Destacado

La Habana 2016: Últimas horas.

Llegamos al restaurante Habana 61, ubicado en la calle Habana número 61, así que el nombre lo dice todo. En el momento de nuestra visita es el primero de la lista en Tripadvisor, por ese motivo hemos llegado hasta esta calle.



La primera nota positiva es la decoración, todo tiene su espacio, es un local pequeño pero que no agobia, muy acogedor. El servicio es excelente, amable sin llegar a ser pedante, siempre guardando las formas. La comida ha estado muy bien, tiene un aprobado alto, hemos pedido unos camarones a la criolla, solomillo a 4 sabores y cerdo con crema de limón acompañado con arroz. Recomendable al cien por cien, volveríamos. 


Una vez con el estómago lleno queríamos ir a la Plaza Vieja a tomar un café, pero hace mucho calor así que decidimos tomar una BiciTaxi que nos alcance a nuestro destino. Con pedalear controlando el esfuerzo nos llevan a la plaza, merece la pena coger una BiciTaxi te permite pasear desde otro punto de vista diferente. A continuación el vídeo.



Una vez en la plaza y después de la foto de rigor nos dirigimos hacia el Café Bohemia para tomar dos limonadas, debido al calor aplastante, entramos a su fresco patio, donde podemos comprobar que también hay habitaciones para alquilar, pues sería una buena opción para conocer la ciudad desde el mismo epicentro .



Hasta el último día con la rutina de ir a tomar un café con dos piedras de hielo a la Cafetería Escorial que se encuentra en la misma Plaza Vieja. Luego bajamos hasta la Plaza de San Francisco, y no fuimos caminando hasta el Malecón, donde podemos observar por última vez la Bahía de La Habana.





Cogemos un taxi, Almendrón, hasta el Vedado, en el vídeo superior podemos ver nuestro paseo y las risas con el conductor, esto es lo mejor de La Habana “su gente”. Nos vamos a un mercado que se encuentra en el barrio del Vedado, a comprar un plato con una decoración de símbolos que identifican La Habana, sus coches y BdM que habíamos visto días atrás.



Después de pasar por el hotel, bajamos una vez más, la última en este viaje al Malecón, estuvimos un rato a la orilla del mar. Luego subimos callejeando hasta la cafetería Token, donde cenamos y tomamos unas cervezas. Regresamos al hotel por el Malecón. Nos leemos.