Destacado

Egipto 2017: Templo de Karnak.

Después de una hora y cuarto llegamos al Templo de Amón en Karnak. Hemos almorzado en el coche un picnic que nos habían preparado para poder aprovechar al máximo el día y realizar las visitas programadas.


Karnak está situada a la orilla del río Nilo, frente a Luxor esta zona es la antigua Tebas. Tebas fue la capital del Imperio Medio e Imperio Nuevo de Egipto, Uaset. Este lugar fue el centro religioso y administrativo del país en sus momentos de mayor esplendor.


   Templo de Karnak                            
El Templo de Karnak, en Tebas, dedicado a Amón, fue el principal recinto de culto de Egipto desde el Imperio Nuevo. En el siglo XI a.C., el poder se dividió entre los faraones, en el norte, y los sacerdotes de Amón en Tebas, en el sur.


El recinto de Amón se compone del gran templo de Amón, algunos templos menores, capillas y el lago sagrado. En el recinto existía también un templo de Ajenatón que actualmente está destruido. Todo el conjunto está rodeado por una muralla de adobe de 8 metros de grosor y 2400 de perímetro. Consta de 8 puertas de piedra 2 de ellas monumentales. Cuando llegamos al Templo de Kernak no había mucha gente, es una buena hora para la visita, el sol no está tan fuerte como por la mañana y te permite realizar la visita con más tranquilidad, aunque aún calienta. 


Flanqueando la entrada encontramos una hilera de esfinges con cabeza de carnero, su función es guardar y proteger. Fueron construidas en el mandato de Ramsés II. En la foto inferior tenemos el Patio con el Templo de Sethy II, pabellón de Tahaka, etc.



En la imagen superior encontramos la estatua de Pinedjem I con una pequeña estatua delante que representa a su mujer. Pinedjem fue un sacerdote, en esa época el imperio esta dividido en el Norte los faraones y el Sur los sacerdotes de Amón.



Llegamos a la sala hipóstila o columnada donde encontramos un gran bosque de columnas, donde paseamos entre estas columnas de 21 y 15 metros mientras Ahmed nos da las pertinente explicaciones del lugar, podemos disfrutar de algunos bajorrelieves. Esta sala fue donde se coronaban los reyes de Tebas, rodeados de 134 columnas.





Hemos pasado por el Patio de Amenhotep y llegamos al Cuarto PilonoAhora nos encontramos con dos de los tres obeliscos que aún queda en pie en este Templo de Karnak. El obelisco más impresionante es el de Hatshepsut con una altura de 30 metros y un peso de 343 toneladas.  También tenemos  los dedicados a Tutmosis I, padre de la reina Hatshepsut, con 20 metros de altura y un peso de 143 toneladas, y el dedicado a Tutmosis III, este lo encontramos a la entrada del templo.





Nos perdemos entre los patios y los santuarios, en todas las esquinas encontramos algo que nos llama la atención y nos deja impresionado, como las pinturas de la imagen inferior. Como la tarde es fresca nos permite pasear con mucha tranquilidad y sin agobios, así si merece la pena visitar este Templo de Karnak dedicado a Amón.



Llegamos al lago sagrado donde  los sacerdotes celebraban sus ceremonias, un lugar importante, muy cerca encontramos el escarabajo con los dos obeliscos al fondo.  Dar tres vueltas alrededor de este escarabajo de granito rosa con el fin de volver algún día a Egipto, representa a Jepri, el dios del Sol, así que nos pusimos en ellos y a rodear el escarabajo hasta cumplir.





Cuando terminamos la visita y a la salida del templo nos paramos en el Templo de Ramsés III, un lugar impresionante que da mucho juego para sacar fotos, aquí terminamos la visita al Templo de Karnak dedicado a Amón, Nos Leemos.


Si puedes visitarlo por la tarde mucho mejor, ya que habrá mucho menos gente que por la mañana, disfrutar del lugar y pasear entre las columnas. Dar gracias a Ahmed Diad por sus explicaciones. Gracias a la organización de Mohamed Badran (Bloom Egypt) 


Lunes, 4 de septiembre de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.