Destacado

Egipto 2017: Templo de Abu Simbel.

Hoy toca visitar uno de los templos más famosos de todo Egipto desde nuestro punto de vista hablamos del Templo de Abu Simbel. Anoche hemos llegado a Aswan, y toca madrugar para la visita del templo, nos levantamos a las 2:50 horas, hemos quedado con Ahmed sobre las 3:30 horas en la recepción del barco.


Salimos a la hora indicada, salimos del barco y nos montamos en un coche hasta el primer punto de control, esté abre a las 4 horas y son las 3:54 horas. A la hora indicada abre y una vez revisada la documentación por la policía del puesto de control partimos hacia nuestro destino. El recorrido es largo y pesado porque son muchas rectas, el chófer un chico joven no para de hablar por teléfono mediante un auricular y de comer pipas. Luego nos comenta Ahmed que hablaba con su novia para que no se quedará dormido y las pipas es un truco de la zona para también permanecer despierto, la verdad que todo eso ha funcionado, ya que la carretera es tediosa y son unas 3 horas, y más a esa hora de la madrugada, toda ayuda es poca para no dormirse, nosotros nos quedamos dormido durante parte del trayecto.  Antes de llegar damos buena cuenta del desayuno que nos habían dejado los chicos del barco en forma de pícnic. 


La foto de arriba es del camino hacia el Templo de Abu Simbel.  Es una foto sacada en nuestro regreso al barco, ¿es una montaña o se esconde debajo de ella otra pirámide?, ya que la vemos casi perfecta. Desde el templo al barco hemos tardado unas 3 horas y 20 minutos. La primera foto de la entrada, es del templo, ya que fuimos los primeros en llegar.


   Templo de Abu Simbel                   
Llegamos al Templo de Abu Simbel, es tan temprano que aún no estaba los guardias en la zona de la entrada, tuvimos que esperar un poco y pronto pudimos acceder a la zona, caminamos hasta la zona donde se encuentra un coche de los que se usan para jugar al golf. Ahmed habla con el chico y a los pocos segundos ya estamos de camino hacia el templo sentado en el coche. Como hemos dicho somos los primeros en llegar y lo pueden contemplar en las fotos sin gente y al final de la entrada pueden ver fotos cuando nos fuimos, donde ya había más turistas, gracias a Ahmed y al chófer por este momento ;). 


Templo de Abu Simbel,  también conocido como El Templo de Riamsese-Meryamun, fue construido por Ramsés II. El templo se encontraba totalmente cubierto por la arena hasta el año 1813 y en 1815 se descubrió la puerta de acceso. Entre 1964 y 1968 fue desmontado y trasladado de su emplazamiento original, unos 210 metros más allá del río y 65 metros más arriba, como consecuencia de las obras realizadas en la construcción de la gran presa de Aswan (Asuán).


El Templo de Abu Simbel consta de dos templos, el Gran Templo (foto superior) y el Pequeño Templo (foto inferior). El Templo Pequeño, Templo de Nefertari, esposa de Ramsés II,  su entrada está custodiada por dos estatuas de la reina y cuatro del faraón, alcanzando cada una de ellas una altura de 10 metros.





Templo de Abu Simbel,  el pequeño templo esta dedicado a la diosa Hathor y a Nerfatari. En las estatuas de la fachada podemos ver como el pie izquierdo esta adelantado, en actitud de marcha. A cada lado de éstas encontramos estatuas de menor tamaño de miembros de la familia real, princesas junto a las estatuas de Nefertari y príncipes junto a Ramsés II. Los seis colosos tienen diferentes característica. En la foto inferior Inma esta en la misma puerta que da entrada a dicho templo.



Templo de Abu Simbel,  el Gran templo  con su impresionante fachada, excavada en la roca, de 35 metros de anchura por 30 metros de altura, en la que están los 4 famosos colosos sedentes de Ramsés II de unos 22 metros de altura. Aquí también encontramos pequeñas estatuas a sus pies que representan a sus parientes.



En el Templo de Abu Simbel, en la imagen inferior, encontramos una representación de enemigos nubios atados.



Madrugar para verlo a solas ha sido gratificante y un esfuerzo por parte de todos que ha merecido la pena. Gracias a la organización de Mohamed Badran (Bloom Egypt).


Desde la mima puerta del Templo de Abu Simbel podemos ver su interior que se divide en dos salas hipóstilas, cinco cámaras laterales, vestíbulo, sala de ofrenda y el santuario, sancta sanctorum.


En su interior tenemos maravillosos bajorrelieves. Es el santuario del templo, encontramos las estatuas de Ra, Ptah, Amón y el propio Ramsés II. Uno de los grandes logros de este templo y misterio, es su disposición respecto al sol y es que está construido de manera que los días 21 de octubre y 21 de febrero, el sol entra por la puerta ilumina todas las estatuas del santuario excepto la de Ptah, que curiosamente era el dios de la Oscuridad. Ahmed nos cuenta esto en el vídeo y lo complicado que fue que en su traslado volviera a coincidir dichas fechas con el sol, aunque hay una diferencia como cuenta en el vídeo.




Después de una hora de visita, nos relajamos y nos sentamos a contemplar los dos templos antes de retirarnos, como habíamos comentado al principio de la entrada al final llegaron muchos turistas, ha merecido la pena madrugar tanto. Nos leemos.






Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.

follow us in feedly