España

Grecia 2013: Hacia Rodas.

Hoy nos despedimos de esta hermosa isla, aprovechamos una vez más la terraza y las vistas que nos proporciona para desayunar. Ahora nos centramos en recoger y hacer las maletas.


Cargamos las maletas en el coche y nos dirigimos hacia la agencia de alquiler, entregamos el coche y esperamos a que nos lleven al aeropuerto, ya que en el momento que habíamos alquilado el coche también habíamos concertado el desplazamiento al aeropuerto. Mientras esperamos vemos llegar la guagua (bus) que va hacia Oia. Después de unos minutos llega otra pareja de turistas, y ahora que estamos todos partimos hacia el aeropuerto. 


El aeropuerto es no muy grande, facturamos y pasamos los controles de aduana. Nuestro vuelo sale a las 11:20 horas, y nuestro destino es Atenas. Después de un vuelo tranquilo llegamos a Atenas sobre las 12:05 horas.
Nuestro vuelo hacia Rodas sale a las 16 horas, así que tenemos tiempo para almorzar. Después comer nos relajamos leyendo un libro hasta la salida de nuestro vuelo. El vuelo es tranquilo y gracias al buen tiempo podemos observar todas las islas que se encuentran en el Mar Egeo. A las 17:15 horas llegamos a Rodas. Desde el aire podemos observar que es una isla mucho más verde de las que hemos visto hasta ahora. Una vez que recogemos las maletas, nos dirigimos hacia la parada de Bus, que se encuentra a la izquierda de la salida del aeropuerto. Esta guagua (bus) nos lleva directo a la Ciudad de Rodas, el precio del billete es de 2,30€.

La primera impresión de la Ciudad de Rodas, es de ciudad medieval, como si no hubiese pasado el tiempo por algunas de estas calles. Buscamos nuestro hotel, en el hotel Attiki está muy bien ubicado, sus dueños son muy amables, después de alojarnos en nuestra habitación, decoradas con buen gusto.  Bajamos al comedor, donde la dueña nos invita a una cerveza y nos da varias recomendaciones sobre la isla.


Nos vamos a pasear y a buscar la Taverna Kostas, lugar que no habían recomendado para cenar. El servicio es impresionante, los dos camareros están todo el momento sonriendo, es lo mejor del local. La comida normal, buena pero algo más cara si la comparamos con otros restaurantes con las mismas características, pero ha merecido la pena. Luego salimos a caminar por las calles, tiendas y restaurantes ocupan la mayoría de los locales de esta zona. Paramos un rato en la plaza, el centro de la ciudad. Nos leemos. Pura Vida. Día 21 – Lunes, 23 de septiembre de 2013.-





No hay comentarios