Destacado

Red Rock, Colac. Australia.

Visitamos el último pueblo de la ruta The Great Ocean Road (GOR),  como habíamos comentado en su momento hemos tenido que recortar nuestra ruta por la GOR, ya que tenemos que devolver la autocaravana antes de lo planificado. Para el día de hoy tenemos previsto la visita de Port Fairy, donde llegamos ayer a última hora, y luego una parada en Colac para visitar la Red Rock antes de llegar a Melbourne.


Nos levantamos temprano para aprovechar el día, anoche nos habíamos quedado en el camping de Big 4 Holiday Park, un camping con unas instalaciones impresionantes, una vez más nos sorprende gratamente, así como su limpieza y el servicio.




   Port Fairy
Port Fairy fue fundado en 1833, este pueblo ballenero y dedicado a la caza de foca ha pasado a ser un lugar de vacaciones, donde su ambiente marinero con edificios de areniscas y de arquitectura del siglo XIX, te permite pasar unas vacaciones relajadas y disfrutar de una buena gastronomía. 


Como era de esperar encontramos hermosas playas, donde pasear por la arena y bañarse, siempre y cuando el tiempo lo permita. Nos acercamos a una zona donde se puede dar un paseo y al mismo tiempo contemplar la naturaleza, donde hemos observado varias aves. 


Aunque hemos puesto solo imágenes de la zona de costa, podemos decir que el centro del pueblo es tan bonito como la costa, sus calles anchas, donde sus edificios le da un encanto a la ciudad, también podemos encontrar muchos y buenos restaurantes, es así que fue elegida en el 2012 la ciudad más habitable del mundo. Nos gustaría quedarnos más tiempo pero debemos comenzar el retorno a Melbourne, para devolver la autocaravana.



   Red Rock, Colac
Después de un trayecto de unas dos horas llegamos a las afueras de Colac, nos desviamos a la izquierda para coger la carretera Corangamite Lake Road.  Llegando al mirador denominado Red Rock. En la siguiente imagen vemos a Inma en uno de los miradores que permiten contemplar este bonito lugar con el Lake Corangamite al fondo y al mismo tiempo leer uno de los paneles de información.


En esta zona encontramos los volcanes más jóvenes del país, hasta el día de hoy son unos cuarenta puntos de erupción separados, y muchos de los cráteres ahora están llenos de agua. El área es la tercera llanura volcánica más grande del mundo y se estima que tiene 8.000 años de antigüedad. A lo lejos vemos el Lago Corangamite y a nuestra espaldas encontramos el Lago Colac, mucho más pequeño.



Aunque los conos no están llenos de agua la imagen sigue siendo espectacular. También podemos observar algunas granjas, estas la podemos ver desde mirador que se encuentra en la carretera que llega al Memorial Alvie War, monumento que conmemora a quienes sirvieron en la Primera Guerra Mundial.



 Apuntes.
Gastos:  Unos sándwiches para dos personas con dos cafés, precio $25.40. Taxi desde la agencia de alquiler de la autocaravana hasta el hotel en el aeropuerto, un recorrido de unos 13 minutos por un precio $19,60. Todos son precios orientativos.




   Hacia Melbourne
Ahora toca poner rumbo a Melbourne, donde vamos a devolver la autocaravana en Apollo MotoRhome Holidays. Después de un trayecto de dos horas de carretera sin contar las dos paradas, una para almorzar y otra para poner gasolina, llegamos a Apollo Motohome Holidays. Nos atiende el mismo chico y nos comenta que nos va a devolver dinero por dejar el tanque de gasolina lleno y por la devolución antes de tiempo. Después de arreglar toda la documentación nos llama a un taxi, nos despedimos y le damos las gracias, hoy esta más relajado y no le hemos puesto nervioso ;) 


El taxista nos lleva hasta la misma puerta del hotel Ibis Budget,  una noche antes Eli nos había aconsejado dicho hotel para estar más cerca del aeropuerto y mañana coger nuestro vuelo hacia el próximo destino, así que hicimos la reserva mediante la App de Booking.com. El hotel esta bastante bien muy cerca de las terminales del aeropuerto, sus habitaciones tienen un diseño práctico, limpio y sencillo, con un baño pequeño, pero práctico. Una vez alojados, salimos a reconocer el camino que nos iba a llevar al aeropuerto, después de preguntar dos veces llegamos a la terminal caminando, a unos 6 minutos de la terminal nacional, T4. Una vez  en la terminal aprovechamos para tomar un aperitivo, mientras no paramos de ver entrar y salir gente. Nos retiramos al hotel, mañana tenemos vuelo. Nos leemos.
Una de las cosas que nos sorprendió de los aeropuertos australianos, que las cintas para recoger las maletas están de en la misma sala de la salida, es decir que pueden estar tanto pasajeros que han llegado, como pasajeros que van a volar, mucha confianza dan en este sistema.
 viernes, 7 de septiembre de 2018

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.

No hay comentarios