España

China 2011: Crucero por el Yangtzé.

Domingo, 11 de septiembre de 2011. Dejamos las maletas preparadas, ya que hoy nos vamos de Xi’an, y bajamos a desayunar. Después de realizar el check out partimos hacia el aeropuerto, son las 10:00 horas.

Llegamos al aeropuerto sobre las 10:40 horas, el tiempo es muy malo, no ha parado de llover. Facturamos y nos despedimos de Yadira, pasamos los diferentes controles de seguridad, y nos dirigimos hacia la puerta embargue. Nos comunican que debido al tiempo tenemos un retraso de unas dos horas y quince minutos, luego nos cambian de puerta, de la 26 nos pasan a la 8. Una vez más a buscar dicha puerta. Al final nuestro vuelo sale a las 15:08 horas, y estaba previsto para las 12:50 horas. El vuelo dura una hora y ocho minutos. En el trayecto nos dan el almuerzo. Después de recoger la maleta nos espera en la salida la guía, de habla inglesa.
Chongqing está situada en una península sobre el río Yangtzé en el centro del país, rodeada de altas montañas. La ciudad está situada en una zona con muchas colinas. Por eso, es una de las ciudades chinas con menor número de bicicletas por habitante, ya que vemos que hay muchas pendientes y la verdad que apenas vemos bicicletas. Nuestro objetivo en esta ciudad es coger el crucero que nos va a permitir navegar por el Yangtzé hasta Yichang. Primero hacemos una parada para ver un pequeño templo museo, donde se representan varias escenas de la vida cotidiana de la ciudad en siglos anteriores, así como varios pequeños teatros.



Esta ciudad merece dedicarle más de un medio día, pero nuestro tiempo no lo permite.


Ahora nos llevan directamente hacia el barco, tenemos que bajar unas escaleras y cruzar unas balsas unidas por una pasarela hasta llegar al barco. Nos despedimos de nuestra guía que ni tiempo hemos tenido de preguntarle el nombre. En la recepción del crucero nos presentan a nuestra nueva guía en el barco, también de habla inglesa. En todo viaje tienes un momento que lo pasas un mal rato y te agobias, suele ser normal. Pues el nuestro ha llegado, la chica nos enseña las diferentes habitaciones, tipos y precios, todo acompañado con un inglés rápido y comenzamos a perdernos con las explicaciones, entre el cansancio del vuelo con sus retrasos y el calor, comenzamos a ponernos de mal humor. Al final le comentamos que nos dejara tranquilo con tantas habitaciones y nos diera la que teníamos reservada. Así lo hizo y acabo nuestra agonía por el barco.

A lo lejos se ve pasar un telesilla, que permite cruzar de una orilla a la otra. En la foto superior podemos ver los cables delante de los edificios.


Después de instalarnos en nuestra habitación nos fuimos a cenar, algo más relajados. Subimos a la cubierta y nos sentamos en las tumbonas a contemplar las vistas. Todos los edificios iluminados, el río nos permite olvidar el mal trago de las habitaciones.





Sobre las 21:10 horas el barco zarpa y comienza nuestro crucero, desde la habitación, en el pequeño balcón podemos contemplar muchos edificios y puentes iluminados, los vamos dejando atrás hasta llegar a una zona más oscura, solamente interrumpida por los barcos que nos vamos cruzando en el trayecto. No corremos las cortinas, desde la cama vemos pasar el río y escuchamos su susurro, de esta forma terminamos nuestro décimo tercer día de viaje. Nos leemos.

La luz azul que se ve en la imagen anterior en la parte derecha superior, es una cometa con led, en China se usan mucho.

No hay comentarios