España

China 2011: Mañana en Hong Kong.

Sábado, 24 de septiembre de 2011.  Día 26. Una vez más nos levantamos a las siete y bajamos a desayunar. El desayuno (bufet) es impresionante uno de los mejores que hemos tenido en todo el viaje, frutas, tostadas, el desayuno inglés, chino, de todo. Como se nota que esta ciudad fue colonia inglesa durante unos 100 años, exactamente hasta el 1 de julio de 1997.

Una vez más podemos comprobar la excelente organización que tienen en Hong Kong. Desde el mismo hotel sale una guagua para los huéspedes que te lleva al embarcadero que te permite ir a la isla de Hong Kong, la que sale en las películas y fotos, servicio completamente gratuito. Sale cada 30 minutos y luego puedes también cogerlo de regreso. Nuestro hotel está ubicado en la península de Kowloon, también está la zona llamada Nuevos Territorios más al norte, y luego la Isla de Hong Kong, todo estas zonas pertenece a la Región Administrativa Especial de Hong Kong
Una vez que nos deja la guagua en la parada, nos bajamos y por intuición nos dirigimos hacia la derecha, con nosotros se baja otra pareja. Rodeamos un edificio, cruzamos la calle por un subterráneo, vemos a lo lejos el embarcadero. Cuando llegamos a la máquina para obtener los billetes para el ferry que nos va llevar a la isla, estaba la pareja que se bajo con nosotros de la guagua, la verdad no se por donde nos adelantaron, pero estaban ahí. Compramos el billete (HK$2,40) y nos da una moneda para pasar por el torno. Aunque corremos no nos da tiempo coger el ferry, y esperamos al siguiente, bueno es una espera de cinco minutos. Ya desde el ferry podemos comprobar lo impresionante que son los edificios de la isla de Hong Kong. En cinco minutos estamos en la otra orilla.

Nada más bajar vamos directo al punto de información del bus turístico, la de color rojo sale HK$320 y la verde HK$50, sin pensarlo nos dirigimos hacia la verde. No tiene la guía en español, solamente en inglés. Son dos líneas, H1 la primera recorre la zona oeste de la ciudad. No nos bajamos solamente contemplamos la vida de los ciudadanos y los edificios desde el segundo piso del bus.


Llegamos al punto de partida y bajamos para coger la línea H2. Nos bajamos en la parada 22, bueno un poco antes porque el chófer cuando nos vio en el piso de abajo, sobre la marcha paro y allí nos bajamos. Nos vino bien porque así caminamos un rato, podemos comprobar la cantidad de puentes peatonales que nos ayudan a cruzar las calles. Vamos en busca de la calle Wan Chai, en esta calle está ubicado un centro comercial dedicado exclusivamente a la venta de aparatos electrónicos, sobre todo ordenadores. Estuvimos un buen rato buscando dicha calle, cruzando pasos de peatones, pasando por puente elevadizos, preguntando, hasta que un chico joven nos comento donde estaba cerca de una boca de metro.  


 Hasta allí llegamos. Puedes encontrar de todo, pero al final no son esas gangas que uno esperaba, hoy en día los precios con Europa están un poco más igualados. Bueno buscamos un restaurante para comer, al final terminamos en un italiano. Comemos muy bien. Nos leemos.



No hay comentarios