Destacado

Yucatán 2016. Sayil.

Después de dejar las maletas en el hotel y almorzar, de lo cual hablaremos en la entrada dedicada a Santa Elena, nos dirigimos a visitar dos zonas arqueológicas que se encuentra de la Ruta Puuc. Sobre las 15:45 horas llegamos a Sayil. Sayil conocido como “Lugar de las hormigas arrieras” es una de las ciudades más importantes de la zona Puuc.


Esta ciudad llegó a tener a unos 17.000 habitantes, como ya hemos comentado fue una de las ciudades más importantes de este valle, Santa Elena. La entrada al recinto cuesta unos 50MXN$. Comenzamos la visita por el Palacio, desde nuestro punto de vista la construcción más importante de esta zona arqueológica. Este edificio fue la vivienda del gobernador y de su familia, pero también se realizaban funciones administrativas en dicho palacio. Este edificio tiene su encanto por sus tres niveles, los relieves que adornan la fachada y las escaleras que permiten subir al siguiente nivel.






La siguiente estructura que visitamos es El Mirador, templo escalonado coronado con una crestería calada que se encuentra en mal estado, esperando una reconstrucción o manteniendo.




Siguiendo el sendero llegamos hacia zona donde ese encuentra una estela que representa al dios Yum Keep, dios de la fertilidad o del falo, una imagen mejor que mil palabras.


La otra visita es el Templo de la Jamba Jeroglífica, denominado así por las jambas que encontramos en la estructura, son las columnas verticales que sostienen el dintel y forman el vano de una puerta o una ventana. Como podemos ver en las fotos o en el vídeo el templo se encuentra casi sepultado, pudiendo ver parte las jampas en la fachada que da al camino y si damos la vuelta podemos ver parte los cuartos.



En la entrada del recinto arqueológico podemos encontrar algunas estelas con unos hermosos gravados, esta ciudad en su época tuvo un gran esplendor hoy en día está a la espera de una restauración de sus edificios que le permita recuperar parte de ese esplendor, esperemos que así sea. Nos leemos.


No hay comentarios