Destacado

Malta 2017 - 2018

Queríamos terminar el año 2017 y comenzar el año 2018 fuera de nuestra patria, y después de buscar mucho nos decidimos por Malta.  A tod@s se nos viene a la cabeza la imagen y el recuerdo del 12 a 1 del partido de España, pero debemos saber que Malta esta más allá de esa imagen futbolista, ya que esta isla en el mediterráneo esconde muchos secretos. En nuestro viaje por este país vamos a visitar Malta, Gozo y Comino, las tres islas principales de la República de Malta. Vamos a contar en este diario de nuestro Viaje por Malta: ¿Qué ver? / ¿Qué visitar? por lo tanto te invitamos que te quedes hasta el final. Comenzamos...


Malta acumula templos prehistóricos, la Orden de los Templarios, acantilados con fósiles, hermosas calas donde bañarse y tomar el sol, zonas de buceo, escenario de  rodajes de películas y una palpitante historia.


   Preparación del viaje
Primero compramos los vuelos con Ryanair, nuestro vuelo de ida y vuelta es para un jueves, como el vuelo del jueves sale a las 10:10 horas, decidimos coger un vuelo de Gran Canaria el miércoles y hacer noche en Madrid.   

Nuestra alojamiento es en Tas-Sliema, y reservado con Airbnb. Un apartamento ubicado en una zona tranquila, con aparcamiento algo difícil  pero se puede conseguir con suerte y paciencia. Nuestro anfitrión es Peter aunque nos recibe su amigo (puedes ver el alojamiento haciendo clic sobre el nombre de Peter). El apartamento esta bastante bien, amplio con un diseño sencillo y funcional, lo mejor la ubicación, cerca de la salida S3, zona donde salen los barcos hacia la zona monumental de Valletta.


Alquilamos un coche con AVIS,  aunque el servicio de transporte público funciona bien y llega a todos los lugares de interés, queríamos tener una mayor libertad de movimiento y marcar nuestro propio ritmo. En el avión conocimos varios gallegos que trabajaban en Malta y regresaban a la isla después de pasar unos días en familia por Navidad. Después de intercambiar impresiones con ellos decidimos una vez en el aeropuerto y en la recogida del coche, contratar un seguro a todo riesgo, ya que nos comentaban que las carreteras son estrechas y van muy rápidos,  y los retrovisores peligran. No tuvimos ningún percance , pero con el seguro contratado estuvimos más tranquilos. También decir que nos habíamos currado los puntos del GPS en casa y solo teníamos que indicarle a Mandy (así hemos llamado a nuestro GPS) donde queríamos ir.

Recuerden que Malta fue colonia inglesa y por lo tanto se circula por la izquierda, algo que no hacemos desde el 2004 cuando fuimos a Escocia.

Más información.
Documentación. Malta pertenece a la Unión Europea por lo tanto el único requisito para entrar al país es el DNI o pasaporte, por supuesto que no este caducado. Electricidad: En Malta los enchufes son como los ingleses, de 3 clavijas planas. Idioma: El inglés es el idioma oficial de Malta junto con el maltés. Moneda. En Malta utilizan el Euro. Hay cajeros por toda la isla.


   Nos vamos a Malta
Una vez en el aeropuerto de Gran Canaria comprobamos en los paneles que nuestro vuelo está retrasado, hora de salida prevista a las 19:45 horas. Nosotros preocupados por el vuelo internacional con Ryanair ya que no hemos volado nunca con ellos y al final es Iberia  quien nos decepciona. La puerta de embargue es la B1, aunque el vuelo parece que quiere recuperar tiempo al final todo es un espejismo y salimos una hora y cuarto más tarde de lo previsto.  Aterrizamos a las 23:33 horas en Madrid, nos dirigimos hacia la cinta 15 a recoger las maletas, las cuales fueron las últimas en salir. 


Nuestro hotel en Madrid es el Senator, a poca distancia del aeropuerto, ya que pone un bus gratuito entre el aeropuerto y el hotel. El último bus (guagua) hacia el Hotel Senator salía a las 23:40 horas, el cual ya era imposible cogerlo porque son las 12 de la noche. Así que tenemos dos opciones la primera: coger un taxi, opción descartada y la segunda coger bus hasta el Dique Sur, este bus es el que traslada a los pasajeros entre terminales, por lo tanto es gratuito. Cuando bajamos la conductora nos indica por donde debíamos ir para llegar al hotel, tuvimos que caminar unos kilómetros más de los 10 minutos que son los indicados por el hotel en su web. 

Una vez en el hotel, hacemos el check-in. Dejamos las maletas y bajamos a tomar unas cervezas. El recepcionista nos había dicho que el Pub del hotel cerraba pronto, pero cuando subíamos vimos una terraza dentro del hotel abierta, el hotel esta dentro de una zona comercial. Como somos algo veterano nos fuimos a ese lugar, y la verdad que estaba algo mejor, era un bar donde iban los vecinos/as de la zona.  Luego nos vamos a descansar que mañana madrugamos.


  En Malta
Nos levantamos a la hora programada, a las 8:15 horas cogemos el bus que nos lleva desde el hotel a la Terminal 1, es gratuito, va incluido en el hotel. Facturamos y salimos a las 10:20 horas hacia Malta, duración del vuelo es de unas dos hora y veinte minutos. Aterrizamos a las 12:30 horas y nos dirigimos a la cinta para recoger las maletas, esta vez fueron rápidas en salir.

Nos dirigimos al mostrador de AVIS a retirar el coche de alquiler. Aquí contratamos el seguro a todo riesgo y también nos cobran por adelantado el tanque lleno, lo cual nos lo devuelve cuando entreguemos el coche. Nos dirigimos hacia la zona de aparcamiento del coche de alquiler, nos dan un Picanto. Nos damos cuenta que no hemos traído el soporte del GPS, así que toca improvisar. Marcamos la ruta y salimos hacia el apartamento ubicado T-Sliema. Después de unos cuarenta minutos y de salirnos dos veces de la ruta llegamos al apartamento. Ahora toca buscar aparcamiento en zona libre, tenemos suerte y en la segunda vuelta encontramos. Son las 14 horas y nos vamos hacia el apartamento, hemos quedado con Raymond (amigo de Peter, anfitrión) a las dos y media. Conectamos los móviles y le mandamos un whatshapp. Llega a la hora acordada y nos enseña el apartamento, la verdad que sobre la limpieza habría que poner algunos peros, pocos pero mejorable (4 estrella de 5 en Airbnb), el resto todo correcto.



Después de ubicarnos en el apartamento salimos a conocer Sliema. De camino hacia la zona donde está el restaurante Mintpodemos fijarnos en el estilo de las viviendas con sus balcones, en casi todas las esquinas encontramos una estatua que representa a un santo católico, y restos de cuando fue colonia inglesa por ejemplo las cabinas de teléfonos rojas, cuando llegamos al restaurante está cerrado por vacaciones, comemos en uno que está delante mismo, en la misma avenida, restaurante Il-Gabbana, comida sencilla pero buena y probamos la cerveza local por primera vez, Cisk.

En las esquinas de toda la ciudad de Valeta, así como en los pequeños pueblos se pueden ver estatuas de santos, que en su momento cumplieron una importante labor de manteniendo viva la fe cristiana. Estos santos representan mucho más que una simple imagen, representa un club de música, los cuales están muy ligados a las celebraciones de las fiestas durante los meses de verano. 

El pasado colonial inglés esta presente en diferentes zonas de la ciudad, en este caso representado por la famosa cabina de teléfono de color rojo. Caminamos por la avenida donde podemos observar la playa de Sliema donde hay varios charcos y piscinas escavados en las plataformas de piedra calcárea. Caminamos por la zona hasta la punta de Tigné, localizar las salidas de los ferris. Desde esta zona podemos coger los barcos para visitar Valeta y las tres ciudades. Nos vamos a un supermercado ubicado en la Amery Street, Supermercado Conad, hacemos una pequeña compra y nos dirigimos al apartamento.


Bajamos a las 18.30 horas hacia la zona de la avenida, donde nos dirigimos hacia el restaurante Il-Merill, el cual lo habíamos visto en TripAdvisor como uno de los mejores en la zona, llegamos sobre las 19 horas, y ya estaba lleno excepto una mesa que estaba reservada y una para dos cerca de la puerta que nos estaba esperando, tenemos suerte. Son locales pequeños por este motivo siempre es mejor reservar mesa, ya sea por teléfono o pasando unas horas antes por el local, en su momento nosotros lo hicimos por WhatsApp. Nos pedimos varios platos y uno de ellos fue conejo, plato típico de la isla. Regresamos al apartamento, ahora mismo el móvil marca 13º, pero hace frío y está chispando. Así ha transcurrido nuestra llegado a Malta y las primeras horas en la isla, Nos Leemos.


follow us in feedlyMuchos españoles trabajan en Malta, ya sea en el sector del servicio o la construcción. La isla también es conocida por las personas que vienen a estudiar inglés, ya que es mucho más económico que ir a Inglaterra.

 27 y 28 de diciembre de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.