Destacado

Melbourne, Australia 2018

Melbourne, es la segunda ciudad más grande de Australia y la capital del estado de Victoria. Fue capital del país durante los años 1901 y 1927. Debemos saber que ha sido considerada durante siete años consecutivos  la mejor ciudad para vivir desde el 2010. Nosotros hemos decidido comenzar nuestro viaje a Australia por Melbourne, y permanecer dos noches en la ciudad, y dedicar un día completo, aunque merece mucho más. 


Nuestro itinerario antes de llegar a Melbourne el día 3 de septiembre ha sido el siguiente, salida desde Gran Canaria a Madrid el 1 de septiembre (vuelo de 2:45 h.), noche en Madrid . El domingo, 2 de septiembre volamos desde Madrid a Doha, salida del vuelo a las 9:25 horas, duración del vuelo 6:50 horas. En Doha hacemos una escala de unas 3:50 horas. Luego un nuevo vuelo a las 21 horas hacia Melbourne, con una duración de 13:45 horas.


   Llegada a Melbourne
Llegamos al aeropuerto de Melbourne sobre las 17:05 horas, durante el vuelo hemos rellenado la tarjeta de turismo, que nos va a hacer falta para la aduana. Llegamos al control de pasaporte, nos ubicamos en la fila y tenemos preparada la visa, pero al final nos piden el pasaporte solamente, nos saca la foto de rigor y nos dicen que seguimos con una bonita sonrisa.  Todo esta digitalizado, así que nuestro pasaporte no va a tener ningún sello de Australia, una pena. Bajamos  y recogemos las maletas, ahora debemos pasar el control de aduana y entregar la tarjeta que hemos rellenado en el avión, revisan la tarjeta y nos dicen que sigamos. Ya hemos pasado la temerosa aduana que vemos en televisión, en nuestro caso no hemos traído ninguno de los productos prohibidos. 


Hacia el centro: Una vez fuera de la zona de aduana, decidimos cambiar algo de dinero para los primeros gastos, aquí el cambio esta a un 1 € a $1,33, muy por debajo del $1,60. Cambiamos poco dinero y nos dirigimos hacia la zona donde esta el SkyBus, en nuestro caso cuando salimos del aeropuerto está a la derecha.  Compramos los billetes de ida, cada uno a un precios de $19,50. Una vez en el bus tenemos Wifi gratis, nos conectamos con la familia para decirle que ya estamos en Australia. Este bus termina su recorrido en la Southern Melbourne Station. 

Una vez en la estación de tren, y según la APP  (PTV) que nos había recomendado Gustavo, ahora tenemos que coger el Tranvía 96 . Un señor de la estación de tren nos indica desde donde parte el tranvía, nos dirigimos hacia la zona.  Cuando estábamos en la parada oímos hablar a dos chicas en español (están trabajando en Melbourne), le preguntamos y nos indican que debemos coger el 96 hasta el Casino, que es la tercera parada, y que este trayecto es gratuito. 

Seguimos las indicaciones dadas por el alojamiento para encontrar la zona de entrega de llaves, pero al final tuvimos que preguntar a un empleado de un hotel, que nos indica en un mapa como teníamos como llegar y a los pocos minutos (20:40 h.) llegamos a la zona de entrega de llave, que cerraba las 21 horas.  El chico nos explica con mucha paciencia como funciona todo el mecanismo para llegar al piso, esta a dos minutos caminando, doblando la esquina para entrar al portal del edificio debemos poner el llavero, que funciona como llave, igual que las alarmas de seguridad que se usan ahora en las casas de España, así se abre la puerta del portal del edificio. Una vez en el ascensor también debemos poner dicho llavero para poder seleccionar el piso y que el ascensor suba en este caso, y luego la llave para entrar en el piso. El apartamento es una maravilla, super completo,  funcional (cocina, lavadora, secadora) y cómodo (con aire acondicionado). En las imágenes inferiores podemos ver también las vistas que tenemos desde el apartamento.


Nuestro alojamiento lo hemos reservado en Booking.com, y está ubicado en la zona denominada Southbank, el apartamento es Melbourne Short Stay Apartments.

   Melbourne
Nos levantamos en una nueva ciudad, estamos en Melbourne, Australia. Antes de salir a recorrer la ciudad debemos desayunar, así que bajamos a un supermercado, que esta a pocos metros del alojamiento. Compramos lo elemental para desayunar hoy y mañana, pan, leche y café, los precios son más elevados que en España pero ya sabíamos que iba hacer  así. 


Comenzamos por la zona donde nos alojamos, Southbank, esta zona es considerada la meca de la cultura de la ciudad y la zona donde están algunos de los mejores restaurante de Melbourne, y el casino. Nosotros seguimos la orilla del río Yarra hacia el centro, el río fluye unos 242 km hasta el mar. Podemos ver como mucha gente se dirige al trabajo. En la foto superior podemos ver pasar el tren, el sistema de tranvía de esta ciudad es uno de los más grandes del mundo, ocupa el cuarto puesto.


Llegamos a la Federation Square, es una plaza de punto de encuentro de los locales para celebrar eventos o solamente para quedar, pasamos varias veces durante el día y siempre hay gente, y esta rodeada por edificios, estos están revestidos como si fuera una piel de reptil. Aquí podemos encontrar varias galerías y museos. En este lugar podemos encontrar Wifi gratuita.


Cruzamos al otro lado de la calle para visitar la catedral San Pablo, catedral anglicana construida entre 1890 y 1891, visitamos su interior donde podemos observar sus vidrieras, debemos saber que también se celebran conciertos y que si queremos sacar fotos debemos pagar $5.



Como hemos dicho en esta zona se mueve mucha gente entre la plaza y la catedral, pero el origen de todo este transito de gente es la Flinders Street Station, esta fue la primera estación de tren de la ciudad y fue construida e 1854. Este edificio neoclásico ha sido el punto de quedada de muchos melburnianos, ya que muchos suelen decir "Nos vemos bajo los relojes".



A pocos metros tenemos la calle Hosier Lane, famosa por sus grafitis, así que allí nos dirigimos. Este arte urbano que ha tomado las paredes de esta calle como la Rutledge Lane, es una crítica hacia lo político y contracultural, hoy en día es visitada por muchos turistas como nosotros y cada día muestra cambios, nuevos grafitis  que aparecen y otros que desparecen.



Como se acercan las 10 de la mañana nos dirigimos hacia la agencia PeterPans, donde Carlos, que ahora trabajando en Sydney, nos había dejado una tarjeta para el móvil a una de sus compañeras. Subimos por la calle Swanston St. hasta la agencia, dicen que a pie podemos conocer mejor una ciudad, pues la verdad que sí, podemos valorar su limpieza, las zona peatonales, sus aceras anchas, etc. Buscamos un lugar donde tomar un café, hay pequeñas calles entre edificios que están llenas de locales para desayunar o almorzar, son lugares encantadores, estrechos con bonitas decoraciones, en uno de ellos tomamos un aperitivo antes de seguir con nuestra ruta.

Consejos / Tips.
Móvil:  Una vez recogida la tarjeta micro SIM, que viene con una carga de $10.  Solamente tenemos que entrar en la página del Operador o bajar su APP y activarla, también nos vale para su recarga, nosotros compramos una recarga de $30 en 7-Eleven, solamente debemos ingresar el código en la APP o desde la web .

Dinero: En la calle Elizabeth St. encontramos varia casas de cambios, estuvimos en  muchas de ellas donde el cambio variaba desde 1,33 a 1,49. Cansados de buscar un lugar donde cambiar dinero a un buen cambio, entramos en un banco, donde un chico nos comenta un lugar donde el cambio es uno de los mejores de la ciudad. Pues nos dirigimos hacia el cruce la calle Elizabeth St. y Collins St. tenemos que decir que tardamos unos minutos en localizar esta pequeña casa de cambio, que no estaba bien señalada, pues el chico tenía razón aquí encontramos el mejor cambio a $1,57 por 1€.

Nos dirigimos hacia Australian Centre for the Moving Image, más conocido como ACMI. La entrada es gratuita, aunque haya una zona que si es de pago, de todas formas los chicos de información te dará toda la información necesaria. Aquí podemos encontrar una exposición audiovisual que homenajea al cine y a la televisión australiana. Estamos unos treinta minutos recorriendo su sala.


Seguimos a pie hasta el NVG, National Gallery of Victoria). Nuestro objetivo era ver la exposición MOMA que estaba en una de las salas del museo, pero al final no pudimos, había mucha gente y había un evento, al final decidimos dejarlo.


Volvemos hacia el río Yarra, recorremos la zona, hasta donde estaba el puente viejo. Al final para almorzar hacemos como todos los locales, nos dirigimos hacia una zona donde hay muchos puestos donde hacen comida para llevar. Todos comen cerca del río Yarra, aprovechando el sol durante su tiempo de almuerzo. Otros usan la zona para correr y hacer deporte. Al final nosotros compramos comida para llevar, y nos vamos al apartamento. También compramos un pack de cervezas, debemos saber que el alcohol en Australia es caro y se compra en licorerías y no en los supermercados como en España. 




Después de comer y descansar, porque aún el jet lag nos afecta, salimos hacer algunas compras de recuerdos de Melbourne. Sobre las 18 horas nos dirigimos hacia la estación Flinders Street Station, donde preguntamos como comprar la tarjeta de transporte y cargarla con un billete de ida hacia Williamstown. La empleada nos da la indicaciones para hacernos con dicha tarjeta, llevamos unas 24 horas en Melbourne y podemos decir que su gente es muy amable, siempre con buena cara y ganas a ayudar. Precio de la tarjeta y un trayecto $10,50 por persona. Bajamos a la plataforma 10 a esperar que pase el tren. En la imagen inferior estación de Williamstown. 


Después de unos meses hablando por WhatsApp con Elisabeth hoy la conocemos en persona, nos recoge y nos vamos a buscar a Fran que esta en su casa. Fran es nacido en Gáldar, y conocemos a parte de su familia, pero con él nunca habíamos hablado hasta este año. Una vez que recogemos a Fran, nos dirigimos a la primera parada, para ver el skyline de Melbourne desde Williamstown, una pena no tener el trípode. 


Primero nos llevan a un auténtico pub australiano, con su chimenea, su piso de moqueta, su gente tomando cervezas y hablando de como ha transcurrido el día, no tenemos fotos porque hemos querido aprovechar la experiencia y se nos olvido inmortalizar el momento con la cámara. Después nos fuimos a una pizzería a cenar, hemos pasado poco tiempo juntos, pero lo suficiente para saber que tenemos dos nuevos amigos, personas como Eli y Fran hacen que ésto de viajar y conocer gente sea mucho más fácil. En la cena uno de los temas ha sido como funciona los aparcamientos en Australia y el significado de sus discos, algo muy importante para no ser sancionados. Muchas gracias chicos esperamos verlos pronto y compartir nuevos momentos juntos, Pura Vida.
Tips: La primera pizzería de Australia fue abierta en Melbourne. También el primer semáforo.

Tips: En la cena hablábamos del tren y validar el trayecto con la tarjeta en los puntos correspondientes que hay en cada parada cuando subamos o bajamos. Nos comentaban que era obligado porque la multa podía ser elevada. Antes de irnos cargamos la tarjeta con un nuevo trayecto y lo pasamos por dicho punto de entrada. Cuando estábamos en el tren entra el revisor  y después otro más, por lo visto habían detectado que habían entrado unos chicos sin pasar la tarjeta, lo hacen bajar con ellos. 
Regresamos a Flinders Street Station. Desde aquí bajamos por el paseo que rodea el río Yarra, aún se ve gente para se las once de la noche. Nos dirigimos hacia el apartamento a dormir, que mañana tenemos un día duro. Nos leemos.

En las 40 horas que hemos estado en la ciudad hemos comprendido por que Melbourne ha sido elegida durante sietes años consecutivos como la mejor ciudad para vivir, sus servicios, su diseño y sobre todo su gente han permitido que eso sea posible, y se nota.

 martes, 4 de septiembre de 2018

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.