España

Japón 2015: Templo Kinkaku-ji .


Comenzamos el noveno día de nuestro viaje,  martes 15 de septiembre de 2015, nos hemos levantado a las 6 horas, después de desayunar, recogemos las maletas y hacemos el Check-out, termina nuestra primera estancia en Tokio. En la recepción nos da la opción de pagar con tarjeta de crédito y en Euros, una conversión que hacen desde el hotel, en este caso con respecto al banco salimos ganando.

Nos dirigimos hacia la estación de tren de Ueno, usando la línea circular de Yamanote llegamos a Tokio. Desde la estación de Tokio nos dirigimos a Kyoto en Shinkansen, en tren rápido. El día anterior habíamos reservado asientos en la oficina de JR usando el JR Pass, por lo tanto si coste adicional. 


Llegamos a Kioto, una de las ciudades más importantes y más nombrada de Japón. Mucho se puede leer y ver sobre esta ciudad pero lo que tenemos claro a primera vista es que todo lo contrario a Tokio, por ejemplo en la altura de los edificios y sobre todo en el transporte público, donde el  más usado es la guagua (autobus).

Siguiendo las indicaciones que nos dejaron desde el alojamiento, nos ponemos en marcha y nos vamos a pie hacia el hotel Kyomachiya Ryokan Sakura. Paseamos por calles anchas y limpias, con un diseño más tradicional que las de Tokio, pero con encanto. Como no podíamos hacer el check-in, dejamos las maletas en el hotel y nos vamos a recorrer la ciudad.  Cogemos la guagua, la número 205 hacia el templo Kinkaku-ji (precio del billete ¥230).


Llegamos a la entrada del Templo Kinkaku-ji, que se encuentra a pocos metros de la parada de guagua (autobus), la entrada cuesta ¥400.


Este templo es también conocido como el Pabellón Dorado, este templo esta ubicado en lugar mágico con la ayuda de la mano del hombre, fue la villa de descanso de un shogun Ashikaga. A su muerte, se transformó en un templo por su hijo.



La verdad es que han logrado que este lugar sea maravilloso y por lo tanto sea muy visitado, después de las fotos seguimos el camino para visitar el resto de pabellones y jardines.


Pasando el templo nos encontramos con un estanque, y la zona de los jardines.






Llegamos al final del camino donde nos encontramos con un templo, salón Fudo que contiene la estatua de Fudo Myoo, protector del budismo.


Enfrente tenemos unas tiendas, donde compramos una tablita (precio ¥300), llamadas Ema, para escribir nuestro deseo y dejarla en su sitio correspondiente. Cerca se encuentra la casa de té Sekkatei. 



Terminamos nuestra visita, Nos leemos.


No hay comentarios