Destacado

Egipto 2017: Templo de Hathor, Dendera.

Nos levantamos temprano para preparar las maletas y desayunar. Sobre las 7:45 horas hacemos el check out y nos recoge Ahmed para dirigirnos hacia el aeropuerto, hoy nos vamos a Luxor. Una vez que llegamos al aeropuerto tenemos que pasar un control de maleta, luego facturar, vemos que las maletas están apelotonadas en un lado porque la cinta está rota, que malas sensaciones. Luego tenemos que pasar el control de seguridad. Ahmed va con nosotros, nuestro vuelo hacia Luxor sale a las 10:45 horas. Vuelo tranquilo de una hora y cinco minutos. Cuando llegamos a recoger las maletas, vemos que no aparece una, la pequeña no ha viajado con nosotros, los malos augurios se han cumplido, así que tenemos que dejarle los ticket y datos a un señor de la agencia de Badran, mientras nosotros seguimos ruta, ya que no tenemos tiempo para lamentaciones y cabreos, ya se encarga el representante de la agencia de la maleta extraviada (al final llego por la mañana).


Nuestro primer destino del día es Dendera después de un recorrido de una hora y unos quince minutos llegamos al Templo de Hathor. Aquí tenemos un templo con varios detalles muy significantes, esto lo descubrimos en varios documentales que vimos unos dos meses antes, así que tuvimos que añadirlo a última hora a nuestro itinerario, una vez más Badran busco hueco en nuestra ruta para incluirlo.


   Templo de Hathor                         
Ya estamos en la entrada del Templo de Hathor. Hathor era una importante diosa del panteón del antiguo Egipto que encarnaba los principios de la alegría, el amor femenino y la maternidad, encontrándose el centro de su culto en Dendera, uno de los complejos de templos mejor conservados de todo Egipto. El Templo de Hathor es el mayor y más impresionante edificio de este complejo religioso, y es visualmente imponente por su grandiosa entrada, el gran detalle de sus grabados, sus jeroglíficos y sus techos decorados.


Hathor se representa en forma de vaca, mujer con cabeza de vaca o mujer con cuernos de vaca y disco solar. Su nombre puede escribirse como un halcón dentro de un cuadrado que representa la casa. Madre divina que renueva todo lo existente. El Templo de Dendera ocupa una extensión de 40.000 metros cuadrados y está rodeado por un gran muro de ladrillo, el cual podemos ver parte en los vídeo ya que no he podido poner más fotos.




  Bes, el dios enano                         
Al entrar al recinto giramos hacia la izquierda y nos encontramos con el primer icono que teníamos en mente, el enano Bes. Una de las mejores representaciones de este dios lo encontramos en este Templo de Hathor en DenderaBes se le representaba de una forma completamente diferente y desconocida en el arte egipcio. Su forma era muy singular ya que era bajito, con panza. Tenía orejas de soplillo y su rostro se caracterizaba por tener unos enormes ojos y una frondosa barba. Además se le representaba con una enorme lengua que siempre mantenía fuera de la boca como en señal de burla.



   Interior del Templo de Hathor                        
Una vez en el interior del Templo de Hathor, en la sala de las columnas, donde una restauración dejo a la vista unos increíbles grabados y sus jeroglíficos. En todas las columnas podemos ver la presentación de Hathor con esa cara tan peculiar y al mismo tiempo hermosas y llamativas. 


Está formada por 18 columnas dispuestas en 3 filas de 6, quedando 9 columnas a cada lado del pasillo de entrada, unidas a media altura por intercolumnios y coronadas por capiteles en forma de sistro, instrumento consagrado a Hathor.  Estamos en la sala hipóstila exterior.



Si levantamos la cabeza para contemplar el techo, podemos ver que está decorado con escenas celestes, en las que aparece la diosa Nut trayendo el Sol al Mundo. Las paredes se encuentran decoradas con escenas de consagración del templo. En el techo podemos observar muchas escenas, algunas del zodiaco, solo con las representaciones que podemos ver en este techo se nos puede llenar una tarjeta de 32GB. Pues este es el segundo icono por el que queríamos visitar el Templo de Hathor, uno se hace la idea que estos bajorrelieves hacía las funciones antiguamente de narrar historias y la vida cotidiana, algo que hoy en día hace la televisión. Luego pasamos a la sala hipóstila interior donde encontramos seis columnas.


   Santuarios
Llegamos a la zona central donde encontramos varios santuarios, en la imagen de abajo tenemos el santuario principal del Templo de Hathor. Esta sala también es conocido como la sala de la barca, donde en el suelo aún podemos observar las hendiduras donde estuvo dicha barca. 


Luego encontramos varias salas,  todas rodean a la sala principal mediante un pasillo. Donde podemos observar algunas cosas interesantes como restos de un antiguo santuario. Nos paramos en la sala de Ofrendas, foto que se encuentra en la parte inferior, donde podemos encontrar varias ventanas. Este Templo de Hathor es impresionante no paramos de sorprendernos con todo lo que guarda.



   Lamparas de Dendera                        
En una de las salas mediante un pequeño hueco podemos bajar a un sótano donde encontramos uno de esos iconos que más no ha llamado la atención. Miles de bajorrelieves y jeroglíficos nos esperaban en este pasillo tan bien conservado y una vez más nos deja boquiabiertos con toda la información que representa.





Llegamos a otros de los iconos que nos ha motivado la visita al Templo de Hathor, hablamos de las Lámparas de Dendera. Varias interpretaciones tiene estos tres bajorrelieves, por ejemplo son interpretados por los egiptólogos, en base de una flor de loto de la que surge un vástago largo (o una raíz muy larga). Dentro de cada lámpara se distingue un filamento reconocible y bien representado en forma de serpiente (dios Atum), y cada bombilla está sujeta en los extremos redondeados por un soporte anillado al que se denomina pilar Dyed. Esta columna representa posiblemente la columna de Osiris, y es un símbolo de estabilidad, aunque no se tiene muy claro su origen, pudiendo ser simplemente un árbol o un poste. Burbuja de aire que crea el universo, donde la diosa Nun sostiene el universo con sus manos, relieve que se usa mucho manteniendo una barca.



Otra hipótesis que mucho he seguido en el canal de Historia, en la serie de documentales que esta dentro del programa llamado Alienígenas, plantean la hipótesis de que los relieves representan el uso de la tecnología eléctrica en el Antiguo Egipto, comparando los objetos centrales de los relieves con otros dispositivos similares más modernos. Teniendo en cuenta la existencia de la Batería de Bagdad, que demuestra que en la Antigüedad existían métodos para generar electricidad, la teoría cobra sentido. El ingeniero eléctrico Walter Gran, jefe de proyectos de una compañía austríaca construyó un modelo de la bombilla egipcia que se exhibió en el Jungfrau Park de Suiza. Situó un electrodo en uno de los extremos y, en el otro, un clavo. Para hacerla funcionar utilizó una bomba neumática y un transformador. Consiguieron que el artilugio iluminara. Aquí podemos contrastar mi cara de felicidad por estar en este lugar que tanto he visto en televisión, en Internet y en los libros, una vez más objetivo conseguido.


   Terrazas
Ambos lados de la primera cámara encontramos unas escaleras que nos permite subir a la zona del tejado del Templo de Hathor. En la subida podemos ver en las paredes de esta escalera un bajorrelieves que nos representan  la procesión de subida de la barca que transportaba la imagen hasta la terraza donde tendrían lugar las ceremonias propias de esta festividad, mientras que en la escalera del lado este se representa el descenso de la barca de regreso hasta el santuario donde era guardada.



Aquí encontramos varias salas con una gran importancia y otro de los iconos que nos ha permitido elegir este Templo de Hathor. En la terraza se eleva un templo sustentado en 12 columnas de capiteles hathóricos. Hasta aquí se traía el día de Año Nuevo la estatua de Hathor, custodiada en el naos, para la ceremonia de su Unión al Disco, que consistía en desvelarla y ponerla en contacto con el sol naciente.




Visitamos las dos salas dedicadas a la muerte y resurrección de Osiris, en el vídeo podemos ver y oír las explicaciones del guía Ahmed. Muchas representaciones de Osiris tenemos en estas paredes, con la diosa Isis y Neftis. Pero el icono que antes comentábamos es el zodiaco de Dendera, aunque el que se encuentra actualmente es una copia de yeso del original que se encuentra en el Museo del Louvre. El zodiaco es un bajorrelieve esculpido en el techo de la pronaos (o pórtico) de una cámara dedicada a Osiris, contiene imágenes que parecen corresponder a las constelaciones de Tauro. Muestra las doces constelaciones zodiacales, podemos leer mucho sobre este zodiaco en Internet, desde nuestro punto de vista que en esa época ya tuvieran constancia y estudiasen de esta forma todos estos símbolos y lo que representan, nos indica que era un pueblo sabio y avanzado para dicha época.




   Cleopatra y Cesarión, muros externos
Damos por terminada la visita del interior del Templo de Hathor y salimos al exterior, de forma automática nos dirigimos hacia la parte trasera del templo para ver nuestro último icono. En la parte trasera del muro exterior del templo directamente detrás del santuario, debajo de la cabeza de león son escenas que muestran la enorme figura de Cleopatra VII y su hijo con Julio César, Caesarion, que se convirtió en la gran reina de co-regente con su hermano Ptolomeo XV. Aprovechamos el momento para sacarnos una foto con Cleopatra.



   Mammisi
Nos dirigimos hacia los Mammisis, en el Templo de Hathor encontramos dos. Un mammisis se denomina a la construcción de casas de nacimiento del antiguo Egipto. El primero es de Nectanebo I con añadidos de la época ptolemaica. La decoración incluye el alumbramiento de Hathor y la presentación y amamantamiento de Amón por las vacas divinas. El segundo es del período romano, construido en tiempos de Nerón y decorado por Trajano y Adriano. La decoración es la misma que la del mammisi de Nectanebo I. Aquí terminamos nuestra visita a este Templo de Hathor,  solamente decir que ha sido una gran acierto incluir este templo en nuestra ruta y por supuesto todos los que visiten este país deben buscar un hueco para este maravilloso lugar. Nos leemos.




Llevar linterna y dedicarle tiempo, vimos entrar unos turistas y no estar el tiempo suficiente, y este templo merece unas horas. Dar gracias a Ahmed Diad por sus explicaciones. Gracias a la organización de Mohamed Badran (Bloom Egypt) 


Lunes, 4 de septiembre de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.