España

India 2014: Ciudadela de Jaisalmer.

Volvemos a subir hacia la ciudadela pasando por las puertas que habíamos mencionado en la entrada o post anterior, vista de la puerta de los vientos o Hava Pol, y también algunas tiendas que vamos encontrando por todos los sitios.

Nos perdemos por diferentes callejones que no habíamos visto anteriormente con el guía y encontramos varias tiendas, en una de ella un chico nos dice “Más barato que El Corte Inglés”. Entramos y pasamos un buen rato regateando, al final compramos algunas prendas y nos tomamos un té junto, aprovechamos el momento para indicarle que cambiara el eslogan anterior por el siguiente: “Más barato que Zara”. Después de practicar y practicar la frase, en lo que nos tomamos el té, ya la ha memorizado y tiene nuevo eslogan. Toda la conversación ha sido en un inglés nada fluido por parte de los tres, bueno él lo domina más.



Nos dirigimos a un local para almorzar, lo habíamos visto anteriormente con el guía, este local lo aconsejan en las guías que llevamos al viaje, así que había tomado nota de su ubicación. Son cerca de las doce y media, así que entramos en el Sunsetcafe. El comedor está en la azotea, con vistas más allá de la ciudadela. No busques lujo, porque no lo hay, pero todo eso se compensa con una buena comida y un buen servicio de los chicos que regentan el local. También tiene wifi libre, con una conexión aceptable a Internet. Hemos comido muy bien y hemos pensado volver esta noche, la comida esta riquísima y no es picante, y con una buena cerveza fría.


Volvemos caminando hacia la plaza central y al Palacio del Marajá. Entramos al patio, y preguntamos precio, pero al final no decidimos entrar, ya que el precio era elevado y nos habían dicho que no era gran cosa, así que decidimos aprovechar el tiempo en seguir paseando por la ciudadela.


Subimos a la muralla, donde podemos contemplar la nueva ciudad que se ha formado en el exterior de la ciudadela. Visitamos varios miradores.




Seguimos caminando y al final decidimos sentarnos en la puerta de los vientos o Hava Pol, la verdad que tenemos que decir que si corre aire, y hace fresquito.


Volvemos a pasear por las calles y en una de ella como arte de magia, a las tres de la tarde, comienza a salir agua de las fuentes, y los vecinos, en este caso los niños salen en busca de la preciada agua. 


Llegamos otra vez a la plaza y salimos de la ciudadela.



Nos dirigimos al aparcamiento donde habíamos quedado con el chófer. En esta zona hay dos tiendas que venden alcohol, algo normal en la India. Así que decidimos entrar a comprar una cerveza (100Rps) para el hotel. Como faltan 15 minutos para que venga el chófer y hace mucho calor, decidimos dar cuenta de la cerveza ya, le preguntamos al tendero si la puede abrir, y con la misma, como no teníamos donde sentarnos nos hace señas que pasemos a la parte de atrás de la tienda. En la parte trasera entre cajas de cervezas, hay varios taburetes para sentarse, por lo visto esta zona está habilitada para que los hindús se tomen las bebidas aquí, fuera de la vista del resto. Cuando entramos ya había una persona tomándose una cerveza, nos saludamos con un movimiento de mano, luego entran dos más, estos toman whisky, esto es un botellón. Nos tomamos la cerveza y compramos otra para el hotel.



Nos fuimos al hotel a descansar. A las siete de la noche quedamos con el chófer para volver a la ciudadela, y pasear de noche.  Llegamos al aparcamiento y volvemos a subir hacia la ciudadela. Volvemos a pasear, en este caso visitamos un haveli, que ahora es hotel, el chico que esta en la recepción deja todo y nos enseña el hotel, el sitio es encantador y está lleno de turistas. La verdad que el alojamiento es ideal, dentro de la ciudadela, con una decoración maravillosa y en un haveli. Volvemos a cenar una vez más al Sunsetcafe, esta vez nos ubicamos en el comedor donde nos tenemos que sentar en una alfombra, un encanto más de este restaurante.  Después de cenar seguimos paseando hasta que es la hora de volver al hotel. Nos leemos. Día 6, domingo, 7 de septiembre de 2014.



No hay comentarios