España

India 2014: Hacia Jodhpur.

Nos fuimos a desayunar a las 8 horas, desde el hotel podemos contemplar por última vez la fortaleza de Jaisalmer. Salimos a las 9 horas hacia Jodphur. En el camino vemos un rebaño de camellos y paramos. Pudimos ver de cerca un gran rebaño de camellos guiados por dos pastores.  A los pocos minutos también se para en el arcén un autobús de turistas chilenos, estuvimos hablando un poco de la India. Uno de los pastores me deja acercarme a uno de los camellos para sacarme una foto, después de varias fotos, decidimos irnos, pero antes el pastor nos pide dinero, así que le contesto “La cartera la tengo en el coche” y  le hago señas para indicarle lo que significaba la frase, y no insiste más. Todo va por dinero en esta zona de la India.



Seguimos nuestra ruta por carretera hasta nuestro destino, haciendo una pequeña parada para sacar una foto de lo que creo que era un ciervo. 


Hacemos una parada técnica a las 10:50 horas para estirar las piernas. El tráfico sigue siendo como siempre, encontramos de todo y mucho camión.





A las 14:20 horas llegamos a nuestro destino. Jodhpur es la segunda ciudad mayor del estado de Rajastán. Entramos por la parte nueva de la ciudad, la ciudad está dividida en la ciudad antigua y la nueva. Muchas casas se están pintadas de color azul, sobre todo la azotea, de dice que es para ahuyentar los mosquitos y para huir del calor, por este motivo es conocida como la Ciudad Azul.


Decidimos almorzar un local totalmente hindú, en el Shri Rambho Jnalay. Se encuentra en la parte nueva de la ciudad. Verdadera comida hindú, comemos con las manos y ayudándonos del pan.  Los tres hemos comido por 5,79€. Aquí hemos tenido una anécdota muy curiosa, somos los únicos extranjeros en el restaurante, que está lleno de locales. Uno de los freganchines no para de mirarnos desde la cocina. No contento con mirarnos de lejos, dejo sus labores y salió, se acerco a nuestra mesa que estaba al fondo del local, se paro delante de la mesa, miro a Inma de arriba a abajo sin ningún tapujo y se fue, después de unos segundos de silencio, comenzamos todos a reírnos. Esto demuestra que no vienen muchos turistas a este restaurante.


Seguimos hacia nuestro hotel (hablamos del hotel en la próxima entrada), que se encuentra en una zona apartada del centro de la ciudad. La verdad que la ciudad es caótica y ruidosa.

Después de descansar y  asearnos decidimos bajar al centro de la ciudad antigua. Llegamos al Sardar Bazar. Antes de entrar al bazar en la misma puerta, hay un desfile de carrozas, un elefante, mucha gente bailando al son de la música y mucha diversión. Celebran alguna festividad por alguno de sus dioses que va en una de las carrozas, nos quedamos un rato viendo pasar la comitiva.



Entramos al zona central de bazar, donde muchos puestos de comidas ya están recogiendo, aquí está la Clock Tower. La torre es el punto de referencia del casco antiguo, fue construida por el marajá Sardar Singh en 1910.



Decidimos permitirnos un lujo e ir a comer a unos de los restaurantes más selectos de la ciudad On the Rocks. El comedor de la terraza es muy bonito, con música de fondo y a luz de las velas, decoración acorde con el lugar, todo esto permite que el comedor tenga un gran ambiente. Los camareros son muy atentos y la comida es exquisita. Hemos pasado una agradable velada a la luz de las velas, y la calidad – precio es excelente. El precio de la cena ha sido 24.87€, dos personas, estamos en India. 





Después de una buena cena volvemos al hotel. Nos leemos. Día 7, lunes, 8 de septiembre de 2014. 


No hay comentarios