2/3/16

Jueves 10 de septiembre de 2015. Día 4. Nos levantamos a las 2 de la madrugada, gracias al Jet lag , no notamos que el madrugón, por este motivo y gracias a los consejos de algunos viajeros hemos aprovechado los primeros de días de nuestra estancia en el país para planificar nuestra visita al mercado de pescado de Tsukiji, para ver las famosas subastas de atunes que tantas veces hemos visto por la televisión.  La noche anterior habíamos reservado con la ayuda de los recepcionistas del hotel un taxi para la visita de hoy. Nos recogen a las 3, un taxista con guantes blanco se apea de su taxi para invitarnos a entrar al vehículo, puntualidad y modales japoneses.

El recorrido dura unos quince minutos, precio de la carrera ¥3.030. Creo que el taxista no suele hacer mucho este recorrido porque después de preguntar nos deja en la puerta contraria. Así que tenemos que caminar unos 15 minutos, algo perdido por el gran mercado, poco a poco se nos fue incorporando dos parejas más.  Entre los seis intentamos dar con el sitio donde comienza la visita, preguntamos varias veces y cada empleado del mercado nos daba indicaciones diferentes, pero al mismo tiempo veíamos el ir y venir de los empleados.


A las tres y media de la madrugada damos con la oficina, estamos en el primer grupo de 60 personas. Se forman dos grupos, un total de 120 personas pueden realizar la visita. Con nuestro chaleco de color verde que identifica al primer grupo, tenemos programada la entrada a las 5:25 horas, pues sí todo una espera de casi dos horas. Donde la gente habla entre si, desayunan, los que tienen conexión a Internet en su móvil, pues navegan y otros leen.  El segundo grupo tiene chaleco azul y entran a las 5:40 horas.



Comenzamos a salir de la oficina, varios guardas nos dirigen hacia la zona donde se va a llevar a cabo la subasta, tenemos que tener mucho cuidado con el tráfico.
Estamos en el mayor mercado de pescado del mundo donde se intercambian más de 2.000 toneladas de productos marinos cada día, siete veces más que el mercado de Rungis en Paris y once veces más que el mercado de pescado de Fulton en Nueva York. Llegamos a la zona donde se realiza la subasta. Vemos el ir y venir de los compradores, con linterna y un pincho en mano, así como los vendedores con sus libretas en mano. Estuvimos unos 25 minutos donde pudimos contemplar todo el negocio que genera el atún. No se permite salir de la zona designada ni usar flashes para tomar fotos. Entrada gratis y los domingos cerrados.








Después de la visita nos vamos a uno de los restaurantes a desayunar, por supuesto sushi. En uno de los más restaurantes más famosos de la zona la cola daba la vuelta a la esquina, al final encontramos uno que estaba bastante bien.


Luego, después de preguntar a un señor, que fue a su oficina a buscar un mapa,  nos indicó donde se encontraba la estación de tren para regresar a Ueno, caminamos un buen rato hasta dicha estación donde usamos el JR Pass para regresar. Nos leemos.



Imprimir o exportar PDF
Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

INFRA

Esta página contiene información de los viajes que hemos realizado, así como diferentes lugares de nuestra isla, Gran Canaria.

This web contain information of the trips that we have realized, as well as different places of our island, Gran Canaria.

A quienes me preguntan la razón de mis viajes les contesto que sé bien de qué huyo pero ignoro lo que busco. De Michel De Montaigne

Blog Archive

Con la tecnología de Blogger.

El blog en otro idioma.

English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Lo más visto del mes.

Entradas más visitadas

Seguidores

Nuestras Maravillas

Nuestras Maravillas
Haz clic en la imagen para ver nuestras 12 maravillas visitadas de 21.

Recopilación de blogs de viajes:

CARPINTERÍA SANTI VEGA

CARPINTERÍA SANTI VEGA
Carpintería Santi Vega - 609 857 662 - 928 880 394