Destacado

Japón 2015: Templo Ryōan-ji .


Con las tripas sonando decidimos ir almorzar, así que nos dirigimos hacia la calle principal donde nos había dejado la guagua (autobús) antes de la visita. Terminamos comiendo en un pequeño restaurante que se encontraba unos metros más abajo, vimos la pegatina de TripAdvisor y para dentro, la verdad que fue un gran acierto, comimos muy bien.



Nos vamos a la parada de autobús que está cerca de la entrada del Templo del Pabellón Dorado, aquí cogemos la guagua número 59 hacia nuestro próximo destino, compramos el billete de un día, ¥500, que nos permite coger el autobús durante todo el día sin tener que pagar más.


Llegamos al Templo Ryōan-ji, entrada  ¥500.  Este templo es conocido por su jardín de piedras, de estilo kare-sansui (jardín seco). 



En este recinto rodeado por un muro encontramos una colección de 15 rocas en un mar de arena. Como podemos comprobar mucha gente se sienta a contemplar dicho jardín. 


Varias veces se ha intentado explicar el significado de la ubicación de las piedras, pero el autor desconocido, no dejó ninguna explicación. En estos últimos años los investigadores se fijaron en la  forma creada por la arena cuando es rastrillada y se descubrió la forma de un árbol. Lo único que se, es que me relaja observar este jardín, uno intenta ver algo más allá de las piedras y las arenas.





Después de la visita del jardín, visitamos las diferentes residencias de los monjes, sus jardines, donde el agua es un elemento siempre presente.




Caminamos por el jardín, donde en la parte central encontramos un estanque que de data de la época Heian, donde en el centro tiene un pequeño  santuario.



Son las cuatro y media de la tarde, con las visitas programadas para hoy realizadas, decidimos volver al hotel. Así que cogemos las oportunas guaguas (nº 59 y 205) hasta llegar al hotel. Hacemos el Check-in.  Descansamos un rato y luego salimos a caminar por la zona, compramos la cena en un supermercado que encontramos en nuestro  paseo. La zona es tranquila y con una luz tenue que te permite viajar a otra época, pero cuando llegas a las vías principales despertamos de ese viaje en el tiempo.  Acaba un nuevo día en Japón. Nos leemos.