Destacado

Uluru, Australia.

Ha llegado la hora de visitar uno de los iconos de Australia, una de esas imágenes que se nos viene a la cabeza cuando nos nombran este país, hablamos de Uluru.  Ya desde el avión podemos observar esa gran llanura con esa impresionante roca de color rojizo.


La primera vez que la contemplamos nos corta la respiración, tantos documentales e imágenes y por fin podemos ver esta maravilla de la naturaleza, Uluru. Muchos dicen que es una de las imágenes más bonita de nuestro planeta, pues podemos decir que Sí, y lo mejor de todo que aún sigue sorprendiéndonos la realidad, aunque hayamos vistos muchas imágenes del lugar.


    Ayers Rock
Como bien saben la noche anterior, la habíamos pasado en el hotel Apollo Motorhome Holidays, en Melbourne. Cuando nos vamos del hotel aún no hay nadie en recepción, así que dejamos las llaves en el buzón, y nos vamos caminando hacia la Terminal 4. Volamos con la compañía aérea Jetsar, toda la facturación es automatizada, aunque tiene personal para ayudarte. Obtenemos en una de las máquinas la tarjeta de embargue, pero no podemos facturar las maletas hasta una hora antes del vuelo, así que nos vamos a desayunar. Volvemos a la zona de facturación, y hacemos la facturación de las maletas y nos dirigimos hacia la máquina donde están las cintas donde debes dejar las maletas, pero primero debes seguir las instrucción que te permite dejar las maletas en la cinta, y luego, nos dirigimos hacia el control de seguridad. Como nos habían comentado que en el aeropuerto de Ayers Rock no había donde comprar nada de comida, nos compramos uno bocadillos para el almuerzo. Nuestro vuelo sale puntual a las 9:45 horas, con una duración de unas tres horas, llegando al destino a las 12:15 horas, algunos pensará falla algo, pues no, debemos retrasar el reloj unos 30 minutos, ya que Ayers Rock y Melbourne no están en el mismo uso horario.


Durante el vuelo podemos contemplar impresionantes vistas del continente, donde predomina ese color rojo, con esos lagos de ¿...?. 



Arriba tenemos la imagen de Las Olgas (Kata Tiuta), que visitaremos mañana y debajo Uluru. Luego tenemos una imagen del pequeño aeropuerto, donde estuvimos que esperar hasta que nos recogieran a la hora prevista, por ese motivo habíamos comprado los bocadillos para poder comer algo antes de que nos recogieran, ya que no hay tiendas. 


Mientras esperamos contemplamos como vienen guías a recoger a los pasajeros, otros turistas se agolpan en el mostrador de los renta-car para retirar su coche o autocaravana de alquiler. Se nos acercan dos chicas españolas, que por lo visto no saben a que hora llega su guía, ya que no han confirmado el tour el día anterior. Una cosa debemos tener en cuenta todos los que visitamos Australia y contratamos algún servicio turístico, debemos confirmar con 24 horas de antelación. Al final le dejamos a las chicas nuestro móvil y llaman a la empresa que ha organizado el tour, y en pocos minutos lo tienen resuelto.


 Apuntes.
Tour: Hay varias opciones para poder recorrer la zona Red Centre "outback", alquilando un coche y alojándose en los pocos hoteles que existen en la zona, alquilando una autocarabana o como nosotros contratando un tour. Existen varios tipos, desde los más económicos a los más caros, nosotros usamos uno con casetas donde habían camas, aunque te puedes quedar en saco de dormir a la luz de la hoguera. Nosotros contratamos con Wayoutback Australian Safaris, lo recomendamos.


    Uluru
Jeans, que va ser nuestro guía nos recoge a las 13:55 horas. Una vez que todo el equipaje esta en el 4 x 4 nos ponemos en marcha. El grupo esta compuesto por 9 alemanes (una pareja con sus dos hijas, otra pareja con una hija y dos chicas), una pareja francesa, una pareja italiana, dos chicos japoneses (estuvieron solo una noche), dos americanos, cuatro australianos (estuvieron solo una noche) y dos ingleses (estuvieron solo una noche) y nosotros dos. Nuestro transporte es el que se encuentra a la izquierda en la imagen inferior.


Nuestra primer visita del día es el Centro Cultural y Artísticos, edificio de nueva construcción donde podemos ver y oír las historias de los nativos en pantallas multimedias.  También encontramos varias tiendas donde podemos ver o comprar arte elaboradas por los indígenas de la zona. También tenemos una pequeña cafetería y baños. No se permite sacar foto en su interior. Mientras lo visitamos podemos ver familias aborígenes. 


Nos dirigimos hacia el Parque Nacional de Uluru - Kata Tjuta, para ver de cerca "la Roca". Ya desde el 4x4 podemos ver esta impresionante "Roca". Si en foto ya impresiona, en vivo uno se queda sin palabras. Mide 3,6 km de longitud y se eleva 348 metros, y se piensa que existe al menos dos tercios hundidos bajo la tierra. En serio, fíjense, a que tiene algo especial [¡........!]


Llegamos al Base Walk, donde vamos a comenzar nuestra visita a Uluru. Aquí comienza la ruta que le pueda dar toda la vuelta a Uluru en unas 3 o 4 horas recorriendo unos 10,6 km. Nosotros vamos a recorrer una parte y ver una cueva donde podemos ver algunas pinturas aborígenes. 


El grupo se divide en dos grupos, las personas que solo están una noche se va con Jeans, el resto con una chica que nos esperaba en el aparcamiento, nosotros nos vamos por libre e igual que otra pareja italiana. Primero vistamos la cueva donde están las pinturas y luego seguimos un camino que se adentra en la roca por un pequeño cañón hasta llegar a una charca, llamada Mutijulu, donde los aborígenes dicen que habita la culebra de agua ancestral, una pena que el sol este justo de frente y las fotos no queden bien.

>


Volvemos a salir, primero caminamos hacia la izquierda y recorremos un buen tramos hasta encontramos con una pareja de españoles que estaban dando la vuelta a Uluru.  A continuación imágenes de dicho trayecto.





Es un lugar con un gran encanto, ese silencio, esos colores y esas formas de algunas rocas, no creen ustedes que la de arriba se asemeja a una ballena.


Volvemos hacia el punto de origen para recorrer el otro lado, no nos da tiempo de dar la vuelta pero podemos recorrer parte de un lado.  Algunas zonas podemos ver carteles avisando que entramos en zona sagrada, donde no se puede sacar fotos. Un aborigen esta contando la historia de su pueblo al resto del grupo, oímos como hace la llamada a un pájaro (foto que se encuentra más abajo), luego nosotros seguimos caminando.




Flora y fauna rodea a esta zona, mientras nosotros seguimos el camino a nuestro paso, hace calor pero no es tan fuerte, y las moscas, si moscas pesadas hacen su presencia, suele ser zona de muchas moscas, aunque la verdad con lo que habíamos leído pensábamos que era peor.   




Como pueden ver, se puede escalar o subir a la montaña por la zona señalizada, donde una cuerda ayuda a los turistas en su subida y bajada. Debemos tener en cuenta que para los anangu esta montaña es sagrada y tenemos que cumplir sus leyes. Aunque los anangu no le gusta que suban "la roca" y   los responsable de Parks Australia tampoco quieren, se sigue haciendo debido que los turistas lo reclaman, aún sigue abierto debido al miedo de perder visitantes si se cierran dicho camino. 




   Atardecer en Uluru
Una vez que terminamos nuestra caminata, Jeans nos recoge en el punto acordado y nos recibe con algunas frutas, que la verdad, viene muy bien para recuperar energías. Nos subimos todos al transporte y nos vamos hacia el mirador de la puesta de sol. Cuando llegamos ya hay bastante gente esperando para ver como las últimos rayos de sol incide sobre Uluru y permite ver como va cambiado el color de "la roca".


Todos los grupos han montado sus mesas, sus sillas, han sacado algo de aperitivo y han abierto champagne, todos pendientes de ver como Uluru va cambiando de color.  Aunque hay bastante gente, no es nada molesto.




Poco a poco el día termina, y nosotros saboreamos las últimos colores que nos transmite esta montaña sagrada para los aborígenes e imán para los turistas.




   Primera noche
Nos dirigimos al campamento, donde una chica ya nos tenía preparada la cena, hoy toca pasta. Cada uno selecciona la caseta donde va a pasar al noche, mientra otros prefieren quedarse en los sacos de dormir junto a la hoguera.  Luego ayudamos a preparar la mesa para cenar todos juntos. Una vez que terminamos, toca recoger y fregar la loza. Los baños están a unos minutos caminando del campamento y se comparten con el resto de los campamentos, todo esta muy limpio y en buenas condiciones. Mientras hacemos el camino para ir desde el campamento a los baños, podemos contemplar el impresionante cielo estrellado. Una vez que contemplamos las estrellas nos dirigimos hacia nuestras casetas para pasar nuestra primera noche en el outback. Nos leemos.

Por la noche aunque duermes en la caseta, te dan un saco de dormir que lo usaras durante el safari. Debes llevar una linterna, toallas, abrigo para la noche y una cantimplora o botella de agua que vas rellenando durante el safari.
 sábado, 8 de septiembre de 2018

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.

No hay comentarios