España

Siria 2009: Damasco, II Parte.

Lunes, 31 de agosto de 2009. II Parte.


Nos encontramos visitando esta impresionante y enorme mezquita, nos tomamos nuestro tiempo para poder visitar y contemplar con tranquilidad esta maravillosa mezquita. Son las dos y media, acabamos de salir de la mezquita, entregamos las túnicas (que bien te quedaba esa especie de falda, Felipe) y nos ponemos los zapatos. Es hora de almorzar, el guía nos comenta que tiene un restaurante reservado y si vamos a ir todos, bueno comienza el lío de los almuerzos, sinceramente no me gusta, casi nunca, que me lleven a sitios predeterminados con antelación, opino que se come mal y es más caro. Así que Beatriz, José, Inma y yo le comentamos al guía que no vamos con el grupo, también Cristina, Ainara y Virginia le comentan lo mismo, así que nos dice que tenemos una hora y cuarto para comer o lo que queramos hacer y que nos vemos en un callejón que está a un lado de la mezquita. Sin pensarlo buscamos un lugar para almorzar, muy cerca del callejón encontramos un restaurante con buena pinta, está ubicado en un pequeño palacio o una impresionante casa con un patio en el centro, la verdad que es muy bonito. El servicio es algo lento, un solo camarero, pero es bueno y comemos de lujo, sobre el postre que nos puso un plato que ahora no recuerdo el nombre que estaba para chuparse los dedos, bueno nada de cerveza, ya que no sirven nada con alcohol. Con la barriga contenta y con la cartera casi llena, porque la comida aquí en Damasco no es nada cara, nos dirigimos al punto de encuentro. Ya estaban las chicas esperando pero el guía llego algo más tarde y nos comento que el resto del grupo no había terminado de almorzar, comieron en un bufé y más caro.


Palacio Azem. Clic en Leer más para seguir leyendo.


Nos dirigimos hacia el Palacio Azem. Este palacio de arquitectura civil de Damasco, contiene unas bonitas fuentes y un museo de arte y tradiciones populares, en cada habitación del dicho palacio se muestra con maniquíes, acciones de la vida cotidiana de esa época. Nos tomamos nuestro tiempo para visitar cada estancia, y sacar fotos de sus fuentes. Una vez terminada la visita, volvemos a cruzar el mercado cubierto y nos dirigimos hacia el barrio cristiano. Después de recorrer pequeñas calles, donde podemos contemplar en algunos lugares pequeños santuarios con alguna virgen en su interior. Llegamos a la capilla de San Ananias. Se encuentra en la parte vieja del barrio cristiano, el paseo hasta llegar a esta capilla es muy bonito. Es un capilla pequeña por donde se dice que, una noche, los discípulos ayudaron al apóstol San Pablo a salir por una ventana y huir de los judíos. Una vez terminada la visita el guía nos comenta que se acabo el tour por hoy, y tenemos la opción de volver en autobús al hotel o quedarnos en la ciudad, y visitarla por libre. Continuará……………. Que se me olvidaba cuando íbamos de camino hacia la capilla, nos paramos en una pequeña tienda a comprar, José; Antonio; Beatriz; Inma y yo, bueno compramos agua y Beatriz una cerveza, aquí viene el problema, el chico no tenia saca tapa, pues comienza la odisea, comienza a dar voces llamando a los vecinos y amigos preguntándole si tenían algo para abrir la cerveza, el ancho de la calle sería de unos 2 metros y medio así que todos los vecinos los oyeron uno bajo le preguntó y volvió a subir, otro también llego a la tienda, mientras Antonio empeñado en pegarle los dientes a la chapa, el chico le decía que no, Beatriz y Antonio, le enseñaba con se dice botella de agua en castellano. La verdad que la escena era de película, pero al final llego el saca tapa, así que se nos hizo tarde y cuando llegamos a la capilla, el guía estaba esperando por nosotros para comenzar la explicación, la cara lo decía todo, pero una cerveza merece todas las malas caras de este mundo, o no queridos lectores.


No hay comentarios