Destacado

Japón 2015: Geishas y Maikos.

Una vez terminada la visita a Arashiyama nos dirigimos hacia la estación de tren, le preguntamos a un señor por dicha estación, y nos acompaña hasta la misma puerta, así de educados son los japoneses. Usando el JR Pass nos dirigimos hacia la estación de Kyoto.  


Destino la zona comercial para almorzar, elegimos otro de los restaurantes de la zona. Tenemos que esperar nuestro turno en la cola, como ya hemos dicho aquí la cola se hace sentados en una silla en el exterior del local. Comemos muy bien, algo ya normal en Japón.


Después de un descanso de una hora y poco volvemos a la parada de guagua (autobús), tomamos la número 205  y la 11 hasta llegar por segunda noche consecutiva  a la zona de geishas.



Nos dirigimos hacia la zona de Gion para recorrer sus calles en busca de una geisha o una maiko, las primeras horas fueron infructuosas. 



¿Qué es una Geisha?, a muchos se nos viene una definición a la mente, pero estamos equivocados, gracias al libro “Memorias de una Geisha” pude entender todo lo referente a una Geisha. La palabra GEISHA proviene de los fonemas chinos “Gei”, que quiere decir arte, habilidad, y “Sha” que significa persona. Eso es lo que representa una Geisha, una persona con la habilidad en distintas artes. Una maiko es una aprendiz de geisha, la palabra este compuesta por (mai) que significa "baile" y  (ko) que significa "niña". Pueden leer muchas más en internet, dejo dos páginas que hemos tomado como referencia: http://japonismo.com/blog/como-distinguir-entre-maikos-y-geishas-el-calzado y http://culturajaponesa.blogspot.com.es/2006/11/geishas-doncellas-del-placer.html.



Ya cuando íbamos a dejar la búsqueda, Inma me comenta “en el taxi, hay van dos”, así que dimos media vuelta. Siempre respetando las distancias con ellas pudimos saca unas fotos y grabar un vídeo.




La duda nos viene a la cabeza, ¿son unas geishas o son maikos?, en los blogs anteriores podemos leer sobre los detalles que la diferencian: los colores de los kimonos y obis, en los peinados y sus adornos, el dibujo del cuello, en sus sandalias…


A los pocos minutos llega un segundo taxi, con otra geisha o maiko. 






Al final, objetivo cumplido, desde nuestra ignorancia en el tema las dos primeras eran maikos por los okobo (zapatillas) que llevaban, mientras que la segunda era una geisha por su kimono, pero no estamos seguros, ya que la decoración en el pelo nos plantea dudas.

Terminamos un día más en Kyoto, nos dirigimos hacia el supermercado en busca de nuestra cena. Nos leemos.