España

China 2011: Fengdu (Ciudad de los espíritus).

Lunes, 12 de septiembre de 2011. Bueno hemos pasado una buena noche navegando. Son las 7:30 horas y nos vamos a desayunar, en nuestra mesa están sentados dos canadienses, cuatros ingleses, y unos norteamericanos. Desayuno estilo buffet.
Llevamos catorce días de viaje, justo en la mitad. Bueno el barco lleva atracado unas horas, por la mañana nos vamos de excursión a la Ciudad de los Fantasma o de los Espíritus, Fengdu.
A las 8:30 horas comenzamos la visita a “la Ciudad de los fantasmas o de los espíritus”, Fengdu, nosotros vamos con el guía de habla inglesa, también va otro grupo de chinos cono otro guía, todos estamos en el mismo barco. La leyenda sobre la ciudad dice: Cuando dos personas llegaron y se convirtieron en inmortales en la montaña de Pingdu, esta montaña consiguió su reputación y el Condado de Fengdu se convirtió en realidad. Fengdu con 1.800 años modelada el infierno chino en la mitología taoísta. Se dice que Fengdu es el hogar del espíritu de los muertos, por lo que tiene la reputación de “Capital del espíritu”. Bajamos del barco y nos dirigimos hacia la orilla usando una pasarela, tenemos que subir unas escaleras para llegar a la parte alta. Como era de esperar encontramos varias tiendas, y un pequeño coche, como los que se usan en los campos de golf, pero más grande, para llevarnos a la entrada de la ciudad.

Nos dirigimos hacia la montaña de Ming, este lugar está lleno de templos. Comenzamos a subir y visitar varios templos, hasta llegar a la pagoda que veíamos desde el barco. Los lugares más famosos y los que recuerdo que hemos visto son el puente Naihe (foto inferior), puerta del infierno, el camino al infierno, Hall de emperador de Jade, etc.




Una vez terminada la visita sobre las 11:15 horas volvemos al barco, usando el mismo medio de transporte, el coche eléctrico. Aprovecho para comprar en las tiendas 6 cervezas, para aprovechar la nevera del camarote. Una vez más tengo que regatear con el vendedor, después de unos minutos me dice que soy un buen negociante y me las deja en ¥20 (2,25€), después de pedirme ¥60. No sé quién habrá ganado en la operación, yo pienso que yo por una parte porque tengo cervezas y el porqué tiene ganancias seguro, así que todos contentos. Nos vamos al barco. Zarpamos y nos vamos almorzar. Nos leemos.


No hay comentarios