España

Japón 2015: Palacio Imperial.

Partimos desde la estación de Nippori hasta la gran estación de Tokio, usando siempre el JR Pass. Este impresionante edificio fue inaugurado en 1914, de un estilo europeo clásico, presenta una fallada elegante rodeada de enormes rascacielos que llenan esta zona, hoy en obra.


Siempre podemos comprobar la simbiosis entre lo antiguo y lo moderno en esta ciudad. 


Nos dirigimos hacia el Palacio Imperial y sus jardines. La residencia del emperador de Japón ocupa la antigua ubicación del Edo-jô, el castillo del sogunato Tokugawa.


El palacio se puede visitar el 2 de enero y el 23 de diciembre, pero se pueden visitar los jardines imperiales pero siempre con reserva. Realizar la reserva en la web.

Llegamos a la zona donde se encuentra parte de la muralla y el foso, en ese momento coincidimos con un maratón, pero se puede caminar y sacar fotos sin problemas.


Nos dirigimos hacia la zona abierta al público que son los Jardines del Este, Kokyo Higashi Gyoen. Estos jardines se encuentran ubicados donde antiguamente estaban las defensas interiores del castillo de Edo. 

Accedemos cruzando las murallas que constituían la principal defensa de la zona, llamada “honmaru”. La entrada es gratuita, pero te dan una ficha que tienes que devolver a la salida.  



Primero tenemos un edificio que hace funciones de museo y luego un pequeño edificio de estilo tradicional (foto de arriba),  nos acercamos a la zona donde se encuentran las piedras empleadas para construir las murallas del castillo.




Paseamos por el jardín y llegamos hasta la zona donde estuvo una de las torres del castillo. Paseamos por la zona viendo diferentes estructuras.






Damos la visita por terminada y nos dirigimos hacia la estación de tren. Al salir volvemos a sacarnos más fotos en el foso con la muralla detrás. Nos leemos.

Ya lo sabemos, se nos ha quedado atrás uno de los sitios más fotografiados en Tokio, este despiste lo solventamos en una nueva visita al final del viaje a esta zona .

No hay comentarios