Destacado

China 2011: Pingyao: I Parte.

Jueves, 8 de septiembre de 2011. Quedamos con la guía a las nueve, así que desayunamos. Nuestra visita comienza en la puerta Sur de la muralla. Pagamos la entrada y subimos hacia la torre que se encuentra en la parte superior de la puerta. La muralla tiene una altura de unos 10 metros y su longitud es superior a los 10 kilómetros. La ciudad es conocida por los chinos como la “ciudad Tortuga”, debido a que la puerta Sur y la Norte simulan la cabeza y la cola de una tortuga, respectivamente, mientras que las 2 puertas del Este y las 2 del Oeste se parecen mucho a las 4 patas de una tortuga. El día es gris, niebla o polución, no permite ver la ciudad al completo. Una vez arriba podemos comprobar sus dos pozos o fosos están fuera del recinto, paseamos un rato por la muralla y sacamos fotos.


La siguiente visita es el templo Confuciano de Wenmiao, uno de los más importantes de la ciudad donde podemos encontrar estatuas, y una antigua clase donde se examinaban los aspirantes a burócratas. Visitamos varias estancias y donde podemos comprobar algunos detalles y cultos de esta religión. Este lugar data de unos 800 años. Al salir encontramos un mural con dragones muy parecidos al de Datong, con la función de no dejar pasar los malos espíritus.



Nuestra siguiente visita es la sede del Gobierno del Condado, donde visitamos las extensas oficinas, un juzgado, una cárcel, viviendas, salas de reuniones, jardines y muchos más. Fue construido en 1346. Es una reproducción básica en miniatura del palacio del emperador. Nos llama mucho la atención los jardines el equilibrio que siempre existe en todos los rincones de esta sede, y por supuesto todos los instrumentos de torturas que hemos visto en una pequeña exposición, por no hablar de la pequeña celda de la cárcel donde podían caber unas 12 personas.



La siguiente visita es el banco más antiguo de China, Banco Rishengchang. El banco se estableció en 1823, y fue el primer banco de China. Se halla en la zona de la calle Xi Da Jie más poblada, y fue la calle Principal durante la Dinastía Qing. El emplazamiento original ocupa 2.324 metros cuadrados. En su interior podemos visitar varias estancias donde residían y trabajaban los banqueros.





Son cerca de las 12 y nos vamos almorzar. Nuestros estómagos ya están acostumbrados al horario chino, una vez más podemos probar platos típicos de la zona. En la próxima entrada más sobre Pingyao. Nos leemos.



No hay comentarios