Destacado

Noosa, Australia.

Hoy nos toca volver a levantar el campamento y despedirnos de Rainbow Beach. Nos despertamos y comenzamos con la rutina de todas la mañanas pero esta vez para poner rumbo hacia un nuevo destino Noosa.


Tenemos por delante un recorrido de unas dos horas y unos 133 kilómetros hasta el destino final. Nuestro pensamiento era quedarnos en el camping Noosa River Holiday Park, pero cuando llegamos nos dicen que esta todo lleno, que esta semana es festivo para los niños, ya que no tienen colegio y esta todo completo. La chica de recepción hace un par de llamadas y nos comenta que en la ciudad esa todo lleno, que deberíamos ir hacia Coolum Beach, que en dicha zona si hay hueco. Ponemos rumbo hacia dicho destino y vemos que nos vamos alejando del centro de Noosa y mañana tenemos excursión desde Noosa, así que damos la vuelta e intentamos buscar por nuestra cuenta un camping dentro de la ciudad.


  Noosa
Regresamos a Noosa, y al final encontramos un camping en la zona de Tewantin, hablamos del Noosa Caravan Park. Al final hemos dado con un buen camping, tiene todo lo necesario para pasar unos días. Al final las instalaciones son buenas y limpias. Las dos noches nos sale unos $80. En la imagen inferior tenemos la entrada al camping.


Como ya hemos dicho, en los diferentes campings que hemos estado las mascotas son diferentes, esta vez son patos que deambulan por sus anchas dentro del recinto. Una vez que tenemos nuestra zona de alojamiento definida, nos dirigimos hacia el centro con la autocaravana.

Noosa
Noosa ubicada en la costa soleada de Queensland, es una localidad vacacional con paisaje natural de playas y bosques. En esta zona se pueden realizar muchas actividades de aventuras. También podemos encontrar spas y campos de golf.
Una vez que aparcamos en el centro de la ciudad, nos dirigimos hacia la calle Gympie Terrace que va paralela al río de Noosa. Aquí podemos encontrar muchos locales y restaurantes donde comer. Los parque siempre tienen un lugar donde poder hacer una barbacoa, así como bancos y mesas a la sombra, decidimos comprar unos Fish and Chip y nos sentamos bajo un árbol a almorzar. Mientras comemos, vemos llegar muchas familias, los niños juegan, los mayores pescan o navegan en canoas, es un lugar que llama al recreo y al relax.


Caminamos hasta el extremo de esta pequeña pero concurrida avenida para tomar un café, mientras contemplamos el río Noosa.



Nos dirigimos hacia la playa principal, pero como no conseguimos aparcamiento decidimos cambiar de planes y nos vamos hacia uno de los miradores de la ciudad. Le damos las coordenadas a Mandy (nuestro GPS) y ponemos rumbo hacia el mirador Laguna Lookout.


Desde este mirador tenemos una impresionante panorámica de toda la ciudad, con sus lagunas y el parque nacional. Estamos un rato disfrutando de las vistas antes de poner rumbo al siguiente destino.


Parque Nacional de Noosa
Este parque es uno de los grandes reclamos de Noosa, se extiende por el cabo como podemos ver en la imagen inferior. Tiene excelentes senderos, donde los turistas o los locales podemos disfrutar de unos buenos paseos disfrutando de su bonito paisaje litoral.
El Parque Nacional de Noosa presenta el espectacular paisaje costero de Noosa Headland y las áreas cercanas alrededor del lago Weyba, Peregian y Coolum. Rodeado por el desarrollo, este parque es un santuario de vida silvestre, que protege hermosos rodales de bosque de eucaliptos, bosques, humedales de melaleuca, coloridos brezales de wallum y focos de densos bosques cubiertos de enredaderas.


Llegamos a la entrada del Parque Nacional de Noosa, en la zona no existe mucho aparcamiento, así que tenemos que dar vueltas con la autocarvana hasta que conseguimos uno en un barrio cercano a la entrada. Nos dirigimos a pie hacia la entrada del parque y decidimos hacer el camino que bordea la costa, el señalado en los mapas con el número 4.




El camino esta bien señalizado, pasamos por la zona Boiling Pot (Olla Hirviendo), mirador situado sobre una zona rocosa, este mirador ofrece vistas panorámicas de la zona. Después llegamos a la primera playa Tea Tree Bay, donde vemos muchos surferos y bañistas. Un lugar hermoso, playa cerca del bosque. Tomamos nota, mañana tenemos que volver para bañarnos.




Llegamos a la Punta de Delfín, con vistas a la bahía de Granito donde encontramos la playa Winch Cove. El recorrido es entre árboles, a veces encontramos puntos de observación para poder buscar en el mar algún delfín. 


En la foto superior e inferior la misma playa en la bahía de Granito, playas de arena y aguas cristalinas. En la siguiente esquina el camino encontramos playas de piedras y una costa más rocosa, este parque nos impresiona. 




Nos acercamos a la zona Hell's Gate, pues sí, la puerta del infierno. Se nota ya la corriente y el oleaje, aquí la mar esta mucho más brava, y al fondo se ve Alexandria Bay.


Buscamos un buen lugar para sacar la foto de la bahía antes de volver por el mismo camino hacia la salida del parque nacional. La playa de Alexandria es una playa totalmente salvaje como podemos ver en las imágenes, aunque llega gente a pie, podemos decir que aún mantiene ese carácter salvaje. 


De regreso al aparcamiento nos encontramos con un amigo que intenta camuflarse para no ser descubierto y que no lo molesten, lo dejamos en paz y seguimos nuestro camino. Las rutas están señaladas, nosotros hemos realizado la número 4 como ya hemos comentado, si nuestros apuntes no nos fallan hemos tardado unos 40 minutos en ir y venir hasta Hell's Gate, tomándonos nuestro tiempo para sacar fotos y disfrutar del lugar.





   Conclusiones
Una vez acomodados en nuestra plataforma pero esta vez abrimos una botella de vino blanco del país, llega el momento de evaluar el día. Hoy ha tocado cambio de ciudad pero el trayecto lo podemos considerar corto si lo comparamos con el resto de los trayectos que hemos realizado. Noosa nos ha gustado, es un lugar que te permite disfrutar de la naturaleza en armonía. Al final nos ha venido bien no poder quedarnos en el primer camping, porque aunque este más lejos es mucho más tranquilo para descansar. Mañana más aventuras en Noosa. Nos leemos.


 sábado, 22 de septiembre de 2018


No hay comentarios