Destacado

India 2014: Bikaner.

Llegamos sobre las 13:10 horas a la ciudad de Bikaner. Bikaner ciudad ubicada al norte del estado Rajasthan, en el desierto del Thar y ciudad fronteriza. Es famosa por tener los camellos más veloces del estado. Esta ciudad es conocida en los foros de viajeros como ciudad ruidosa y con contaminación por encima de los valores normales. En un principio nosotros observamos el mismo ruido que en el resto de las ciudades que hemos visitado, y sobre la contaminación tenemos un buen día, calor y humedad alta, así que como el resto de ciudades.


Llegamos a nuestro hotel y nos dejan tiempo para acomodarnos, y asearnos antes de comenzar la visita de la ciudad. Nuestro alojamiento es en el Laxmi Niwas Palace, este hotel ocupa parte del palacio del marajá (gran rey) de Bikaner. Este palacio es un hermoso edificio de gres rosa. En la entrada un empleado nos para y comprueba que somos clientes, una vez comprobado entramos en un inmenso jardín,  todo esto con el coche, hasta llegar a la recepción. 



En la recepción nos atiendes como si fuéramos de la corte, una toallita para asearnos y luego un refrigerio. Una vez formalizada la  documentación, nos acompañan a nuestra habitación pasando por un inmenso patio, donde en la parte alta se encuentra las habitaciones y en la parte inferior el restaurantes, bar, zona recreativa, el acceso a la piscina, etc. Una vez llegamos al ascensor podemos comprobar que es de los que tiene la reja negra como puerta, es decir todo una reliquia.






La habitación es grande, una sala de estar, luego pasamos a la habitación y luego después de pasar un pequeño pasillo donde se encuentra un pequeño y coqueto escritorio llegamos a un inmenso baño. Tiene todo lujo de detalles: nevera, wifi gratis, caja de seguridad, aire acondicionado, etc. Podemos decir que nos sentimos como un marajá y el personal del hotel es encantador.



Volvemos a la recepción y conocemos al guía, se llama Rahmat Khan. Decidimos ir a comer antes de comenzar la visita. Así que nos ponemos en marcha y después de intercambio de opciones de done comer, las que el guía sabe y las que yo tengo marcadas en mi guía, terminamos comiendo en el restaurante y hotel Harasar Haveli.



Una vez en el restaurante decidimos comer en la parte baja y luego por la noche volvimos y comimos en la parte alta, una especia de terraza. La comida está bastante bien y aún buen precio, con cervezas bien frías. La decoración es bastante interesante, tenemos que decir que un Haveli es un término usado en India como en Pakistan para nombrar a las mansiones privadas, con una impresionante arquitectura y lujosa decoración. Teníamos comida india (dal, paneer masala, pollo, arroz y Nan), comimos por un total de 900 Rps (11,84€) dos personas.



Antes de almorzar el guía nos comenta, que la ciudad ha sido olvidada por el turista y que muy pocos pasan por aquí. En esta entrada hemos hablado de alojamiento y comida. . Nos leemos. Día 4, 5 de septiembre de 2014.


No hay comentarios