Destacado

Lisboa: ¿Qué visitar en tres días? 3 Día.

Nueva entrada de que visitar o ver en Lisboa en tres días. Hoy nos hemos levantado a las 8:30 horas, a las nueve he ido a por dos cruasanes y un café con leche acá nuestra amiga “Cafetería Do Eléctrico”. El día esta gris y lluvioso. Así que hoy toca ¿recogida o no?, ya iremos viendo.

Entradas anteriores:
  1. Llegada a Lisboa.
  2. ¿Qué visitar en tres días? 1 Día (I Parte).
  3. ¿Qué visitar en tres días?  1 Día (II Parte).
  4. ¿Qué visitar en tres días? 2 Día (I Parte).
  5. ¿Qué visitar en tres días? 2 Día (II Parte).
  6. ¿Qué ver en Sintra? 1 Visita.
  7. ¿Qué ver en Sintra? 2 Visita.
  8.  ¿Qué ver en Sintra? 3 Visita. 
  9. Sintra: Conclusiones.




Convento e Iglesia da Graça                                
Nos vamos a tomar el día tranquilo, pero al mismo tiempo hemos decidido salir. Nos dirigimos a la parada del tranvía ubicada en la Plaça Largo das Portas do Sol pero esta vez en sentido contrario a los días anteriores, ahora llueve mucho más. A los poco minutos llega el tranvía número 28, nos subimos y al pasar la tarjeta sale como caducada, nos hacemos los bobos. Nos bajamos en la zona de Graça. Vamos a una pastelería a tomarnos un café con un pastel de Belém. Nos acercamos al supermercado para ver si había llegado la leche de avena pero nada de nada.


Seguimos por la zona de Graça hasta el mirador con el mismo nombre donde podemos ver otra vista de la ciudad así como del castillo Sao Jorge. Entramos en la iglesia de Santa Engracia. Esta ubicado en una da las siete colinas de la ciudad, data del año 1921. En el edificio actual no se encuentran vestigios de su etapa medieval. Sin embargo, del convento sí subsisten una sala con bóveda y arcosolio manuelinos. Entramos para visitar la iglesia y al mismo tiempo para huir del mal tiempo.


Una de las visitas que no hemos hecho en nuestro viaje a Lisboa ha sido el castillo Sao Jorge, lo teníamos planificado para el día de hoy pero el mal tiempo nos ha hecho cambiar de idea, y hemos preferido caminar por la ciudad y contemplarlo desde la lejanía, su visita la dejamos pendiente.

Zona de Martim Moniz                             
Decidimos bajar desde el mirador hasta el centro de la ciudad, hasta llegar a Martim Moniz. Pasando por calles estrechas donde los edificios con muchas historias que contar abrigan la calle y los raíles del tranvía señalan el camino a seguir, todo este lugar es de una belleza.



Al girar a la izquierda nos encontramos con la zona peatonal Rua Do Capelao, donde hay un Monumento al Fado. Donde las calles estrechas nos permiten llegar a locales donde el fado toma vida en las noches lisboetas.



En la plaza de Martim Moniz podemos ver que se mueve mucho tráfico, así como turistas, es donde comienza o finaliza la ruta del tranvía número 28. Nosotros seguimos hasta la plaza Figueira. Bajamos por una de las calles peatonales hacia la plaza de Comercio, haciendo un parada para comprar algunos recordatorios. 



Conservas de Lisboa                                
Nos dirigimos hacia la tienda de ventas de conservas más conocida de Lisboa, la cual es muy conocida en el mundo, hablamos de Conserveira de Lisboa Lda. (Rua dos Bacalhoerios), compramos unas latas donde las marcas Tripicana, Minor, Prata do Mar y Música com Lata son las más conocidas. Ese diseño del papel y la calidad del producto ha hecho que esta tienda sea muy visitada, y como nosotros no podíamos ser menos está allí nos fuimos. Ese formato del papel que envuelve la lata nos encanta y le da una presencia vintage que llama mucho la atención del consumidor, ha sido todo un acierto. 




Alfama                                
Desde aquí comenzamos a subir hacia la parte alta de Alfama, por sus calles estrechas y peculiares hasta llegar al bar donde ya hemos comido varias veces en este viaje, para almorzar por última vez antes de dar por finalizado este viaje. Hoy toca un plato de arroz, con bistec y un huevo frito, un poco de queso y siempre con unas cervezas Luego nos acercamos al bar de nuestra amiga para tomarnos un botellín, “Cafetería Do Electrico” y aprovechar los rayos de sol que acaba de salir, todo suena a despedida.


Nos quedamos a descansar en el apartamento y a las 17:15 horas, volvemos a salir el tiempo no ha mejorado mucho pero nos permite caminar y dar el último paseo, llegamos hasta el Feria da Ladra, seguimos hasta el Panteón Nacional, bajamos hasta el museo del Fado, como comienza a llover, decidimos subir otra vez y llegamos hasta la calzada de San Vicente y desde allí hasta el apartamento. Nos leemos.




viernes, 3 de marzo de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.