 metros por debajo de la superficie. Una vez más el color del agua nos hipnotiza, y una vez abajo ver las estalactitas, y las raíces de las plantas en busca de la vida, el agua, nos presenta una imagen bellísima.



No tenemos tiempo para un baño, ya que nos espera la visita de una zona arqueológica, pero nos permitimos el lujo de sentarnos en uno de los escalones de madera de la escalera que te permite acceder a dicho cenote para tomarnos un tiempo de […relax…], antes de tomar la ruta. Pura Vida. Nos leemos.


19/7/17

Sábado, 17 de septiembre, nos despedimos de Mérida y ponemos rumbo a un nuevo destino, dejando atrás una ciudad que nos ha sorprendido gratamente, para tener una población considerada y ser la capital del estado de Yucatán no hemos sentido nada de agobio, la gente, el alojamiento y la gastronomía ha sido de diez. Como ya hemos dicho en más de una ocasión que nuestro viaje por Yucatán no iba a ser solo para visitar zonas arqueológicas ni cenotes, ya hemos visto grutas, conventos y hoy toca una hacienda, la Hacienda de Yaxcopoil.


Primero un vídeo de la salida de Mérida, donde podemos ver la zona donde nos hemos quedado donde las mayorías de las vivienda son de una planta.


Después de una hora y veinte minutos de recorrido llegamos a la hacienda. El precio de la entrada es de 75MXN$. La Hacienda Yaxcopoil se fundó en el siglo XVII, significa “lugar de los álamos verdes”. La hacienda reúne en su historia los tres grandes periodos del Yucatán de ayer, la vida prehispánica, la colonial y el auge henequenero. La hacienda tiene una superficie con más de once mil hectáreas.




Recorremos la casa principal, sus salones, comedor, así como la cocina, una sala donde encontramos cerámicas de la época maya encontrada en zonas cercanas. Paseamos por sus patios y jardines, donde vemos la huerta, los estanques, y algunos pozos.



Salimos hacia la planta desfibradora de henequén, donde podemos la estructura de este bonito edificio que en su interior aún podemos ver la maquinaria usada en esos tiempos.



Nos acercamos a la zona de los talleres donde podemos ver su diseño neoclásico, con columnas con esculturas de mujeres representando las estaciones del año. Damos por terminada la visita pero antes paseamos por la zona de la huerta. Nos leemos.




13/7/17

Nuestra última visita del día es el pueblo de Tecoh. El nombre del pueblo se traduce como “el lugar del puma”, se piensa que fue un núcleo poblacional muy importante en la época colonial. Llegamos a la hora del almuerzo, y al ser festivo, apenas podemos ver gente en las calles y más cuando el sol aprieta que da gusto. Como era de suponer a esta hora el templo está cerrado y nos conformamos con ver su exterior.



El exconvento de Nuestra Señora de la Asunción fue terminado en 1751, dentro podemos encontrar pinturas del artista Miguel Cabrera. Está construido sobre la base de una pirámide maya.


Dicho templo está dentro de la Ruta de los Conventos, donde se visitan varios templos de la península de Yucatán. Dentro esta ruta ya hemos visto algunos como el de Acancéh y Uayma, y algunos más que veremos. Terminamos la visita y seguimos hacia Mérida. Nos leemos.




12/7/17

De regreso de los cenotes de Cuzamá decidimos parar en Acancéh, para visitar dos construcciones mayas, una pirámide y el Palacio de Estucos. El nombre de Acancéh significa “gemido de venado”, esta antigua ciudad maya llego a cubrir una superficie de unos 4 kilómetros. La entrada nos ha costado 40MXN$ por persona. Esta zona arqueológica está dentro de la Ruta Puuc (Puuc significa montículos).







Subimos hasta la pirámide de 11 metros de altura para ver los mascarones, ocho en total, modelados en estuco. Estos estucos se piensa que representan deidades. Estar delante de estos mascarones es algo inesperado, habíamos oído nombrar la zona de Acancéh por estar en la ruta Puuc, pero no esperábamos ver estas maravillosas obras.


Cuando bajamos nos dirigimos hacia el Palacio de los Estucos, que estaca por su friso de la fachada, cuyas figuras de estuco representan entidades sobrenaturales o deidades, quizá sustentando el linaje del gobernante. La primera foto de está entrada es desde lo alto de dicho Palacio, donde las iguanas corretean por sus piedras.



Desde esta zona privilegiada podemos observar parte de la iglesia, iglesia colonial del siglo XVI, donde encontramos le virgen de Guadalupe. A la hora que llegamos se encuentra cerrada, por ese motivo solamente podemos ver el exterior, y su alrededor donde observamos edificios coloniales. Nos leemos.





5/7/17

Viernes, 16 de septiembre de 2016. Salimos del hotel a las 8:15 horas hacia Cuzamá, paramos a poner gasoil, llenamos el tanque por 618,16MXN$ más propina. A las 9:32 horas llegamos a Cuzamá, la calle principal estaba cerrada porque era festivo, compramos agua y chocolatinas en una tienda y seguimos hacia nuestro destino. Después de unos 10 minutos llegamos a las oficinas.



Para el día de hoy tenemos previsto visitar tres cenotes, pero estos cenotes tienen algo diferente al resto de la península, el transporte usado para llegar a ellos. Al estar ubicados en una antigua Hacienda, terrenos dedicados al cultivo henquero, donde el producto se transportaba en unas carretillas, llamados truck y tirados por caballos, que se movían sobre unos rieles, los locales han adaptado este sistema al turismo, siendo un reclamo de clientes donde quieren probar este tipo de transporte. El recorrido es de 3 horas, se visitan tres cenotes y el precio para dos personas que es nuestro caso ha sido de 350MXN$.


Recorremos el primer tramo en truck, el segundo en motocicleta, y el tramo final volvemos a usar el truck. Todo bien organizado, así todos tienen trabajo, nos cobra un chico que está en el segundo tramo, en la zona de las motos. Recorrer este camino rodeado de árboles, maleza y alguna plantación de henequén en estos artilugios tirados por caballos, ya sea animal o mecánico, es toda una bonita experiencia.


Dejamos el primer cenote para la vuelta y comenzamos con el cenote Chacsinicché. Encontramos un hueco en la tierra que nos permite ver como las raíces de los arboles bajan en busca del agua. Otro pequeño hueco que tiene una escalera que te permite bajar hasta la primera plataforma, unos 20 metros de bajada. Que maravilla de la naturaleza tenemos antes nuestros ojos, el color azul y la transparencia del agua, así como la bóveda que tenemos encima de nuestras cabezas donde cuelga algunas raíces de los árboles, Pura Naturaleza.







Después de unos 30 minutos volvemos al camino para visitar el segundo cenote. Estamos en el Bolonchojol. Para acceder lo hacemos por un pequeño hueco donde nos espera una escalera de unos 15 metros pero mucho más empinada que la anterior, el acceso es más difícil, pero con calma vamos bajando los peldaños mientras los ojos se acostumbrando a la poca luz.




La bóveda tiene un pequeño hueco donde entra un rayo de luz, menos luz que el anterior cenote, será por este que el agua toma unos tonos de azul turquesa llegando hasta el verde esmeralda, una vez más la transparencia del agua, las raíces de los árboles y las formaciones de las piedras todo influye para que sea uno de los cenotes más hermosos que hemos visitado en Yucatán, Pura Vida. Aquí estamos unos 45 minutos nadando y disfrutando de esta naturaleza.





Volvemos al camino, ahora de regreso al punto de partida, paramos en el último cenote que por distancia sería el primero. El cenote Chelentún, otra vez el acceso es por una escalera de madera rodeada de árboles donde tenemos que buscar un hueco para comenzar a bajar los 20 metros. Es una gran cueva más oscura donde encontramos un cenote tipo túnel, donde entras por un lado del cenote y puedes salir por la otra orilla, por decirlo de una manera. No es tan bonito como los anteriores pero también tiene un encanto por las estalactitas que cuelgan de la bóveda.






De vuelta nos cruzamos con un carro que viene en sentido contrario y tenemos que bajarnos, y sacar el truck de los raíles, para que puedan seguir su camino. Esta visita nos ha permitido ver la adaptación del medio a los días actuales, donde los mayas de una cooperativa han adaptado el antiguo sistema de ganarse la vida en la Hacienda al turismo de hoy en día para seguir llevando “el pan” a casa, nos encantan este tipo de iniciativas, donde puedes ver naturaleza; selva y cenotes, y al mismo tiempo usar un transporte que se usaba muchos años atrás, que ha sido y será parte de la historia de esta tierra. Nos leemos.

1/7/17

Jueves 15 de septiembre de 2016, hoy vamos a dedicar el día a la visita de la ciudad de Mérida, después del buen desayuno en el Hotel La Piazzetta nos vamos caminando hacia la Plaza Principal (Grande) de la ciudad desde la Plaza de la Mejorada. Es la víspera del Grito de la Independencia, y eso lo notamos en el ambiente festivo, mucha seguridad y los preparativos para la noche. La capital del estado Yucatán se prepara para dicho evento, esta ciudad es tranquila y sus habitantes muy amables, no parece que aquí viven novecientos mil habitantes. Nos vamos acercando al centro, se va notando en el tráfico y en el ir y venir de la gente.


El Grito es el acto con que dio inicio la guerra de Independencia de México. Según la tradición, consistió en el llamado que el cura Miguel Hidalgo Costilla, en compañía de Ignacio Allende, Juan Aldama, hizo a sus feligreses con el fin de que desconocieran y se sublevaran en contra de la autoridad virreinal de la Nueva España en la mañana del 16 de septiembre de 1810, para lo cual tañó una de las campanas de la parroquia de Dolores, hoy municipio de Dolores Hidalgo, estado de Guanajuato.

Una vez en la plaza Principal, zona por excelencia donde se reúnen todos, vemos que se está instalando una gran escenario para la fiesta. Nos vamos a centrar en las visitas y comenzamos con la Catedral de San Idelfonso. Es la catedral más antigua de México y la primera construida en América Latina.


Diseño de tres naves con fachada renacentista fue construido en 1561, donde destaca la Puerta del Perdón, que solo se abre en fechas especiales. Su interior es más sencillo, donde en el altar mayor esta la imagen del Crucificado, conocido como el Cristo de la Unidad. Nos tomamos nuestro tiempo para ir poco a poco visitando las diferentes capillas y volver a ver el exterior sobre todo su fachada, para nosotros lo más bonito de la Catedral.



Siguiente visita el Palacio de Gobierno, ubicado en las antiguas Casas Reales de la época Colonial, encontramos este hermoso palacio construido en 1879. En su fachada encontramos una réplica de la campana de la iglesia del pueblo de Dolores, que el sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla utilizó para convocar al pueblo a una lucha que concluyó con la independencia del país. Consta de dos plantas y ocupa una superficie de 42 metros. Donde en la primera planta encontramos un maravilloso patio.


En la escalera que sube a la segunda planta encontramos las primeras pinturas murales que decoran el palacio, como en la segunda planta, que decoran los grandes pasillos, estos murales son del pintor Fernando Castro Pacheco en los cuales muestran pasajes de la vida del Estado.




La siguiente visita es la Casa de Montejo, mandada a construir por el conquistador Francisco de Montejo entre 1542 y 1549, es uno de los pocos ejemplos en el continente del estilo renacimiento conocido como plateresco. Su fachada es una hermosa y maravillosa obra como podemos observar en la foto. La entrada es gratuita y su horario es de 10 a 19 horas, y domingos de 10 a 14 horas.


En la actualidad el edificio pertenece al Banco Nacional de México, donde podemos visitar cuatro salas ambientadas en el siglo XIX y siglo XX. También podemos visitar su jardín y una pequeña tienda.



En el otro lado de la Plaza Grande o Principal encontramos el Palacio Municipal o Ayuntamiento, su color rosado nos llama la atención. En este edificio se coloca el primer reloj de la ciudad en el año 1871.


Subimos a la segunda planta donde podemos disfrutar de unas bonitas vistas de la plaza (primera foto de la entrada) y de las calles aledañas, debajo de la sombra de un hermoso pórtico.


Una vez recorrida los edificios de la Plaza Grande nos dirigimos a pie, hacia el Paseo de Montejo. Comenzamos el paseo desde el monumento a los Montejo, padre e hijo. En esta avenida podemos encontrar las principales casas antiguas de la ciudad, bancos, restaurantes, museos, tiendas y hoteles.


Las Casas Gemelas, estas dos casas son conocidas por que sus estructuras y diseños son idénticas, construidas a principios del siglo XX.


A la misma altura pero en el lado contrario hacemos una parada para tomarnos un frappe en una coqueta cafetería, y así recuperar fuerzas para seguir con nuestro paseo.


Seguimos camino hacia el Monumento de la Patria, este monumento está ubicado en una de las glorietas del paseo y donde se muestra parte de la historio del país, desde la fundación de Tenochtitlán hasta mediados del siglo XX. Muchos detalles decoran este monumento: una ceiba, escudo de Mérida, choza maya, chacmol, etc.



De regreso hacemos una parada en un centro comercial, donde visitamos su gran supermercado, siempre nos gusta hacer estas visitas para ver los productos que se comercializan. Luego volvemos al otro lado de la avenida, para buscar un transporte que nos permite llegar a la Plaza de la Mejorada, un señor nos explica como movernos en taxi por la ciudad, y nos para un taxi con taxímetro y le indica al chófer donde queremos ir. Después de darles las gracias nos subimos al taxi hasta la plaza, precio del trayecto 42 MXN$. Son cerca de las dos de la tarde, nos tomamos una cerveza en nuestra mesa preferida del hotel mirando hacia la calle, mientras unos empleados montan los puestos para la fiesta de esta noche.


El almuerzo de hoy es en uno de los restaurantes tradicionales más conocido de la ciudad, La Chaya Maya. Ubicado en una casona histórica y tradicional de la ciudad, con varios comedores que se llenan de gente durante el día para saborear su buena comida, es lugar muy visitado y es así que fuimos dos veces. La comida como el servicio es de primera, con muy buena relación calidad precio, muy recomendado. Foto del plato “Pollo Pibil”, riquísimo plato.



Después de pasar las horas de mayor calor, sobre las 17 horas subimos otra vez a la Plaza Grande para ver el ambiente previo a la fiesta, hicimos una parada en la tienda de ropa “Cuidado con el perro” donde compramos algunas prendas. Volvemos hacia la Plaza de la Mejora donde se encuentra el hotel, ya se comienza a ver ambiente, los puestos están montados y en el escenario se realizan las pruebas de sonido. La noche la pasamos viendo el espectáculo y comiendo en los puestos de la plaza la riquísima comida local. La verdad lo hemos pasado muy bien en este evento, y se acaba el día, levantarse temprano para aprovechar la fresca y visitar todo antes de las horas fuerte calor ha sido una tónica muy importante en nuestro viaje, bueno vamos a por unas cervezas más, …. Nos leemos.

INFRA

Esta página contiene información de los viajes que hemos realizado, así como diferentes lugares de nuestra isla, Gran Canaria.

This web contain information of the trips that we have realized, as well as different places of our island, Gran Canaria.

A quienes me preguntan la razón de mis viajes les contesto que sé bien de qué huyo pero ignoro lo que busco. De Michel De Montaigne

Visitantes

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

El blog en otro idioma.

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Lo más visto del mes.

Entradas más visitadas

Seguidores

Nuestras Maravillas

Nuestras Maravillas
Haz clic en la imagen para ver nuestras 12 maravillas visitadas de 21.

Recopilación de blogs de viajes:

CARPINTERÍA SANTI VEGA

CARPINTERÍA SANTI VEGA
Carpintería Santi Vega - 609 857 662 - 928 880 394