España

La Habana 2016: Plz. Vieja.

Llegamos a la Plaza Vieja, construida en el año 1559, desde nuestra opinión uno de los rincones más bonitos de La Habana. Podemos llegar por una de las siguientes calles Muralla, San Ignacio, Teniente Rey y Mercaderes.



Sus edificios son de una gran belleza arquitectónica, como el Palacio Cueto, Palacio de los Condes de Jaruco, la Casa Franchi Alfaro. Podemos encontrar muchos cafés, terrazas, restaurantes y algún que otro alojamiento.


Nuestra primera parada es en la Factoría Plaza Vieja, para tomarnos dos jarras de cervezas artesanales, tiene modalidades clara, oscura y negra. Para la elaboración de estas cervezas usan tecnología austriaca. Hemos visto como algunas mesas sirven un tubo de cerveza donde los clientes se van sirviendo, algo que hemos visto este año también en Europa. El precio de las dos jarras fueron 4CUCs.



Siguiente parada es la cafetería El Escorial, esta parada será un ritual en estos días que estamos en La Habana, ya que nos ha encanto su café y el ambiente. Sentados en el interior del local, con un ventilador a ritmo cansino, intentamos huir del calor saboreando un café con unas piedras de hielo.



Nos vamos caminando hacia el Malecón, paseando por estas calles nos encontramos con estos coches, donde sus dueños se esmeran por tenerlos impecables y en funcionamiento.




Para llegar al hotel cogemos unos triciclos de color amarillo y verdes, llamados Cocotaxis, el precio puede variar desde 1CUCs hasta 5CUCs dependiendo de la distancia, siempre se debe pactar el precio antes.


Descansamos en el hotel un rato y sobre las 18 horas bajamos hacia El Malecón, nos vamos a una terraza de un edificio que tiene un gran cartel de Fiat, a tomarnos unas Heineken (1,25CUCs, una de las cervezas más baratas de La Habana). Luego nos vamos al muro del Malecón a ver pasar la vida, muchos cubanos y turistas suelen reunirse en la zona. Se acaba este lunes intenso en La Habana. Nos leemos.



No hay comentarios