Destacado

Malta 2018: La Cottonera.

Seguimos nuestro viaje por la isla de Malta, para este primer día del año 2018 hemos dejado nuestra visita a las tres ciudades conocidas como La Cottonera. Las ciudades de Vittoriosa, Senglea y Cospicua son conocidas por el nombre de La Cottonera.


Después de llegar en ferri hasta La Valletta, subimos hasta la plaza de Castilla, y nos dirigimos hacia los Jardines Altos de Barrakka, para usar el ascensor y bajar hacia el otro lado de  La Valletta donde sale el ferri hacia La Cottonera, precio ida y vuelta 2,80€ por persona. También se puede llegar en bus a VittoriosaSenglea y Cospicua.



   Vittoriosa
Vittoriosa, cuando los Caballeros de Malta llegaron a la isla, a finales del siglo XVI convirtieron esta ciudad en su capital, ya que su posición, también dominante en el Gran Puerto, les permitía desarrollar su poderío naval. Nosotros tenemos pensado pasar el día en las tres ciduades: VittoriosaSenglea y Cospicua. Vamos a recorrer a pie Vittoriosa, llamada antiguamente conocida como Birgu.


Hacemos el siguiente recorrido en Vittoriosa, comenzamos desde la avenida cerca del amarre de los barcos de recreo. Comenzamos ¿qué ver en Vittoriosa? La primera parada es Iglesia de San Lorenzo, donde cuando entramos el cura estaba cantando, es una de las iglesias más antigua de la isla. Siguiente parada a pocos metros el Oratorio de San José. Llegamos a la plaza de la Victoria, donde hay dos estatuas.




Nos acercamos hasta el Palacio del Inquisidor, como esta cerrado porque es festivo lo podemos dejar para otro día, vemos su fachada y seguimos camino. Siguiente parada el Albergue de Inglaterra, ahora biblioteca municipal. Luego seguimos hasta la casa Normanda, donde podemos disfrutar de la ventana de dos arcos del primer piso desde el exterior y luego visitar el interior ya que está abierto y es gratis.




Nos dejamos llevar por estas calles de Vittoriosa, visitando la zona conocida como Il Collachio, perderse en sus estrechas calles disfrutando de sus rincones y arquitectura que nos devuelve a otra época. Paseamos por el exterior de los muros blanco de la Sacra Enfermería, el primer hospital construido por los caballeros, donde vemos la casa del administrador. 




Bajamos hacia el puerto Bighi Sally y caminamos por toda la orilla, en la otra orilla tenemos la ciudad de Kalkara. Llegamos al Fuerte Sta. Ángelo, fue residencia del Gran Maestre hasta 1571. Como estaba cerrado lo rodeamos y nos fuimos a la explanada que estaba por delante del castillo que nos permite sacar fotos tanto de La Valletta como de Senglea.




   Senglea

Nos dirigimos hacia Senglea, primero paramos en la plaza Vitoria a tomarnos un aperitivo. En un bar que solamente había locales en su interior pero en su terraza si había turistas, nosotros decidimos entrar, y la verdad que pasamos uno de esos ratos auténticos, algunas canciones españolas, cervezas y un agradable ambiente. Una vez que estamos en Senglea podemos comprobar que la ciudad esta organizada en cuadrícula. Senglea quedo totalmente devastada hasta los cimientos durante la II Guerra Mundial. Nosotros paseamos por la orilla, aunque luego subimos. También conocida como L-Isla.



Buscamos un lugar donde almorzar, y llegamos a la Marina Restaruant, tuvimos que esperar un rato por una mesa, es festivo y se nota, nos pedimos de entrante unas setas en cebollada, penne oriental y pasta mixta, 4 cerveza y dos café expreso, 50,30€. La comida ha estado muy bien, una buena presentación y el servicio ha estado muy correcto, por lo tanto lo recomendamos.



¿Qué ver en Senglea? Lo mejor es perderse por sus calles. Nosotros nos dirigimos por la avenida hasta Vedette o la torre de vigía, que tienen grabados de ojos y orejas que simbolizan la vigilancia. Subimos hasta el Forti San Mikel, una fortificación construida entre el año 1551 y 1565 que ofrece una belleza impresionante; además, desde allí podrás observar unas magníficas vistas de la ciudad, de La Valeta y de Vittoriosa. Luego volvemos a las calles de Senglea, y nos perdemos por sus callejuelas hasta volver a bajar a la avenida frente el mar, para salir hasta el puente peatonal.




   Cospicua

Llegamos hasta donde comienza Cospicua también conocida como Bormla, nuestra última visita del día. La visita más importante de esta ciudad es la Colegiata de la Inmaculada Concepción, una de las iglesias más importantes de toda la isla. En ella podrás encontrar impactantes bastiones que fueron obra de los Caballeros de la Orden de Malta. No tenemos mucho tiempo para visitar la zona de Cospicua, así que nos centramos en las recomendaciones de nuestra guía, en la Colegiata de la Inmaculada de la Concepción y sus alrededores

En el interior de este templo se custodian importantes obras de arte, la más destacada la pintura La Virgen y el niño, obra de Polidoro da Lanciano.




Después de tomarnos un cortado en Café Brasileño en Cospicua, decidimos regresar a La Valeta, son las 17:30 horas. Terminamos esta entrada con tres vídeos que resume este día tan intenso. Nos leemos.





lunes, 1 de enero de 2018

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.