España

India 2014: Tarde en Jodhpur.

Una vez terminada las visitas de la mañana decidimos ir a comer pero primero queríamos tomar una cerveza, así que Bhupendra nos lleva a un local, a una especie de pub, no hay mucha gente, invitamos a Bhupendra.  Cuando salimos estaba cayendo “el diluvio padre”.

Nos dirigimos al centro a comer, sigue lloviendo, como podemos nos bajamos del coche y entramos en el restaurante Hotel Priya & Restaurant. 



Es un restaurante típico de la zona, me recuerda algunos locales de comida rápida completamente abierto con la cocina al fondo, donde muchos cocineros y pinches se afanan por tener todo preparado, al final pedimos un masala dosa (crêpe relleno de papas, cebollas fritas, verduras, etc.), arroz y un thali, todo acompañado con agua porque no venden bebidas alcohólicas. Los tres comimos por unos 4,40€. Hemos comido muy bien a un precio increíble y el servicio es rápido, y no ha parado de entrar gente, la mayoría hindú.



Lleva lloviendo una hora y media, el monzón se hace notar. Nos dirigimos hacia el hotel y ya podemos ver los estragos que está haciendo el agua en la ciudad. Pasamos por la zona de los cuarteles, hay que decir que Jodhpur es una zona militar, supongo que será por lo cerca que esta la frontera.

Llegamos a una zona donde el carril izquierdo, el nuestro ya que India  fue colonia británica se conduce por la izquierda, esta inundado. Bhupendra decide coger el otro carril, algunos conductores de otros vehículos deciden lo mismo. Este carril no esta tan inundado como el otro pero si hay bastante agua, y lo vamos notando cada vez más. Al final terminamos en un caos, todos buscando por donde salir con sus vehículos, mientras unos militares miran desde su barricada, de sacos que contiene el agua, y al mismo tiempo no deja entrar el agua al cuartel y eso ha creado un pequeño embalse. 


La cosa se pone fea, podemos ver como un coche tiene la parte delantera  completamente inundada, otros seguimos intentado salir de este caos, ya ha entrado agua en la parte trasera del coche y algunos momentos parece que flotamos. Llegamos a una zona donde en el otro carril no hay tanta agua y Bhupendra decide cruzar pero la mediana lo impide. Unos chicos que venían en una moto, y ahora están parados ya que no pueden seguir, nos ayudan a levantar algunos bloques de la mediana que estaban sueltos. Mientras, pasa una guagua local (bus)  y uno de los conductores nos hace una seña como que nuestro conductor está loco y le comenta algo Bhupendra, el cual también responde. Al final los chicos de la moto pudieron desmontar esos dos bloques que nos impida cruza de carril y al final pudimos cambiar de carril, todo a tiempo, ya que desde el motor comenzaba a salir humo y la luz de la batería se había encendido hace un rato. Vemos lo narrado en el siguiente vídeo, al final dejamos de grabar ya que la cosa se estaba poniendo fea.

En todo viaje siempre hay una situación complicada, y nosotros ya la hemos vivido. Así que decidimos ir al hotel y descansar, Bhupendra nos comenta que por hoy se termina las visitas, ha dejado de llover, le decimos que si y decidimos pasar lo que queda de tarde en el hotel.


El hotel The Gateway Hotel Jodhpur  es una maravilla, un gran complejo con piscina, habitaciones alrededor de un patio central con una fuente, donde al fondo encontramos el restaurante, y la recepción es espectacular.  Las habitaciones son grandes y muy limpias. El único pero que le pongo es que Internet es de pago y lo alejado que se encuentra del centro, lo cual lo podrían solucionar poniendo un servicio de transporte como hacen en otros hoteles.  




Descansamos un rato en la habitación, donde aprovechamos la tarde para leer. Cenamos en el restaurante del hotel y la verdad que comimos muy bien a un buen precio. Termina un día cargado de emociones. Nos leemos. Día 8, martes, 9 de septiembre de 2014.




No hay comentarios