Destacado

Italia 2006: Cinque Terre.

Una vez más quiero retomar el viaje a Italia, en el año 2006, para poder terminar su relato.
Miércoles 16 de agosto de 2006. Nuestro décimo cuarto día en Italia.
Nos dirigimos hacia Cinque Terre, en español Cinco Tierras, así se llama a la zona compuesta por cinco pueblos de la provincia de La Spezia. Esta zona esta bañada por el mar de Liguria, es una subdivisión del mar Mediterráneo. Los pueblos que componen dicha zona, son los siguientes: Monterosso, Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore. Antes de llegar al destino definido pasamos por la capital de la provincia, La Spezia. Ciudad de unos cien mil habitantes, ubicada en el Golfo de Spezia. Ella podemos comprobar el puerto militar y mercantil que dan vida a esta ciudad.




Ya estamos en la zona de Cinque Terre, vamos con el tiempo justo así que nos acercamos a Riomaggiore, tomamos unas fotos desde la parte alta y continuamos hacia Manarola. Buscamos un aparcamiento, gracias que a sus afueras hay unas zonas habilitadas para dicho menester. Tenemos que caminar hasta llegar a la parte alta donde se encuentra la plaza, en la que se concentran los edificios religiosos, como la iglesia parroquial del 1338 en estilo gótico, el oratorio y la torre campanario. Desde esta zona podemos contemplar las viviendas pintadas con colores típicos de la zona y llamativos. 





Seguimos bajando por unas calles donde apenas pasan coches, mejor dicho ninguno, solamente terrazas y barcas ocupan la calle por donde pasamos hasta llegar hasta el pequeño puerto. Que bonito lugar, tiene un encanto que no se puede describir. Después de pasear, y conocer la zona, buscamos un lugar donde almorzar. Mientras almorzamos comienza a llover, que tormenta, las famosas aguas cortadas. 




Una vez que termina de llover, volvemos a pasear por las calles, pasamos un pequeño túnel que llega a una pequeña estación de tren que une Manorola con Riomaggiore. Una vez terminada nuestra visita a este pueblo de Cinque Terre, regresamos a Florencia, llegamos a las 19:20 horas. Nos leemos.




No hay comentarios