España

Japón 2015: Ruta Yanaka I Parte.


Comenzamos el sexto día de nuestro viaje.  Sábado, 12 de septiembre de 2015, nos hemos levantado a las 6 horas, pero esta vez ha sido de forma brusca, ya que se ha movido toda la habitación, se nos viene a la cabeza la palabra “terremoto”, enseguida nos vestimos y salimos al pasillo de la habitación. Ha dejado de temblar el edificio, pero nosotros nos mantenemos debajo del marco de la puerta, no se oye nada. Después de unos minutos decidimos bajar a recepción, estamos en la sexta planta, y preguntamos y ellos nos dicen que es normal este tipo de temblores, que los edificios están preparados. Bueno nos tranquilizamos y subimos a la habitación, nos preparamos y salimos a desayunar.

Con el susto en el cuerpo pero con el estómago lleno, nos dirigimos hacia la estación de tren de Ueno, desde allí con el JR Pass nos vamos hasta la estación Nishi – Nipori. Luego cogemos el metro la línea verde hasta Nezu, precio del ticket ¥170.



Para hoy hemos planificado comenzar el día con una caminata por Yanaka. La zona de Yanaka (谷中) es un barrio histórico que data del periodo Edo (1603-1867). Salimos de la estación de metro y nos encontramos con la calle Kototoi-dori, aquí comienza nuestra ruta a pie.


En esta calle encontramos casas tradicionales de mercaderes, con las tiendas en la planta baja y la vivienda en la parte alta. Podemos encontrar tiendas de varios tipos como de sembei, wagashi, etc.





Comenzamos a ver los primeros templos, nos paramos en el Templo Gyo-Kurin-ji, visitamos su jardín y el exterior con un pequeño cementerio en uno de los lados.



Seguimos por una estrecha calle, protegida por un muro de piedra, una zona tranquila y con un silencio  impecable solamente interrumpido por el cantar de algún pájaro.






Desembocamos a la una de las zonas de Yanaka donde encontramos muchos templos.  Aquí termina la primera parte de la narración de esta caminata. Solamente decir que los tres barrios de la zona son llamados Yanesen: Ya (Yanaka) Ne (Nezu) y Sen (Sendagi). Nos leemos.


No hay comentarios