Destacado

Córdoba 2017: Llegada.

Comenzamos una nueva escapada, esta vez nos vamos a Córdoba, 4 noches. Como siempre partimos del aeropuerto de Gran Canaria, esta vez volamos con Vueling hacia Málaga. Nuestro vuelo sale a las 13:45 horas (hora insular) llegando a las 17:00 horas (hora peninsular). Después de un vuelo tranquilo, recogemos las maletas y salimos hacia la estación de trenes, ya este aeropuerto lo conocemos.

Una vez en la estación de trenes validamos nuestros billetes comprados anteriormente por Internet (25,90€ por persona, en la web de Renfe) y bajamos para coger el tren de cercanías hacia la estación María Zambrano. Nos bajamos en la tercera parada, María Zambrano, estación principal de trenes de Málaga. Como la salida de nuestro tren hacia Córdoba es a las 19:05 horas, tenemos tiempo para tomarnos un aperitivo en esta bonita estación. Lo mejor de todo que esta estación comparte espacio con el Centro Comercial Vialia, teniendo muchas opciones para el ocio mientras esperamos nuestra partida en tren. Cogemos el Ave hacia Córdoba llegando a la estación a las 19:59 horas.



Una vez en la estación de trenes de Córdoba cogemos un taxi hacia el centro de la ciudad, el hotel esta al lado mismo de la mezquita. El trayecto es corto y la carrera nos cuesta 6,00€, nunca olvidaremos las palabras de la taxista, “hay que estar locos o ser turistas para venir en julio a Córdoba”, fuerte calor queridos/as lectores/as. Hacemos el check-in en el Hotel Mezquita y salimos a conocer la ciudad y a ubicarnos un poco para mañana comenzar con las visitas.



Como bien nos ha había comentado la taxista, el hotel esta en la zona turística, dentro del casco antiguo, si quieres tomar o comer algo más barato tenéis que cruzar el puente. Una vez que cae la tarde es muy agradable pasear por Córdoba, así que nos dirigimos hacia la zona donde nos había indicado la taxista.


Fotos del río Guadalquivir a su paso por Córdoba, cruzamos dicho río gracias al puente romano, conocido como el “Puente Viejo”, pasamos del Barrio de la Catedral al barrio del Campo de la Verdad.


Una vez en el barrio del Campo de la Verdad, dejamos atrás la avenida que discurre a orillas del río, y a pocos metros nos encontramos con el restaurante Los Romerillos. Nos llama la atención la cantidad de gente y que hay pocos turistas, así que nos sentamos en la terraza y nos tomamos unas cervezas con algunos platos típicos, como los flamenquines. Comida casera a un buen precio y con un gran servicio, fue así que en nuestro estancia en Córdoba pasamos como mínimo una vez al día por este local, fue todo un acierto. Estuvimos un buen rato viendo pasar la gente y el tiempo, mientras nos hidratábamos.

Luego nos fuimos al Bar Miguelito que estaba a pocos metros del anterior, este nos lo había recomendado la taxista. Tuvimos que esperar por mesa, ya que estaba todo lleno, después de unos minutos, que aprovechamos para tomarnos unas cervezas y una tapa en un tonel que tenía a la entrada del local, nos sentamos en la terraza, nos tomamos unas gambas fritas y unos calamares, estuvo bien y nos echamos unas risas con uno de los camareros.


Damos por terminada la salida nocturna y nos volvemos al hotel a descansar. Nos leemos.

viernes, 7 de julio de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.