Destacado

Suroeste de Malta: St. Peter’s Pool, Marsaxlokk y Marsaskala

Seguimos nuestro viaje por la isla de Malta, hemos divido nuestro itinerario por zona, así que hoy toca visitar el suroeste, en esta tercera entrada de esta etapa la hemos dedicado a visitar pueblos pesqueros de la costa de Malta, como Marsaxlokk y Marsaskala, así como la zona de baño St. Peter's Pool. Recuerden que pueden seguir el diario mediante la opción de menú Europa y luego en Malta.



   Marsaxlokk
Sobre las 14 horas llegamos al antiguo pueblo pesquero de Marsaxlokk. Encontramos las llamativas barcas de colores y con el ojo de Osiris pintado en cada lado para ahuyentar el mal, llamadas Luzzu. Los domingos hay un interesante mercado de pescado, no es nuestro caso así que aprovechamos para caminar por el puerto y contemplar esas maravillosas barcas.



Este tipo de barcas de pesca llevan años usandose en el archipiélago maltés. Siempre se han pintado en colores vivos como el amarillo, azul, rojo o verde, en cada lado de la proa llevan un Ojo de Osiris. Esta decoración proviene de una antigua costumbre fenicia, que también practicaban los griegos.



Para almorzar tenemos diferentes restaurantes como el Tartarun algo caro para nuestro gusto, otra opción es La Campana, donde el camarero nos dijo que no, ya estaba cerrado, tenía el día hecho, al final volvemos hacia el principio del puerto y almorzamos en Bello Neptuno, donde nos pedimos un plato de pollo de entrada y una parrillada de pescado, cuatro cervezas y dos café americanos, el servicio ha sido de primera tanto las dos camareras y como el chico que estaba dentro (61,00€). Luego nos damos un capricho y compramos unos dulces típicos de la isla, uno de fresa y coco y otro de chocolate (5,00€), estaban de vicio.




   St. Peter’s Pool

Nos dirigimos hacia la piscina de St. Peter’s Pool. Piscina natural de roca, buen lugar para nadar y tomar el sol en las rocas. Dejamos el coche arriba y bajamos caminando unos 7 minutos, un lugar con mucho encanto, esto en verano tiene que ser “la bomba” y lo es porque hemos visto vídeos y esta a tope de gente.





Aunque no nos hemos bañado ha merecido la pena llegar a este lugar por su formaciones rocosas y el hermoso paisaje que ha creado la naturaleza.





   Marsaskala
Última parada del día Marsaskala antes de volver al apartamento. En este pueblo de pescadores que se ha vuelto una zona residencial, donde los malteses suelen veranear, nos dejamos llevar por la luz de la tarde que termina y nos vamos a caminar por su avenida. 






Terminamos esta entrada con un vídeo que resume estas tres visitas. Nos leemos.



sábado, 30 de diciembre de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.