España

Yucatán 2016: Xpujil, Becán.

Llegamos a Xpujil sobre las 12:30 horas, en esta población nos quedaremos dos noches. Nos encontramos con una avenida larga con varios carriles en ambos sentidos, tiendas, supermercados, restaurantes a los dos lados, da sensación de un lugar de paso, donde los camioneros hacen su parada para descansar. Si entramos por el lado derecho encontramos las viviendas y un mercado en la calle, más allá un cuartel del ejército. Decidimos buscar un lugar para almorzar, retrocedemos y elegimos el Restaurante Sazón Veracruzano. Lugar limpio y con una buena terraza, la comida es casera y muy buena, es así que repetimos al siguiente día. El servicio muy atento. También tiene wifi que no has permitido comunicarnos con la familia.




Nos vamos hacia nuestro alojamiento, la Casa Ka’an. Estuvimos esperando por Nico una hora, ya que la llave no estaba en la puerta de la casa. Estas casas están ubicadas dentro de una zona privada, en el interior de un bosque que nos permite estar en contacto directo con la naturaleza y oír el cantar de las aves. El alojamiento está equipado con todo lo necesario, cocina, aire acondicionado, etc. El baño es amplio y limpio. Por la mañana una chica nos preparaba el desayuno, todo riquísimo. Cada casa tiene un nombre nosotros nos quedamos en la casa La Pimienta, este nombre tiene algo que ver con nuestra vida que casualidad. Gracias a Nico por su recibimiento y recomendaciones, lugar recomendado al 100 por 100.


Teníamos la tarde libre y Nico nos había recomendado visitar Becán, y allí nos fuimos. La entrada cuesta 55MXN$. Esta zona arqueológica no es muy conocida, pero podemos decir que nos ha encantado, y ha merecido la pena visitarla. Por lo que hemos leído su nombre significa “barranca formada por agua”, este nombre puede ser debido a los fosos o canales que rodea las principales estructuras.


Encontramos varias estructuras, comenzamos por la plaza central donde se encuentra la estructura más alta, con 32 metros (foto superior). Me animo y subo a lo más alto donde podemos contemplar estas maravillosas vista de la zona.





Encontramos diferentes pasadizos donde unos carteles nos indica que nos lleva al “inframundo maya”, muchas de las estructuras tienen pasadizos y pequeñas escaleras que te llevan directos a estos pasadizos. Muchas de estas estructuras tienen torres o habitaciones en la parte superior, algunas con mascarones.




Llegamos a la Plaza de Poniente donde encontramos varias edificaciones, que son impresionantes, que nos recuerda a grandes edificios que rodean una plaza. Bajamos y subimos escaleras explorando la zona, que no deja de sorprendernos. Es un lugar con encanto que no sabemos narrarlo, así que dejamos algunas imágenes, una de ella con nuestro salto marca de la casa. Cerca se encuentra el Juego de la Pelota, pequeño, pero en armonía con el lugar.







Encontramos mascarones que han sido puesto bajo techo para ser conservado. Seguimos viendo más estructuras, unas cercas de otra, otras comunicadas por túneles, como podemos ver en la última imagen donde Inma accede mediante un pequeño hueco en la plataforma. En su época tuvo que ser una urbe con hermosos edificios todos muy cercanos, donde el estilo de construcción es conocido con Río Bec, donde los mascarones representan al dios Itzamná. Nos leemos.



Entrada en memoria de nuestra suegra y madre, Juana Melián Rivero, siempre te llevaremos en nuestra maleta.

No hay comentarios