España

China 2011:Casa de Té y llegada a Datong.

Domingo, 4 de septiembre de 2011. Salimos del complejo del Templo del Cielo y nos dirigimos hacia una Casa de Té, para asistir a una demostración y degustación de cinco diferentes tipos té que se cultivan en China. La chica nos hace una demostración de cómo se debe servir el té, y sus preparativos y así como las propiedades de cada uno. Bueno podemos decir que todo esto es un arte y que se lo toman muy en serio, a continuación un vídeo con la explicación, traducido por Sara.


Sobre las 13 horas nos fuimos almorzar. Una vez más a un restaurante preparado para turistas, ya sean chinos o extranjeros, la comida no está picante y la sopa está muy buena.

Nos acompañan a la estación de tren donde nos despedimos del chofer. Seguimos a Sara, en busca de la puerta o andén número 10, que corresponde a nuestro tren. Bueno ya hay mucha gente, se puede decir que la cola no existe, algo típico en China, así que intentamos colocarnos bien a la espera de que se abra la puerta.

Unos minutos antes de la partida se abre la puerta, como latas en sardinas avanzamos hacia la puerta para entregar los correspondientes billetes y bajar al andén. Localizamos el vagón 4, tenemos reservadas dos literas de camas blandas. El compartimento tiene 4 camas, así que vamos acompañados. La azafata nos cambia los billetes por tarjetas, que al final del trayecto tenemos que volver a cambiar, volviéndonos a quedar con el billete. Sara se despide de nosotros y partimos hacia Datong a la 15:40 horas, puntual. Adiós Beijing.


Después de algunas películas en el portátil, leer un rato y descansar, llegamos a Datong. Seis horas de recorrido y por lo tanto ya son las 21:43 horas. Después de pasar un subterráneo, bajar y subir escaleras llegamos a la puerta de salida donde encontramos al guía con un cartel y nuestro nombre. Jason (habla inglés) se presenta, y partimos. Después de 15 minutos llegamos al hotel.
En el hotel tenemos que dejar una fianza, algo común en los hoteles de China. En el sexto piso esta nuestra habitación, madre mía si está es la habitación estándar no quiero ver la suite. Nos leemos.



No hay comentarios