España

Vietnam y Camboya 2012: Aldea de Cat Cat.

La hora de salida de hoy es a las 9:30 horas. Así que bajamos a desayunar a las 8:20 horas, hoy no es a la carta, toca bufet, ya que hay muchos turistas, pero somos los únicos occidentales. Los manteles siguen sucios, que pena, por lo demás bien.
Chi nos recoge y salimos hacia la aldea, hacemos una parada para comprar las entradas para visitar la aldea Cat Cat de la etnia de los H’Mong Negro. Después de unos 9 minutos en coche nos dejan en la entrada  y comenzamos nuestro descenso hacia dicha aldea.


Vamos bajando poco a poco, algunas escaleras, pero el descenso es muy agradable. Vamos pasando por la aldea, a los lados del camino tenemos las casas de los aldeanos, donde vemos como los niños juegan, el de la imagen vigila a un búfalo de agua y a su cría. Los mayores hacen sus tareas, las comida, teñir la ropa, etc. 



También podemos observar animales como cerdo, gallinas y el búfalo de agua para preparar las tierras. Estas mujeres hablan dentro de sus casas, donde preparan el almuerzo.


A los lados del camino también encontramos tiendas donde se venden los productos artesanales realizados por estas etnias. Foto con nuestro guía y amigo Chi. 


Encontramos a unos niños jugando al trompo, que recuerdos. Donde por turnos, van lanzando sus trompos e intentando parar el anterior y que el suyo siga girando.


Llegamos al puente que nos permite cruzar un río, para alcanzar un mirador donde podemos observar como se une tres ríos y ver una bonita cascada.





En un pequeño recinto podemos encontrar una exhibición de la danza y música de esta etnia.


Tenemos que regresar por otro camino, vamos por la otra orilla del río, por un falso llano, con una pequeña subida. Llegamos hasta un pequeño mirador donde la gente se toma un descanso, nosotros sacamos las fotos oportunas y nos permite estrenar nuestra camisa con el logo del blog. 


Cruzamos un puente de hierro que nos permite llegar a la otra orilla del río. Subimos una pequeña pendiente y llegamos a los aparcamientos. Los que no tenga transportes no deben preocuparse aquí pueden encontrar para regresar a Sapa.



En el camino Chi nos comentan si queremos subir a un mirador donde podemos observar todo el valle, sin pensarlo le decimos que sí. Nos dejan en la subida, Inma y yo comenzamos a subir unos pocos metros hasta una atalaya que nos permite tener unas maravillosas vistas del valle. Impresionante lugar, me gustaría pasar algunos días más en este valle, es… Nos leemos. Sábado 8  de septiembre 2012, 6 Día. 




No hay comentarios