Destacado

Cádiz 2017: Setenil de las Bodegas.

Para nuestro segundo día del año hemos preparado la siguiente ruta en coche:
  • Júzcar
  • Parauta
  • Setenil de las Bodegas  (entrada actual)
  • Genalguacil (cancelada por carretera cortada por accidente)


Una de las tardes sentados en una terraza de Ronda (Málaga) en la mesa de al lado estaban hablando de que el abuelo iba a llevar mañana a sus nietos a un pueblo muy bonito donde sus casas estaban dentro del risco. No se porque motivo se me quedo en la memoria el nombre de Setenil de las Bodegas. Una vez en el piso me pongo a buscar información de Setenil de las Bodegas, y veo que pertenece a la provincia de Cádiz, y que es un pueblo que tienen casas cuevas, así que modificamos nuestra ruta de viaje para este día para incluir una visita a Setenil de las Bodegas (Cádiz).



Desde Parauta, que es donde nos habíamos quedado en la última entrada, hasta Setenil de las Bodegas (Cádiz) son unos 40 minutos en coche y desde Ronda unos treinta minutos. Algo de historia, este lugar fue uno de los más complicados de conquistar en los tiempos de los Reyes Católicos, se produjeron hasta 7 intentos de sitiar la ciudad (“Septem nihi” – Siete nada; siete intentos que quedan en nada). En la actualidad debido a la influencia de turistas el problema es aparcar, al final lo dejamos cerca del colegio donde un chico que se gana la vida con esa zona de aparcamiento, nos cobra 1€.


Comenzamos nuestra visita por el lado izquierdo de la carretera, denominado calle Cuevas de la Sombra, hasta subir a la torre que queda del antiguo castillo. Podemos ver como las casas se han adaptado al risco, que gracias a la erupción debido al paso de los años ha creado formas muy atípicas, donde los locales han aprovechado este efecto de la naturaleza para crear sus casas, como prolongaciones de estos riscos, este tipo de viviendas se conoce como “abrigo bajo rocas”.






Subimos estas calles empinadas hacia el castillo, pasando por plazas y ermitas, siempre hacia arriba hasta llegar a lo que hoy en día queda del Castillo de siglo XII-XIII, la Torre del Homenaje y al aljibe. Las vistas del pueblo blanco de Setenil de las Bodegas son maravillosas, podemos ver la parte alta y baja separada por el barranco o tajo que se ha formado con el paso del tiempo gracias al paso del río.







Volvemos a bajar hacia el centro, en nuestro paseo podemos ver muchas herencias de la época árabe en las estructuras de las viviendas. Llegamos a la calle de las Cueva de La Sombra donde nos tomamos una caña acompañada por un plato de pulpo encebollado en uno de los restaurantes de la zona, nos sentamos justo en la otra orilla del río mirando hacia la otra parte, calle Cuevas del Sol. Podemos observar algunos puentes que unen las dos zonas.




En la foto de arriba vemos la calle Cuevas del Sol desde uno de los puentes y la parte de abajo fachadas de las casas de la Calle de La Sombra desde la parte la calle Cuevas del Sol.




En esta última zona, en la Calle Cuevas del Sol encontramos más gente y locales, será por esos rayos del sol calienta el cuerpo y alivia el frío, nosotros vamos a calentar el estómago. Nos sentamos en la terraza del bar La Escueva, donde saboreamos unas croquetas variadas y un solomillo acompañado por un vinito del país. El servicio y la comida ha sido muy buena, la verdad que es un buen lugar para almorzar en plan de tapas y ver pasar a los turistas. Aquí termina nuestra visita a Setenil de las Bodegas (Cádiz) ha sido un lugar que nos ha sorprendido gratamente, por su belleza paisajista y gastronomía, es mucho más grande de lo que esperábamos y la verdad que para conocerlo más a fondo hay que dedicarles unas horas o unos días más en la zona. Nos leemos.




lunes, 2 de enero de 2017

Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.