España

Yucatán 2016: Ex-Convento de Santo Domingo.

Salimos del cenote y nos dirigimos hacia nuestro próximo destino el ex-convento y Templo de Santo Domingo, que se encuentra en la localidad de Uayma. Cogemos la carretera principal y después de unos 9,2 kilómetros giramos a la izquierda. Carreteras en buen estados y sin mucho tráfico, pasamos varias poblaciones pequeñas, donde siempre a la entrada y a la salida encontramos varios “topes”, así es como se conoce por estos lares los reductores de velocidad. Podemos saber algo más sobre carreteras en la web de Sandra Salvadó, en la siguiente entrada "Consejos para conducir por Yucatán".


En el vídeo podemos ver parte del trayecto, después de ese primer cruce recorremos unos 19 kilómetros hasta llegar a Tinum, una pequeña población donde paramos en un Abarrote (tiendas donde puedes comprar de casi todo) para comprar agua. En esta población giramos hacia la derecha y después de unos 10,1 kilómetros llegamos a Uayma. Hemos recorrido unos 39 kilómetros en unos 48 minutos. 


Llegamos a la población de Uayma, pequeño y tranquilo pueblo de origen maya, donde su atractivo principal es el Templo y ex-convento de Santo Domingo y el cenote Huayun-Ha.


No sabemos si es porque llegamos a la hora del almuerzo o que es domingo, que apenas sé ve gente, solamente unos niños que nos gritan dese lejos a la voz de "Hello, one dolar". Tenemos la suerte que el templo esta abierto. Este templo esta en nuestra lista de visitas, porque no solamente queremos ver cenotes y zonas arqueológicas, también existe una ruta para visitar los distintos monasterios, esté en particular fue creado con piedras procedentes de ruinas mayas cercanas al pueblo.


Los colores del templo son llamativos y su decoración externa, estrellas y rosas son símbolos usados. Su interior es más frío, donde se sigue jugando con los mismos símbolos anteriores, por lo que hemos leído se intento que no hubiese rastros de la influencia española.




Después de la visita caminamos por las calles del pueblo, también es conocido por sus trabajos en alfarería y hamacas. Terminamos la visita y nos dirigimos a Valladolid para almorzar en el restaurante Yerbabuena, entrada que ya hemos redactado y la puedes leer en Dormir y Comer en Valladolid.



Después de comer visitamos el convento de San Bernardino de Siena, que podemos leer en la siguiente entrada Valladolid. Nos leemos.

No hay comentarios