Destacado

Sintra: Conclusiones.

Después de nuestras tres visitas en Sintra , que volvemos a mencionar más abajo por si se lo han perdido, hoy toca escribir sobre las conclusiones de nuestra visita a este hermoso lugar que es Sintra, que está a poca distancia y tiempo de Lisboa.


Antes tenemos que decir que nos fuimos almorzar a un lugar muy peculiar que habíamos encontramos en la App de TripAdvisor, y también por recomendaciones que hemos leído en algún diario de viaje, hablamos del Restaurante Pendoa, todo un acierto. Tuvimos que preguntar a un Policía Local para poder llegar, ya que está cerca del Palacio de Sintra, en la trasera de las casas que están a la izquierda (si no ponemos mirando hacia el palacio) pero algo escondido. Aunque la fachada no te inspira confianza y que también hace funciones de tienda, porque vemos ropa a la venta, seguimos adelante. Encontramos un lugar super casero, que al mismo tiempo de restaurante es una tienda de ropa y regalos, donde las mesas y las sillas son las de toda la vida, nada de último diseño ni decoración pero todo esos es compensado por la calidad de la comida y el servicio. Nos pedimos unas sardinas, un revuelto de bacalao, una pechuga de pollo con papas fritas, para rematar de postre un dulce de la zona y pudín, las bebidas fueron 5 cervezas y café, la cuenta fue 35,60€, muy económico para todo lo que hemos comido. Le caímos bien a la dueña, ya que entre ella e Inma estuvieron hablando del historial médico de ella, pasamos un buen rato con sus historias, lo mejor de todo es que una hablaba en portugués y otra en español, pero ellas se entendían perfectamente, mientras yo escuchaba y me tomaba mi cervecita. Llegamos a las 14:18 horas y salimos a las 15:50 horas.



Sobre Sintra podemos decir que la verdad que ha sido un gran acierto haber leído sobre este bonito lugar y de esa forma añadirlo a nuestra ruta de este viaje a Lisboa, aunque se pueden hacer más visitas, nosotros solamente programamos estas tres para dejar tiempo a pasear, almorzar y no ir con prisas. Otra opción podría haber dedicado un día más, no pudo ser en nuestro caso por falta de tiempo.




Una de las opciones podría haber sido, añadir la visita al castillo Castelo dos Mouros, pero no nos daba tiempo, ya que teníamos que haber comido con prisas y no se nos apetecía. De todas formas este castillo lo vimos varias veces desde lejos. Algo en ruina en la actualidad pero desde lejos podemos ver sus murallas y torreones perfectamente, fue construido en el siglo IX por los árabes.


¿Cómo moverse por Sintra? tienes la opción de ir caminando a los sitios más cercanos como hemos hecho nosotros, desde la estación al centro del pueblo, donde está el Palacio de Sintra y luego también ir hasta la Quinta da Regaleira, y por último usamos para subir y bajar al Palacio da Pena un tuc tuc, este taxi te permite moverte más rápido, pero si vas con tiempo y quieres ahorrar algo de dinero puedes usar la guagua (autobús), nº 434 de la compañía Scotturb y comprar a bordo el billete circular, que permite subir y bajar del autobús en las diferentes paradas (5,50€).


Una vez que terminamos nos fuimos a comprar unos recuerdos de Sintra, y bajamos caminando hasta la estación de trenes. Como quedaba tiempo para la salida del tren nos fuimos a tomar un café. El tren salió puntual a las 16:40 horas, llegando a la estación de Rossio (Lisboa) a las 17:20 horas.


La conclusión final es volver a repetir lo mismo que hemos dicho anteriormente, merece la pena venir a Sintra porque tiene como mínimo tres visitas impresionantes y que se debe hacer si o si dentro de nuestro viaje a Portugal, y si quieres profundizar más puedes alojarte en Sintra o volver otro día más a este hermoso lugar desde Lisboa. Recuerda que en la primera entrada sobre Sintra habíamos comentado que llegamos desde Lisboa en tren, precio del billete incluido en la Lisboa Card. Nos leemos.


jueves, 2 de marzo de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.