Destacado

Cádiz 2016: Algeciras.

Amanece un nuevo día en Ronda, nos preparamos para salir temprano hacia la estación de tren. Ayer habíamos comprado dos billetes de ida y vuelta para ir a Algeciras. El motivo de realizar esta ruta en tren es porque seguimos los documentales de la BBC de Michael Portillo sobre Trenes por Europa, y habíamos visto esta ruta entre Ronda y Algeciras. Como habíamos visto que el paisaje del trayecto merecía la pena y de paso visitamos la ciudad de Algeciras, pues decidimos hacer dicha escapada.



Precio del billete ida y vuelta para dos personas 35,60€.
Puedes ver el horario y precios actualizados en la web de Renfe.
Duración una hora y cincuenta minutos aproximadamente. Nuestra salida fue a las 9:18 horas y la llegada a las 11 horas.

Algeciras, decir que pertenece a la provincia de Cádiz, debido a su situación geográfica, en el estrecho de Gibraltar, el puerto es el principal reclamo, para los pasajeros y el primero en tránsito de mercancía del Mediterráneo. Una vez que salimos de la estación ponemos rumbo hacia la Plaza Alta.


La Plaza Alta es el centro neurálgico de la ciudad, donde podemos encontrar la Parroquia de Nuestra Señora de la Palma, iglesia Capilla de Europa, varios banco y tiendas, así como terrazas donde tomar un aperitivo antes de seguir. En el centro encontramos una hermosa fuente y los muros, así como los bancos de la plaza están decorados con azulejos. En la iglesia de Ntra. Sra. se encuentra la patrona de la ciudad, la Virgen de La Palma.




Seguimos por la calle Alfonso XI hasta llegar al Ayuntamiento, este edificio fue construido ente los años 1887 y 1897, sacamos varias fotos de la fachada. Si miramos hacia el mar podemos ver las enormes grúas que mueven los contenedores de mercancías, en las casas de la derecha podemos contemplar la arquitectura de la zona.


Seguimos caminando hasta llegar al Parque María Cristina, en una de las entradas nos encontramos con una noria y unos restos arqueológicos que correspondían a los baños Reales Meriníes, del siglo XIII – XIV, construidos por el emir Abu Yusuf Yaqub.


Antes ya habíamos visto parte de la muralla de la ciudad, pero al bajar hacia el puerto podemos ver más restos de la zona. Este conjunto defensivo fue construido entre los años 1279 y 1285, época en que la ciudad se encontraba bajo dominio meriní. La zona está algo abandonada, sacamos varías fotos y seguimos bajando.


Llegamos al puerto donde podemos ver la cantidad de grúas, este puerto es considerado actualmente el primero de España y del Mediterráneo. Paseamos un rato y volvemos a subir hacia el centro.



Subimos caminando hacia el Barrio de San Isidro, uno de los barrios más llamativos de la ciudad donde encontramos la Capilla de San Isidro Labrador, y en su interior se encuentra el Cristo de Medinaceli, muy venerado en la ciudad.


Nos vamos hacia el Mercado Ingeniero Torroja, este edificio fue declarado Bien de Interés Cultural. Esta vez no pudimos ver la fachada completa ya que se encontraba los puestos ubicados en la plaza, pero su cúpula es de bonito diseño. Aprovechamos una de las tiendas que hay en la zona para comprar los recuerdos. Le preguntamos a la señora donde podíamos ir a almorzar o tomar una copa con unas tapas, y nos dijo, todo un acierto.


Bar la Casita, madre mía que energía y ganas a pasarlo bien tiene sus empleados, aunque uno no conozca a nadie, ellos te hacen participe de todo. El ambiente es maravilloso, sin duda lo mejor. Al final terminamos almorzando mediante tapas y cañas, la comida ha estado bien y algunas de las tapas han sido muy originales. Cuando iba a sacar una foto para enviarla a la familia se dieron cuenta y con la misma uno de los camareros nos dejó el cartel con la publicidad del local, todo estudiado. Volveremos a Algeciras, sobre todo para volver a vivir este ambiente, Pura Vida.



Después de caminar un rato y tomarnos un café en la Plaza Alta, nos vamos hacia la estación para coger el tren hacia Ronda a las 15:30 horas. Nos leemos.


Viernes, 30 de diciembre de 2016

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.