Destacado

Japón 2015: Nijo-jo.

El autobús número 12 nos deja delante de la segunda visita del día, el Castillo Nijo-jo. La entrada cuesta ¥600.  Este castillo fue construido en 1603 como residencia de Ieyasu, primer sogún del clan Tokugawa. Los castillos en Japón son diferentes a los europeos, tienen algunas estructuras parecidas pero el resto es totalmente diferentes.

Como ya hemos dicho el día no acompaña, esta nublado y llueve de vez en cuando. Una vez pasada la puerta de Karamon entramos en el palacio de Ninomaru, compuesto de cinco edificios. No podemos grabar ni sacar fotos en su interior.


Así que tienen que confiar en nuestras palabras o ir a verlo, en algunas salas encontramos hermosas decoraciones en sus techos y puertas correderas. Los suelos chirrían a nuestro paso se dice que servían como sistema de seguridad ante intrusos, la  verdad es que se oye bastante cuando pisamos.






Luego recorremos los hermosos jardines de Ninomaru de estilo tradicional japonés. Llegamos hasta el palacio Honmaru, que no se encuentra abierto al público.



Llegamos a la zona del foso y de los muros interiores del castillo.






Regresamos a la estación de autobuses, aquí almorzamos en un restaurante de pasta que se encuentra en el interior del centro comercial que está debajo de la estación. Sigue lloviendo así que nos vamos al hotel, pero antes le sacamos una maravillosa foto a la torre de Kioto. Esta torre de 131 metros de altura fue diseñada por Mamoru Yamada y la Universidad de Kioto.


Para cenar nos acercamos al supermercado que se encuentra a unos 10 minutos a pie de nuestro alojamiento, hotel Kyomachiya Ryokan Sakura. Termina un nuevo día en Kioto. Nos leemos.