España

Chile 2010. Salar de Atacama.

Día 11, martes 7 septiembre 2010. I Parte.

Hemos madrugado, son las 5:15 horas. Gracias a la gran cantidad de mantas no hemos pasado frío, porque la noche ha sido helada, el clima del desierto. Nos abrigamos y salimos, el vigilante del hotel, Carlos, nos abre la puerta y no se ve a nadie. A las seis llega el chico a buscarnos, gracias que hemos esperado en recepción porque aún hace frío. Vamos solo en esta excursión, porque tenemos un full day. Nuestra primera parada es la laguna Chaxa, después de una hora llegamos a nuestro destino. Cuando bajamos del micro lo primero que notamos es el frío, así que nos tenemos que poner hasta guantes.


Esta laguna está situada en el Salar de Atacama, está dentro del sector Soncor. Estamos a una altitud de 2.300 metros sobre el nivel del mar, en la superficie podemos comprobar una costra de sal, generadas por la acumulación de cristales producidos por la evaporación de aguas salinas subterráneas. Comenzamos la visita, no nos podemos salir del camino, nos acercamos a la laguna, en estos momentos hay un grupo de unas nueve personas.




No debemos hacer ruidos, para no molestar a las aves, y así poderlas contemplarlas y fotografiarlas más cerca. Podemos observar flamencos (parina) James, andinos y chilenos, y a demás de otros tipos de aves como el Chorlo de la Puna, Playero de Blaird, kaiti y Gaviota Andina. Las estrellas de nuestra visita son los flamencos, podemos observar la diferencia entre la parina chilena y los demás flamencos, con sus patas van removiendo el lodo de la laguna, parece que esta bailando, todo esto con el fin de obtener su alimento. Después de varias fotos, y de pasar frío, y ver las fumarolas del volcán Ollagüe a lo lejos, aún activo, desayunamos. Con estas maravillosas vistas y con el sol comenzando a calentar, disfrutamos de un desayuno singular, de pie y sin parar de movernos para entrar en calor.

Nuestra próxima parada es el pueblo de Socaire, es el último pueblo chileno sobre la Ruta 23 antes de llegar al paso Sico, frontera con Argentina. Antes tenemos que parar en un puesto de carabineros para dejar la lista de los pasajeros que vamos en el micro.
>Llegamos a Socaire, en lo que el guía última nuestro almuerzo en la zona para la vuelta, nosotros visitamos el pueblo y nos dirigimos hacia la iglesia antigua. Nos advierten que no debemos sacar fotos a la gente, que son muy recelosa con las cámaras. Visitamos la pequeña iglesia con su torre de piedra, podemos ver las terrazas de cultivos que rodean el pueblo. Sus casas de piedras le dan un encanto especial al lugar.





No hay comentarios