Destacado

Sydney, Australia.

Pues ya estamos en la última ciudad de nuestro viaje, Sídney. Aunque Sydney no es la capital de Australia, es una de las ciudades, por no decir la ciudad más conocida del país.


En la imagen superior tenemos dos de los iconos más importantes de la ciudad, la Ópera de Sídney, que será nuestra décimo cuarta Maravilla del Mundo; y el Puente de la Bahía de Sídney.


  Sídney
Hoy vamos a tener el primer contacto con la ciudad, ya que llegamos a noche. Recuerden que nos estamos alojando en la zona de Darlinghurst, es el centro de la comunidad LGBT de Sídney.  Para ser más exacto en la imagen inferior, en la calle de la derecha, más o menos el quinto edificio desde la esquina, por esa zona se encuentra nuestro apartamento.


Aquí podemos ver uno de los carteles de Coca Cola que decora esta zona, hemos leído que es el más grande del hemisferio sur. A pocos metros, a unos tres minutos caminando, encontramos la estación de metro Kings Cross. Así que tenemos de todo, tiendas, supermercado, restaurantes, cafeterías y una estación de tren muy cerca, así que podemos decir que es una buena ubicación para conocer la ciudad, en un alojamiento a un buen precio, 5 noches a 418,58€. 


Darlinghurst
En la década de 1930 fue considerado el Barrio Rojo de Sídney, en dicha época era una zona de alcohol y prostitución, como muchos locales. Su mala fama se consolido en la II Guerra Mundial y la Guerra de Vietnam. En los últimos año el barrio ha experimentado un renacimiento cultural.
El dueño del apartamento nos había dejado dos tarjetas Opal para el transporte, solamente teníamos que recargarla.  Así que la primera parada del día es en una tienda que se encuentra dentro de la estación de tren Kings Cross, con tan buena suerte que el chico que nos atiende habla español, porque procede de Colombia. Cargamos cada tarjeta con $20. Nuestro primer objetivo del día es llegar hasta la zona de la Ópera de Sídney. En la imagen inferior tenemos la estación de tren Circular Quay.


Podemos descarga en el móvil la APP de Opal Card o la de Moovit, esta última es la que hemos usado nosotros. Nosotros tenemos que llegar hasta la Circular Quay desde Kings Cross (T4) (2 paradas), haciendo transbordo en Town Hall Station (T) (2 paradas). La Ópera de Sydney esta a doce minutos caminando de la estación Circular Quay. En la imagen inferior la ruta usando la web de Moovit.


Una vez que nos bajamos nos dirigimos caminando hacia la zona del puente, Sydney Harbour Bridge, mirando al mar a la izquierda. Esta zona es conocida como el barrio The Rocks. Estamos en la zona que vemos de un lado la Ópera de Sídney (Nuestra 14 Maravilla del Mundo, ya hablaremos de ella en una entrada independiente).


Desde aquí también tenemos unas hermosas vistas del puente, Sydney Harbour Bridge, mirando al mar a la izquierda. Este puente inaugurado en 1932 atraviesa la bahía por uno de los puntos más estrechos. Los habitantes de Sídney la conocen como "la percha", tiene una longitud de 1149 m y 49 m de ancho, con una altura de 134 m.



Nos dirigimos hacia Dawes Point, esa zona verde con palmeras que vemos en la imagen superior. Este lugar te permite  tener otra panorámica de la zona, la Bahía, la Ópera y el Puente de Sídney.


La Bahía de Sídney tiene una longitud de unos 20 km desde el mar la desembocadura del río Parramatta, es un magnifico puerto natural. Después de sacar varias fotos caminamos hacia la zona donde comienza el puente para poder subir.




Vamos a cruzar el puente para pasar desde el barrio de The Rocks hasta el North Sydney, es decir vamos a recorrer los 1149 metros. Cruzar el puente es gratis pero si lo quieres escalar debes pagar unos 160€, las oficinas están cerca de la escalera que nos ha permitido subir hasta el puente.



En la imagen superior podemos la Torre del Reloj situado en el barrio de The Rocks, y un gran edificio con un gran hueco que deja ver la bonita imagen del árbol del Real Jardín Botánico (Royal Botanic Garden), nos ha gustado esa perspectiva del arquitecto/a, muy buena idea.


En la torre del sureste, la que se encuentra a la derecha de la imagen superior, se encuentra el Mirador Pylon, donde tenemos unas impresionantes vistas de la zona. En la segunda imagen inferior podemos ver, la gente que ha decidido y pagado escalar el puente.




Aunque aparenta que las torres sostienen todo el peso, son en gran parte decorativas.  Se encuentran revestidas de granito.


   Kirribilli
Una vez que cruzamos el puente y bajamos unas escaleras nos encontramos en la zona de Kirribilli, ubicado en la parte de Nueva Gales del Sur. Nosotros bajamos hacia la orilla para ver una de las mejores panorámicas de la ciudad desde nuestro punto de vista, el skyline de Sydney aquí toma otra dimensión.




Volvemos caminando hacia la zona donde habíamos bajado desde el puente para coger el tren en la estación Milsons Point, cogemos la T9 o T1, y nos bajamos en Wynyard y luego hasta la Circular Quay (T8 o T3).




   The Rocks
La zona de The Rocks, la ensenada de Sídney y el paseo de la Circular de Quay, fue el primer sentamiento europeo de Australia. Este barrio con varias callejuelas esta a la sombra del puente y podemos encontrar muchos lugares para comer, así que nosotros nos fuimos a almorzar por la zona.


Así que para abrir el apetito caminamos por las calles de este barrio, el más antiguo de Sydney. Como podemos ver hay diseño para todos los gustos.



Terminamos comiendo en un local llamado "Tap Room", en la parte exterior tiene una acogedora terraza. Aquí probamos las croquetas con carne de canguro. 


Para terminar la visita a The Rocks hemos dejado el Cadman’s Cottage, la casa más antigua de esta antigua colonia penitenciaria (imagen inferior). Luego estuvimos caminando por la zona en busca de un lugar donde cambiar dinero, pasamos por varios sitios hasta encontrar uno que tenía un buen cambio, hemos caminado mucho pero ha merecido la pena (1€ a $1,56).



   Zona de la Ópera de Sydney
Queremos terminar el día en la ensenada donde esta la Ópera de Sídney, como ya hemos comentado es nuestra décimo cuarta Maravilla del Mundo, y le dedicaremos una entrada exclusivamente a este lugar.



Bajamos a la terraza, y nos tomamos un café mientras vemos pasar el tiempo, con la compañía del Sydney Habrour Bridge y la Ópera de Sídney. Aquí encontramos una cosa curiosa, los platos vienen con una reja metálica (que hace de tapa o escudo antivandálico), que protege la comida de unas ladronas con alas. Aquí esta dicha presunta ladrona, no sé si esta leyendo el menú que estoy pidiendo o se esta quedando con la conversación del WhatsApp.  :) :(


Las vistas son maravillosas, aunque suele haber mucha gente, puedes sentir el mar y la paz que desprende. Aquí podemos ver parte del skyline de Sydney.



En la imagen inferior podemos ver parte del Royal Botanic Garden, decidimos subir y sentarnos en el césped un rato, para recuperar fuerzas. Aunque muchos turistas visitan el lugar o los locales lo aprovechan para hacer deporte, no esta nada masificado y podemos disfrutar del momento.



Son las 17:30 horas, toca recogernos y dirigirnos hacia Darlinghurst. Así que nos vamos a la estación Circular Quey, y hacemos el mismo recorrido que esta mañana pero al revés. Una vez en Kings Cross nos vamos al supermercado a realizar la compra para la cena. Hoy nos hemos recogido temprano porque tenemos que hacer la colada, la lavadora esta en el apartamento y en el sótano, se encuentra la secadora y también lavadoras. Por $3 usamos la secadora, y la dejamos haciendo su programa mientras nos vamos a caminar un rato por la zona.

   Conclusiones
Una vez acomodados en nuestro sillón con una cerveza, estrenamos marca, hacemos balance del día. El primer contacto con la ciudad de Sydney ha sido positivo. El transporte es cómodo pero algo caro, ya que mañana tenemos que volver recargar las tarjetas. Nos ha gustado mucho toda la zona centro, y el barrio de The Rocks, por supuesto la zona de la ópera y el puente son maravillosas. La zona donde nos alojamos esta muy bien, Darlinghurst es lugar con muchas opciones donde comer y comprar, sobre toda esta zona de Kings Cross. Buenas noches y  nos leemos.


 martes, 25 de septiembre de 2018


No hay comentarios