Destacado

Vietnam y Camboya 2012: P. N. Cat Tien.

Estamos en el Parque Nacional de Cat Tien, es el parque más importante del sur de Vietnam. El parque protege una de las mayores áreas de selva húmeda tropical. En 2001 la Unesco consideró este parque Reserva natural de la Biosfera. La fauna incluye 326 especies de aves, 100 de mamíferos, 79 reptiles y 41 de anfibios.  En la foto inferior podemos ver nuestro alojamiento, cuatro habitaciones, de las cuales tres estaban ocupadas.

Después de haber recorrido ayer unos 150 km. en coche desde Ho Chi Minh, comenzamos el primer día del parque saliendo a las 8 horas en una ranchera. En ella vamos Thang, y un guía del parque, nosotros dos y en la cabina el chófer. Después de 15 minutos de camino entre arboles y cruzando un riachuelo, llegamos  a la entrada del sendero.  Por el camino encontramos algunas aves.


Nos preparamos para el camino, ajustamos los forros que nos protegen hasta las pantorrillas y ponemos un potingue que nos han dado,  tanto en el forro como en la bota, todo esto es para protegernos de las sanguijuelas.  Nos dirigimos hacia el Pantano de los Cocodrilos (Bau Sau). Nos espera un recorrido de 5 km, unos 80 minutos, por la selva, podemos comprobar nada más comenzar la gran humedad de esta selva y ya estamos empapados de sudor, y más con camisas largas, todo para protegernos de nuestras amigas, las sanguijuelas.  Nuestra primera parada es unos árboles de gran tamaño y muy antiguo.


Al final llegamos a la estación forestal que está en el pantano, y subimos al mirador. Las vistas son de gran belleza, y podemos observar a un cocodrilo negro a lo lejos. El cocodrilo siamés que se creía extinto,  puede llegar a medir unos tres metros de largo. Aquí habitan  unos treinta ejemplares gracias a un programa de recuperación. 

Los empleados del parque están retirando los  juncos que han ocupado parte del lago, así que las condiciones para observar animales no son nadas buenas, mucho ruido. Después de una hora, donde nos tomamos un té, vimos unos peces que había pescado en el pantano, una mariposa que nos hizo una visita espontanea, así como el ir y venir de los empleados en barcas, regresamos al sendero. Tenemos que decir que en esta estación se puede pernoctar, grupos máximo de cuatro personas, pero la verdad falta mucho trabajo para tener un mirador en condiciones para divisar animales, pero por algo se empieza.







En el parque hay solamente dos restaurantes, el que está cerca de la recepción y el que esta al final del campamento, cerca del gimnasio y de nuestra habitación.  Una vez más nos vamos al que está cerca de la recepción, es el que nos han aconsejado,  y a donde va más gente. Bueno almorzamos arroz con ternera y pollo, es un lugar donde mucho más no podemos pedir, pero está bien y las cervezas están frías.  Cuando terminamos de almorzar se nos acerca Thang, y nos comenta que la caminata de la tarde se suspende porque el guía está cansado, un chico de unos 19 años cansado, que bueno. Al final buscamos otro guía y salimos sobre las 14 horas.


Nos dirigimos a la zona donde se encuentra los osos negros vietnamitas, tranquilo que el área esta vallada. Podemos verlos como se desplazan en busca de comida, miden entre 1,30 y 1,90 metros de altura mientras su peso puede varias entre 100 a 200 kg. Alucinante en un momento los vemos muy cerca, gracias que esta la valla, sino…


Caminamos durante una hora por la selva, solamente caminar, árboles y plantas, bueno  a Thang se le rompe el  calzado. La verdad sea dicha este parque aún está en pañales, le falta algunas actividades más para de esta manera poder llamar a más visitantes. En la foto el embarcadero, la entrada y salida principal del parque.


Cuando regresamos a la habitación no tenemos electricidad, así estamos unas tres horas y media, bueno aprovechamos para hablar con Thang. Thang con  sesenta  y siete, es una persona con una gran energía y nos comenta la esencia de la vida, no comer carne y sonreír siempre, un gran sabio.  La verdad que este hombre desprende una gran energía y paz. 


Al final llega la electricidad, tan necesaria para poder protegernos de los mosquitos con el aire acondicionado, aunque la lagartija aún anda por aquí. Bueno el único sitio donde no había luz era nuestro alojamiento y las oficinas de los guardas. Sobre las 20:45 horas nos vamos a cenar, una vez más al sitio de siempre, esta vez rollitos, pollitos con jengibre. Igual que la noche anterior  hay una mesa grande donde están todos los guardias del parque, fuerte fiesta, comida y vino, una vez más nos quedamos sin postre, ya que la sandia es para ellos.  Nos leemos. Martes 18  de septiembre 2012, 16 Día.


Nota: El parque aún está en pañales, como he leído en algún foro, le queda mucho por recorrer para tener una buena aceptación, pero ya la base esta puesta. En un principio había pensado que fue un error elegir venir aquí, pero ahora fríamente podemos pensar que ha estado bien, no como pensábamos pero bien. También tengo que decir que hay excursiones en bicicletas y safari nocturno, que no se hizo en ninguna de las dos noches, pero no sé el motivo.

No hay comentarios