España

Granada 2016: Monasterio San Jerónimo y alrededores.

Nos dirigimos hacia la zona del Monasterio de San Jerónimo, pero primero nos paramos a tomar un café en una terraza que está enfrente mismo del Hospital de San Juan de Dios y de la iglesia de San Felipe Neri o santuario del Perpetuo Socorro.


Fachada e interior de la iglesia del Perpetuo Socorro, la fachada principal es elegante, le faltan dos torres que fueron demolidas en el siglo XIX. Al ver que entran varios feligreses, hacemos lo mismo para observar su interior. 


A pocos pasos encontramos el Hospital de San Juan de Dios. Este lugar fue sede de los Jerónimos, que data de los siglos XVIII.



Tiene dos patios porticados que son puro arte, uno de ello a la espera de una restauración, en este encontramos pinturas de Sánchez Saravia y el segundo que se encuentra en mejor estado, casi seguro que restaurado hace poco, podemos observar su belleza al cien por cien, todo un deleite para los ojos. 


Llegamos al monasterio de San Jerónimo a pocos metros de las visitas anteriores. Este monasterio fue el primero que se construyó en la ciudad tras la conquista por los cristianos.




Fue fundado por los Reyes Católicos y cedido a la Orden Jerónima. La entrada está incluida en la tarjeta de Ganada Card. Acedemos al patio del monasterio donde podemos pasear y visitar las diferentes estancias, así como ver parte del exterior de la iglesia.







La iglesia comenzada en el año 1513, tiene una estructura y unos retablos de una gran maravilla. En la capilla mayor destaca el retablo manierista, que deja a sus visitantes sin palabras.




Esta iglesia nos ha impresionado gratamente, nos ha dejado sin palabras ver tanta belleza en su diseño, ese juego de luz que entra por la capilla principal que contrasta con la oscuridad del resto de las capillas le da una belleza inexplicable, es una joya renacentista, que por supuesto merece una visita.






Terminamos la visita y seguimos caminado por los alrededores, hasta llegar a la plaza de la Universidad donde se encuentra la parroquia de San Justo y Pastor, un lugar de encuentro de muchos estudiantes ya que hay varias facultades cercas. Aquí encontramos una estatua de Carlos V, que por lo que hemos leído es una de las víctimas preferidas de los vándalos, la verdad que "no se le ve buena cara a Carlos V". Nosotros seguimos ruta, nos leemos.





No hay comentarios