España

India 2014: Jaipur.

Una vez terminada las visitas nos fuimos a comer al restaurante Royal Jaipur Palace, un buffet normalito. Después de comer paramos en la plaza donde se encuentra el Museo Central de Jaipur. No entramos, sacamos la foto de rigor y nos dirigimos hacia la casa de Adhishek, donde estamos alojados.


Después de descansar y de la negativa del chófer a bajar al centro de la ciudad por la tarde, le dijimos que se tomase el día libre. Aunque nos llama el jefe para decirnos que el chófer esta a nuestra disposición y nos lleva donde nosotros queramos, le decimos que ya no hacía falta.  Bajamos en tuc tuc hacia el centro de la ciudad, después de regatear el precio con varios chófer al final uno accedió al precio que nos había recomendado Adhishek, un recorrido de unos veinte y cinco minutos que fue toda una aventura, adelantamientos por todos los lados imaginables y mucho ruido. El trayecto nos costó unos 160 Rps.


Nos deja cerca del Palacio de los Vientos,  aquí nos dirigimos hacia la parte trasera, donde se encuentra la entrada al palacio, al final no entramos, pero hay gran diferencia en la terminación de las dos fachadas.



Comenzamos nuestra ruta a pie por la ciudad, sin ningún objetivo a la vista, comenzamos a caminar por las calles anchas pero atestadas de tráfico y de comercios. Muchos de los edificios tienen rejas en sus ventanas o balcones, todo es debido a los monos que habitan en la zona. Pudimos ver como saltaban y se perseguían unos detrás de otros, supongo que para marcar territorio. 




Entramos en varios comercios, solamente por curiosidad, puedes encontrar de todo en estas calles atestadas de comercios. Caminamos y caminamos, sin rumbo fijo hasta llegar a una de las puertas de la ciudad vieja, por lo tanto media vuelta y cambiamos de sentido. Al final encontramos uno de los locales que teníamos marcado en nuestra guía de viaje, LMB Hotel. Donde su heladería, pastelería y restaurante vegetariano es muy conocido en la ciudad. Entramos y nos tomamos un helado, cada uno 50Rps.




Cogimos un rickshaw (precio 40Rps), nos lleva a la otra parte de la ciudad, allí paseamos un rato más y volvimos a subir al centro en tuc tuc  (50Rps).  Nos fuimos nuevamente a la parte trasera del Palacio de los Vientos donde estuvimos sentados unos minutos alejados del bullicio de los coches y de la gente.



Sobre las siete de la tarde cogemos un tuc tuc hacia nuestro alojamiento, el regreso fue más largo debido al intenso tráfico, unos 45 minutos, en este caso le pagamos 200Rps, algo más del precio acordado. Llegamos a la habitación sobre las ocho de la noche. Terminamos el día, vamos a leer un rato a la habitación y a preparar la salida de mañana. Nos leemos. Día 15, martes, 16 de septiembre de 2014.

No hay comentarios