Destacado

The Great Ocean Road, Australia.

The Great Ocean Road, o La Great Ocean Road, también conocida como GOR, así se llama a la carretera que recorre parte de la costa del estado de Victoria, unos 240 kilómetros. Cuando la oímos por primera vez, pensábamos que era la zona de los Doce Apóstoles y poco más, pero que equivocados estábamos, no hablamos de una simple carretera a orilla del océano, sino que alberga preciosas playas, donde practicar el surf y pueblos pesqueros. También podemos observar animales como ballenas, canguros y koalas, y visitar Parques Nacionales, es decir, un lugar con mucho encanto.


En un principio teníamos pensado hacer el recorrido en tres noches y cuatro días, y volver a Melbourne, pero tuvimos que hacer un cambio que contaremos a continuación. La otra duda que teníamos era si alquilar un coche o una caravana (campervan) para realizar el recorrido. Al final elegimos la segunda opción por la libertad que tenemos de decidir donde quedarnos, aunque también dependemos de los camping si estaban llenos o no (al no ser temporada alta, no tenemos ningún problema), esta opción te permite tener más libertad a la hora de elegir donde pasar la noche. 


   Alquilar una campervan
Hoy nos vamos de Melbourne ciudad, después de la rutina, de recoger y desayunar para salir, bajamos a la oficina de los apartamentos para realizar el check out. Sobre el alojamiento, ya habíamos comentado en la entrada anterior que ha cumplido todas las expectativas, y volveríamos a elegirlo. La chica de la recepción nos llama a un taxi, y a los pocos minutos ya estábamos de camino hacia el aeropuerto, porque la empresa de alquiler Apollo Motohome Holidays se encuentra en las afueras del aeropuerto, para ser más exactos en 189A South Centre Road Tullamarine, 3043.
Aunque había bastante tráfico sobre todo en el último trayecto del recorrido, llegamos sobre las 8:05 horas, a las oficinas de Apollo Motorhome. El coste del taxi ha sido de unos $75. La campervan elegida es la de arriba, pequeña pero funcional. Nos atiende un chico que se nos parece a Chow el chico asiático de "Resacón en Las Vegas". Le comentamos que nuestro inglés no es muy bueno y que queremos asegurar la campervan a todo riesgo. También nos comenta que si queríamos coger un calentador eléctrico, como las noches han sido frías y Eli nos había comentado que  llevaban así unos días, decidimos alquilar el calentador. Luego comienza el lío padre con el seguro, le entendemos que todo estaba asegurado menos el techo pero como no estábamos seguro llamamos a Gustavo y se lo pasamos, al final nos confirma lo anterior. Cuando vamos a pasar la tarjeta no hay cobertura en el datáfono y tuvo que salir la sobrecargo que después de dos intentos pudo pasarla. Con toda la documentación firmada, también vimos algún vídeo que nos puso en una tablet sobre el funcionamiento de la campervan, salimos al exterior a por ella. Después de todo el estrés del seguro y la tarjeta, el chico se sienta en la campervan y le da al mando y la que se activa es la que estaba en el otro lado, aún recordamos la cara del chico y nos partimos de risa, y volvió a darle al mando y otra vez la campervan  que se activo fue la del otro lado.

Después de ir a la campervan correcta, nos explica todo, y en ese momento nos llama Eli, lo cuál aprovechamos para que nos aclarara varias dudas con el comercial. Ya que el día de entrega tenemos un vuelo a las 9:40 horas y ellos abren a las 8:00 horas, le comenta a Eli y a nosotros que no hay problema, que nos da tiempo de sobra realizar el check out e ir al aeropuerto, ya que no existen un buzón donde dejar las llaves, como en Europa. Partimos hacia GOR a las 9:30 horas, es decir una hora y media casi después de nuestra llegada, así que aunque la entrega siempre es más rápida dudamos que nos dé tiempo de entregar la campervan y coger el vuelo, por este motivo después de pensarlo decidimos quitar una noche al recorrido de la GOR y volver antes a Melbourne.
Para conducir en Australia es necesario llevar el carnet internacional. En Australia se conduce por la izquierda, recuerden que fue colonia inglesa. 

   GOR, La Great Ocean Road
Después de recorrer la M1 hasta Geelong, tomamos la salida de la Great Ocean Road, sobre las 11 horas llegamos a uno de los miradores del recorrido, donde a lo lejos podemos ver la ciudad de Torquay, donde oficialmente comienza la GOR. Hay un sendero que te permite recorrer el tramo Torquay hasta Bells Beach a pie, si tuviéramos más tiempo, sería una buena opción, pero no es nuestro caso.


A pocos metros tenemos la playa Bells Beach, playa de surferos pero hoy vemos muy pocos en el agua. Aquí se celebra la Rip Curl Easter Pro, festival de dos días en Semana Santa, que forma parte del Campeonato Mundial donde surferos se suben a las crestas de olas de cinco metros. Recuerdan aquel enfrentamiento final entre Keanu Reees y Patrick Swayze en "Le llamaban Bodhi" está ambientado en esta playa, aunque se rodó en otra playa. 


Nuestra siguiente parada es Anglesea, playa de arena, con impresionantes acantilados donde sus casas se mezclan entre arbustos.  En este pueblo veraniego encontramos un campo de gol, donde al atardecer suelen verse canguros, nosotros tenemos que seguir ruta. También se puede pasear por un camino paralelo a la costa durante unos 2,5 km.

La Great Ocean Road (Gran Carretera Oceánica) nos permite ver las olas del océano Antártico. 

Nuestra siguiente parada es en Lorne, nada más llegar podemos ver la bonita bahía de Loutit. Este pueblo nos encantó, así que paramos para realizar la compra en uno de los supermercados, en este caso en Coles, es uno de los supermercados principales del país. Después de comprar el almuerzo nos vamos al extremo de la bahía donde hay unos bancos y mesas, una zona acondicionada para tomar un aperitivo en nuestro caso un almuerzo. Almorzamos con estas impresionantes vistas mientras unos chicos toman clases de surf en la bahía. 



Después de almorzar ponemos rumbo hacia las cascadas de Erskine, Falls Erskine. Esta bonita cascada se encuentra pocos kilómetros de Lorne, para ser más exacto a unos 11 kilómetros, unos 18 minutos en coche.



Es una de las cascadas más populares de Otway, entre helechos encontramos el río Erskine y su cascada de 30 metros de caída. Hay unos 250 escalones hasta la base donde se puede observar la cascada, es un camino fácil de realizar. 


Volvemos a la carretera y ponemos rumbo hacia Lorne, ya en Lorne giramos a la derecha para tomar la carretera que va paralela a la orilla, la Great Ocean Road. Pasamos por Kennett River, por esta zona podemos encontrar koalas, que están subidos a los eucaliptos, la mayoría de las veces los encontramos cerca del camping, no es necesario entrar sino ir por la parte de atrás o como en nuestro caso en la carretera que estaba rodeada de eucaliptos. 



Koalas
El koala es una especie de marsupial diprotodonto de la familia Phascolarctidae, endémico de Australia. Es el único representante existente de la familia Phascolarctidae y sus parientes vivos más cercanos son los wombats. Promedio de vida en libertar de unos 13 a 18 años. Longitud de 60 a 85 cm.

Seguimos carretera hacia Apollo Bay. Es uno de los pueblos más grandes dentro de la GOR,  la Great Ocean Road, donde conviven pescadores y artistas, buenas playas y buenos restaurantes. Es una buena opción para usarlo como campamento base para visitar el Parque Nacional de Otway.


Nos acercamos hasta el muelle donde sacamos varias fotos.


Volvemos a la carretera para llegar sobre las 17:10 horas a Marengo, aquí teníamos previsto nuestro alojamiento en el camping Marengo Holliday. Paramos delante de la barrera y subimos hasta la casa que estaba a la derecha, que es la recepción del camping. Nos pide los datos (nombre y apellidos, matrícula de la campervan), y me pregunta cuantas personas somos, si queremos agua y electricidad, nos dice que son $36 por noche, y nos indica donde están las zonas comunes: cocina y baños, zona de lavadoras y secadoras, por supuesto nos da un mapa con todo señalado. También nos da un tarjeta para la barrera, para poder entrar y salir, así como la clave de la wifi. 


Una vez instalados volvemos a salir, esta vez a pie, para  conocer los alrededores.  Después de estirar las piernas y respirar el aire del mar, volvemos a nuestra casa con ruedas para descansar, preparar la cena y por supuesto tomar unas cervezas bien frías . Las sensaciones de este primer día ha sido muy buenas y aún queda visitar mañana la zona más conocida. [.......Pura.....Vida.......]  Nos leemos.



El camping tiene unas buenas instalaciones, esta bastante completo y limpio. La zona de las duchas y baños son una maravilla. Ha sido un gran acierto conocer esta zona en campervan y así poder quedarnos en los camping y vivir parte de la rutina que hacen los australianos cuando viajan en su país.
 miércoles, 5 de septiembre de 2018

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.