España

Málaga 2016: Caminito del Rey.

Después de desayunar en el apartamento salimos hacia Ardales, hacia el embalse del Conde de Guadalhorce. Nuestro objetivo de hoy es hacer el Caminito del Rey. Este camino transcurre por el desfiladero de los Gaitanes por donde transcurre el río Guadalhorce. Existe un canal de agua que une los embalses de El Chorro y Conde de Guadalhorce, este desnivel se ha aprovechado para alimentar a una central hidroeléctrica. Por estos motivos se realizó un camino de mantenimiento de dicho canal, que fue inaugurado por el rey Alfonso XIII, por ese motivo se llama Caminito del Rey.


Nosotros habíamos reservado con antelación las entradas, es muy importante reservar hora, ya que las entradas son limitadas. Dejamos el coche en unos aparcamientos habilitados cerca del embalse y de la entrada, precio 2,00€. La entrada está en una de las orillas de la carretera y está señalada mediante un cartel, entramos por un túnel y luego tomamos un camino en descenso hasta la central Hidroeléctrica de Gaitanejo, donde está la caseta de entrada, recorrido de unos 1,5km. Aquí tenemos que enseñar nuestras entradas y coger unos cascos. Nuestra entrada estaba programada para las 12 horas, esperamos unos minutos en que se forme el grupo de entrada.


Comenzamos la visita pasando por un costado del embalse de Gaitanejo, aunque somos un grupo grande poco a poco se va separando por cada uno va a su ritmo. Comenzamos por las pasarelas del desfiladero de Gaitanejo, donde podemos ver el río debajo de nuestros pies. Podemos observar la erupción del agua y del tiempo en la roca. También podemos observar parte del antiguo camino que permite bajar al río, así como como parte la antigua red eléctrica. En esta entrada tenemos unos cinco vídeos que nos permite recorrer todo el camino, apenas hemos cortado secuencia. En el vídeo de arriba podemos ver la entrada y abajo dos fotos del desfiladero Gaitanejo, y un vídeo del desfiladero.




Llevar calzado cómodo, abrigo, agua para el camino y algo de comer para reponer energías. Nosotros nos hemos tomado nuestro tiempo y hemos tardado unas dos hora y treinta minutos. Llevar unos prismáticos para divisar aves.


Foto de arriba es la bajada después del desfiladero de Gaitanejo hacia la zona conocida como El Soto, zona que esta entre el desfiladero anterior y el Tajo de las Palomas. Aquí podemos ver  los primeros raíles y un túnel del ferrocarril que circula por el otro lado del río. También encontramos un pequeño túnel que debemos pasar para seguir nuestro camino.



Llegamos al segundo cañón, el Tajo de las Palomas, siguiente vídeo y foto, en este vídeo podemos ver como al mirar hacia tras vemos el talud del ferrocarril y si miramos al frente al fondo del todo se divisa el último cañón. En la foto podemos ver el Puente del Rey, llamado así por que el rey lo cruzo cuando llego hasta zona. Aquí podemos encontrar la zona denominada la Cueva del Toro y unas rocas con unas formas como si fuera capas superpuestas, antes de llegar tenemos una pasarela sinuosa que se adapta al desfiladero. Caminamos ahora por un camino de tierra donde podemos ver este hermoso valle. En este vídeo podemos ver el hermoso Valle del Hoyo, agua y naturaleza pura, y la entrada al último desfiladero.



Entramos en el último desfiladero, llamado Desfiladero Gaitanes (foto inferior), este tramo de pasarela que está a más de 100 metros de altura es lo más impresionante del recorrido para nosotros. Podemos ver el camino viejo a pocos metros por debajo de las nuevas pasarelas. En la gran pared que tenemos enfrente mismo de nosotros podemos ver como unos chivos practican escalada, que pasada.



Los chicos hacen escalada en el cerro de San Cristóbal, estos huecos en las rocas son conocidos como "Hornacinas de San Cristóbal. Debajo podemos ver los raíles por donde pasan el tren y atraviesa dicho cerro.


No tenemos palabras para relatar nuestros sentimientos al pasar por esta pasarela y llegar hasta el balcón de cristal, la primera foto de esta entrada fue sacada desde dicho balcón con el viaducto de agua al fondo y el puente colgante. En el siguiente vídeo más imágenes del lugar.




Seguimos camino hacia el Puente Colgante, que está cerca del viaducto del agua. La pasarela nos lleva de forma sinuosa hasta la altura del viaducto. Estos puentes unen las dos paredes que están separadas en esta zona por 35 metros.




En la foto de arriba tenemos el Viaducto de agua y la foto de abajo el Puente Colgante que nos permite cruzar de un lado de la pared hasta el otro lado. Antes de cruzar uno de los operarios, por el camino encontramos varios, nos dice que no nos paremos en el puente, que sigamos ligeros. En el vídeo anterior podemos ver nuestra cara e impresiones una vez que hemos pasado de un lado al otro, cuando cruzábamos hacia bastante viento y se movía el puente ha sido lo que más no ha impresionado y “cagado” del todo camino, pero ha merecido la pena.



Vamos pasando por una pasarela que está colgada en la Pared Sur hasta el túnel y puente del ferrocarril, en la foto de arriba podemos ver esa línea, con su desnivel que es la pasarela que nos permite llegar hasta la zona del ferrocarril. En la foto de abajo puedes ver el puente verde del ferrocarril y una línea que parece una grieta en la pared pero no, es la pasarela que acabamos de caminar. 


En el siguiente vídeo podemos ver el final del recorrido pasando por la central, viaducto de los Albercones y el antiguo poblado de Los Chorros hasta llegar a la caseta donde entregamos los cascos. Nos dirigimos hacia la parada de guagua (bus) que nos va llevar hasta la zona de aparcamiento donde hemos dejado el coche, precio del billete 1,55€, duración del trayecto unos 20 minutos.


Este recorrido ha sido espectacular, ha sido una de nuestras mejores experiencias en años. Hace tiempo que habíamos visto vídeos del antiguo camino y ya nos había llamado la atención, pero una vez restaurado y sobre todo pasando a ser un camino seguro, lo teníamos claro que teníamos que venir hasta aquí y no nos hemos arrepentido, ha sido una gran experiencia. Pura Vida. Nos leemos.


Jueves, 29 de diciembre de 2016

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.

No hay comentarios