Destacado

Camboya y Vietnam 2012: Templo de Angkor: Bayón.

Hoy es el día esperado, vamos a comenzar nuestra visita a los Templos de Angkor, donde veremos el famosos Angkor Wat. Es nuestra séptima Maravilla del Mundo, el orden que hemos seguido es el siguiente: Coliseo Romano, Santa Sofía, Machu Picchu, Petra, Rapa Nui, La Gran Muralla China y ahora Angkor Wat.
Llegamos a la entrada, nos acercamos a la ventanilla, ya que nos tienen que sacar una foto (con una webcam) para hacernos la entrada, compramos una entrada de tres días, que cuesta $40.


Estamos en la antigua capital del Imperio Khmer (Jemer), es decir en Angkor. Este lugar estuvo escondido durante siglos en medio de la selva, hasta el año 1860. El conjunto arquitectónico, que ocupa una extensión de 400 km2, está compuesto por templos monumentales construidos durante este periodo y son una joya del arte hindú. Entramos por la puerta sur de los Templos de Angkor, y nos dirigimos encima de un elefante, sí en un elefante, hacia el Templo de Bayón.



La sensación de acercarse a este templo subido en un elefante es …(sin palabras), llegamos por la puerta este del templo, donde podemos observar dos estanques a cada lado. Ese templo personifica el ego y el genio creativo del legendario y famoso rey Jayavarman VII. Este templo ocupa el centro de la antigua ciudad. 


Una vez que nos bajamos podemos observar las 54 torres de estilo góticas. Entramos por la puerta norte y nos dirigimos hacia unos pasillos estrechos y nos dirigimos hacia unos bajo relieves, que representan escenas de la vida de Camboya del siglo XII.



El templo está compuesto por tres niveles y vamos pasando por pasillos estrechos y subiendo pequeñas escaleras.



Pasamos al tercer nivel, donde nos esperan las 256 caras esculpidas en las torres del templo. Aunque hay mucha gente podemos observar y respirar la magia y fuerza de este lugar. Sokon ya conoce todos los lugares para sacar fotos y nos lleva directos a ellos. Ahora nos deja un tiempo libre y nos dejamos llevar por la corriente y nos perdemos por los pasillos, más y más relieves, entrando y saliendo de las torres, siempre con los ojos  abiertos como platos para no dejar escapar nada. 





Sokon, nos conduce a la salida por unas de las puertas (sur), y aprovechamos lo poco concurrido que se encuentra esta zona para sacar unas maravillosas fotos. Nos leemos. Martes 25  de septiembre 2012, 23 Día.



No hay comentarios